Haití y los explotadores

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Queremos nombres y apellidos. Queremos a las personas detrás de la explotación, de la ignominia, del abuso y de la barbarie. De los crímenes de guerra y de los crímenes en la paz.

No podemos seguir hablando de instituciones o de países. No hablemos solo de la ONU ni de la MINUSTAH. Tampoco del gobierno haitiano o del americano. Esto es demasiado conveniente para los criminales con nombres y apellidos detrás de estas instituciones y países.

Ni siquiera hablemos del destacamento nepalí en general. Un destacamento responsable y probado como fuente del cólera en Haití y al que han intentado tapar de todas las maneras posibles,

No hablemos de Uruguay ni del destacamento uruguayo de la ONU responsable de las violaciones a un joven haitiano que aún con evidencia de video tratan de salvar de sus crímenes.

Ni siquiera hablemos tampoco del resto de delegaciones de la ONU operando en Haití como repúblicas independientes de ocupación haciendo toda clase de abusos unos conocidos y la mayoría no.

Ningún haitiano podrá decir que ha sido sustancialmente ayudado por ninguna de les delegaciones de la ONU para poder pescar y no seguir esperando por un pescado viejo tirado a la cara.

Pero no hay ningún haitiano que no tenga historias que contar sobre violaciones, abusos y represión en su propia tierra por parte de personas de carne y hueso, con nombres y apellidos, que  representan a instituciones supuestamente humanitarias.

Tampoco sirve de mucho seguir hablando del banco mundial o de donde han ido a parar los millones aportados por los donantes para la reconstrucción de Haití ni donde están las ayudas prometidas. Nada de eso.

Hablar de las instituciones no funciona.

Queremos, necesitamos hablar de identificar los nombres de personas de carne y hueso que socavan el prestigio (El cada vez menos y más dudoso prestigio) de todas las instituciones y países supuestamente ayudando en Haití. Primero hay que acusar a los que están al frente para que se vayan o se defiendan iniciando investigaciones para identificar a los criminales.

Cada una de estos criminales, deben ser identificados por su nombre y llevados ante el tribunal internacional de la Haya por crímenes contra la humanidad.

Los gobernantes de los gobiernos de los países con intervención en Haití y los dirigentes de todas las instituciones y ONG´S que no lleven a cabo serias investigaciones y una purga interna depurando responsabilidades hasta las últimas consecuencias en cada acusación, no merecen a sus dirigentes actuales que en tal caso además de ser cómplices, deben ser removidos de su cargo de inmediato.

La ONU ha probado ser más que una ayuda, el peor enemigo de Haití por las consecuencias de su presencia tanto en salud como en represión y por la pobre por no decir ausente ayuda prestada.

Si no fuera por las más de 10 mil organizaciones humanitarias independientes (y pequeñas) los muertos por hambre y necesidad en Haití serían miles diariamente.

Y no hablo solo de la ONU sino también de la Cruz Roja, de World Vision y de muchas otras organizaciones de nombre rimbombante cuya eficiencia en Haití deslumbra por su poca transparencia. Yo mismo soy testigo de haber enviado un dinero mensual para un niño haitiano y pasados los 18 años seguían enviándome pruebas escolares de un niño de seis. Fui a Haití varias veces pero debes anunciar con tres meses de antelación la visita a su niño para poder ver a tu niño apadrinado. Transparencia poca.

Yo me creía que después de dos años de ayudar a una comunidad de refugiados en Haití, alguna de estas famosas y grandes organizaciones se acercarían a nosotros para hacerse cargo, pero no solo no ha sucedido nada de esto, sino que Haití está cada vez peor y cada vez más sola.

Ahora y como guinda, vemos como aparentemente sucedieron compras de tierras a sabiendas de que contenían recursos y reservas minerales que por sí solas sostendrían Haití y le darían la economía necesaria para salir adelante.

La más que aparente manipulación de tierras ricas en yacimientos auríferos cae también bajo las mismas sospechas y bajo la misma necesidad de ponerle nombres y apellidos de personas muy concretos a los que están detrás de la explotación de otros seres humanos para ser cada vez más ricos sobre los cadáveres de niños indefensos y seres humanos que mueren a diario de hambre y necesidad.

Malditos LOS QUE CALLEN
Malditos LOS QUE OTORGUEN
Malditos LOS QUE SEAN COMPLICES
Malditos LOS QUE SE ENRIQUEZCAN A COSTA DE HAITI 
Malditos delante de Dios mismo.

80grados

Comentar este post