Hillary Clinton llama a actuar contra Siria al margen de la ONU

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, arremetió este domingo contra Rusia y China, después de que el sábado estas dos potencias vetaran una resolución de condena contra Siria en el Consejo de Seguridad, y calificó de “farsa” ambos vetos.

Hillary Clinton

Washington trató de impedirlos hasta el último momento con el apoyo de Europa occidental y la Liga Árabe, pero no lo consiguió, lo que ha creado una situación que no dispersa las incertidumbres de lo que puede ocurrir a partir de ahora.

“Ante la neutralización del Consejo de Seguridad, hemos de redoblar nuestros esfuerzos fuera de las Naciones Unidas junto con los aliados y socios que apoyan el derecho del pueblo sirio a tener un futuro mejor”, dijo Clinton en Bulgaria, en su primera reacción a la frustración del sábado. La secretaria habló de unos misteriosos “esfuerzos fuera de las Naciones Unidas”, sin precisar qué pasos dará Washington una vez Rusia y China han “neutralizado” el Consejo de Seguridad.

Las palabras de Clinton sugieren que Washington está preparando alguna estrategia para obrar al margen del Consejo de Seguridad, una posibilidad con la que cuenta la diplomacia rusa, que sigue apoyando al presidente Bashar Al Assad y aboga por el diálogo. La oposición lo rechaza y exige la caída de Al Assad antes de negociar. Hace unos meses, el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, dijo que si EEUU quiere intervenir militarmente en Siria nadie lo podrá impedir, pero al menos Moscú no permitirá que se apruebe en Nueva York una resolución en ese sentido.

La votación de Rusia y China suscitó numerosas críticas en el mundo árabe y en Occidente.

Implicación de Israel

La posible implicación de Israel en el conflicto es una cuestión que se debate a diario en la región, discutiéndose incluso si lo hace directamente o a través de Arabia Saudita y EEUU. El viceprimer ministro israelí y titular de Asuntos Estratégicos, Moshe Yaalon, declaró este domingo que un hecho positivo para Israel sería la “fisura en el eje del mal que forman Teherán-Damasco-Beirut-Hamás”, una alianza que no se ha doblegado ante el eje del bien, que bajo su parecer es “EEUU-Israel-Arabia Saudita”.

Es evidente que una caída de Al Assad traería buenas noticias para Israel y para Arabia Saudita. Por una parte, cortaría de raíz el vital eslabón entre Irán y Hezbolá, y el vínculo entre Irán y Hamás, y esto redundaría en beneficio de Israel. En cuanto a Arabia Saudita, este país desea la caída de Al Assad para tener otro aliado en la región y para aislar a Irán y a Hezbolá en Líbano.

LibreRed.net /Público

Etiquetado en Zona de conflictos.

Comentar este post