Haití necesita técnicos, no tropas

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

5 Septiembre 2011, 5:52 PM
Escrito por: German Marte (germanmarte4@gmail.com)

Siete años después de que tropas de las Naciones Unidas invadieran su territorio bajo pretexto de acabar con la inestabilidad política y evitar el colapso de la nación, Haití sigue siendo un país tan inestable, pobre e inseguro como lo era antes, lo que demuestra que esta ocupación no ha servido de nada.

De hecho, lo más trascendente que se le puede endilgar a la eufemísticamente llamada Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah) ha sido el cólera, dado que fueron precisamente soldados de Nepal pertenecientes a las tropas de la ONU quienes llevaron la bacteria que produce la enfermedad a la empobrecida nación, donde ha causado más de seis mil muertes, en menos de un año. (Esta cantidad de muertes provocada por este mal supera por mucho el número de víctimas registradas en la patria de Toussaint en por lo menos las dos décadas anteriores).

Otro “logro” de las tropas de ocupación ha sido mantener alejado del poder al derrocado presidente Jean Bertrand Aristide. Ninguna otra cosa.

¿Pero, necesita el país más pobre del hemisferio occidental la presencia de 7,500 soldados o necesita más ayuda para salir de la miseria en que lo han sumido sus malos gobiernos y los países desfalcadores como lo hizo Francia en el siglo XIX? La respuesta es obvia, aunque no falte quien quiera creer lo contrario.

Lo que necesitan nuestros hermanos haitianos es la solidaridad real de las demás naciones del mundo para recomponer su aparato productivo y que pueda explotar las pocas o muchas riquezas naturales que posea.

Donde impera el hambre y la pobreza no hacen falta soldados y fusiles, sino comida y trabajo.

En un país devastado por un terremoto de 7 grados que dejó más de 300 mil víctimas y cerca de un millón de personas sin hogar, no hacen falta militares extranjeros con sueldos pagados en dólares, sino ingenieros y albañiles para construir casas.

En un país deforestado no hacen falta tanques, ni helicópteros con potentes ametralladoras, sino viveros, agrónomos y recursos para desarrollar un vigoroso plan de reforestación.

En una nación donde el cólera ha matado más de seis mil personas, sin que la ONU, cuyos soldados llevaron la enfermedad, se haya hecho responsable, no faltan tenientes, ni coroneles, sino médicos, enfermeras y medicamentos.

Los soldados de la Minustah deben salir ya de Haití.

En su lugar, si la ONU no fuera una prostituta al servicio de las grandes potencias, enviaría urgentemente un contingente de ingenieros, médicos, agrónomos y, sobre todo, muchos recursos a Haití.

Esto deberían tomarlo en cuenta, de manera muy especial, los gobiernos progresistas de Brasil y Uruguay, los cuales deben proponerse sustituir por técnicos los soldados que tienen desplegados en territorio haitiano.

Está demostrado que los soldados, los fusiles y las balas pueden acabar con el pobre, pero nunca con la pobreza.

¡He dicho!

 

Publicado en El Dia -  de R. Dominicana.

 


Haitianos piden retiro de tropa uruguaya



 

 

Decenas de haitanos protestan contra presencia de la Minustah

 

Puerto Príncipe, 5 sep (PL) Decenas de haitianos protestaron hoy frente a una base de la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah), donde se encuentra un grupo de militares uruguayos acusados de la violación de un joven.

  Los manifestantes exigieron con pancartas y gritos la retirada de los soldados, envueltos en el segundo gran escándalo de ese cuerpo armado aquí, pues meses atrás fueron acusados de la difusión de una epidemia de cólera, que ya cobró más de seis mil decesos.

Los habitantes de la sureña comuna de Port Salut, a unos 174 kilómetros de esta capital, hicieron un llamado desde el pasado domingo para la protesta, luego de la difusión de un video en el que se aprecia la supuesta violación.

La grabación difundida en Internet (www.youtube.com/watch?v=4GsFgEkbXjI) el pasado sábado muestra a un grupo de uruguayos cuando, al parecer, someten sexualmente a un joven.

En las imágenes tomadas con un celular se ve al muchacho negro acostado sobre un colchón, boca abajo, con los pantalones a medio bajar, y sujetado por los militares, uno de ellos sin camisa. El presidente haitiano, Michel Martelly, calificó de intolerable las supuestas agresiones y solicitó castigo contra los implicados en ese hecho.

Son acciones que no se pueden tolerar y los autores y cómplices no quedarán impunes, afirmó un comunicado publicado hoy por la Presidencia.

El vocero de la Armada uruguaya, Sergio Bique, negó que se tratara de un caso de violación. "Es una broma de mal gusto, en mal momento y mal lugar", sostuvo.

Por su parte, el Ministerio de Defensa de la nación suramericana destituyó la víspera al jefe de su cuerpo naval aquí y anunció que repatriará a los efectivos cuando finalice la investigación sobre el incidente.

A mediados de agosto pasado una organización civil haitiana, la Comisión de Investigación para el Desarrollo y la Organización, denunció supuestas violaciones y prostitución de niños por militares uruguayos.

Abusan sexualmente de ellos y hasta les toman fotografías con sus teléfonos cuando están desnudos, dijo Ernso Valentinuna, un responsable de esa entidad.

En un mensaje enviado al diario digital HpnHaiti sostuvo además que los soldados fumaban marihuana en presencia de los menores.

La Minustah fue sucesora de una Fuerza Multinacional Provisional, autorizada por el Consejo de Seguridad de la ONU en febrero de 2004, año en que el entonces presidente Jean Bertrand Aristide fue obligado a exiliarse tras un golpe de estado.

Haití no cuenta con Ejército propio desde 1995, cuando fue disuelto tras numerosas acusaciones de violación de los derechos humanos.

arc/lio

Prensa Latina

 

Ver también la publicaciión de El Muerto Idéntica vergüenza

Comentar este post