‘Hombre de Orce’ de 1.5 millones de años seguirá bajo tierra

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

El ‘Hombre de Orce’ está emparentado con el ‘Hombre de Atapuerca’.

 

Orce parece maldito. Investigadores del yacimiento paleontológico de Atapuerca, en Burgos, como María Martinón Torres, reconocen en voz alta que el conjunto granadino “no tiene nada que envidiar” al yacimiento burgalés. Sin embargo, Atapuerca es una referencia internacional y Orce es un lugar que remite a la tragedia de la ciencia española: el perro del hortelano, acusaciones cruzadas de fraude y una absoluta dejadez de las administraciones públicas.

 

Algunos de los paleoantropólogos más prestigiosos de este país se niegan a hablar de Orce en público.

.

.

La presencia de homínidos en Europa ha sido continuada desde hace más de un millón de años, como se evidencia en el yacimiento de Vallparadís, donde se han encontrado restos arqueológicos más antiguos que los de Atapuerca.

Las herramientas y restos hallados en Vallparadís, en Terrassa (Barcelona), han demostrado que la presencia de nuestros antecesores fue continua en el continente europeo desde hace más de un millón de años, en el Pleistoceno inferior, y no intermitente como se creía.

 

 


 

Subido por el 20/10/2010

Reportaje sobre el documental El Hombre de Orce, en el que el director Manuel Navarro repasa la historia del descubrimiento de los restos del primer habitante de Europa a cargo del profesor Josep Gibert y la posterior polémica desatada.

 

—————-

El ‘Hombre de Orce’ seguirá bajo tierra

La Junta de Andalucía ignora una solicitud de Oxford para excavar en el yacimiento donde se halló un polémico cráneo de 1,5 millones de años

MANUEL ANSEDE Madrid 11/08/2011

El controvertido fragmento de cráneo descubierto en Orce en 1982 y conocido como 'la galleta'. ARSENIO ZURITA

El controvertido fragmento de cráneo descubierto en Orce en 1982 y conocido como ‘la galleta’.

El presunto primer europeo seguirá bajo tierra. La Junta de Andalucía ha ignorado la solicitud para excavar en el yacimiento granadino en el que en 1982 aparecieron los restos del cráneo del supuesto Hombre de Orce, un homínido que habría vivido hace más de 1,5 millones de años.

En marzo, un equipo de 32 científicos de siete países, liderado por Sarah Milliken, profesora de arqueología de la Universidad de Oxford, pidió permiso a la Junta de Andalucía para excavar en Venta Micena, uno de los yacimientos clave de Orce (Granada). La Consejería de Cultura “ni siquiera ha respondido”, según denuncia Luis Gibert, geólogo e hijo del descubridor del cráneo del llamado Hombre de Orce, Josep Gibert. El yacimiento, sostiene el geólogo, “no se excava de manera sistemática desde 1985″.

Orce parece maldito. Investigadores de Atapuerca, como María Martinón Torres, reconocen en voz alta que el conjunto granadino “no tiene nada que envidiar” al yacimiento burgalés. Sin embargo, Atapuerca es una referencia internacional y Orce es un lugar que remite a la tragedia de la ciencia española: el perro del hortelano, acusaciones cruzadas de fraude y una absoluta dejadez de las administraciones públicas. Algunos de los paleoantropólogos más prestigiosos de este país se niegan a hablar de Orce en público.

Un borrico

La maldición comenzó en 1987, cuando los codescubridores del cráneo, Jordi Agustí y Salvador Moyà Solà, abandonaron a Gibert y publicaron que los restos no pertenecieron a un humano, sino a un caballo. En seguida se empezó a hablar del Burro de Orce. La revista satírica El Papus publicó en su portada el cuerpo de un hombre con cabeza de borrico que decía: “Zoy ezpañó, cazi ná”.

Sin embargo, Luis Gibert, de la Universidad de Barcelona, no se ha rendido y está empeñado en terminar la obra que comenzó su padre, fallecido en 2007. Además de la arqueóloga de Oxford, Gibert se ha rodeado de otros investigadores de prestigio. El padre de las excavaciones de Atapuerca, Emiliano Aguirre, y uno de los descubridores de la Australopithecus conocida como Lucy, Yves Coppen, respaldan el proyecto de Gibert. Pero la Junta, de momento, mantiene el yacimiento cerrado a cal y canto.

“Habíamos pedido comenzar a excavar el 1 de agosto. Como respuesta sólo hemos recibido silencio administrativo. Si, por lo menos, hubieran rechazado nuestro proyecto podríamos haber mejorado las deficiencias, pero ante el silencio no podemos hacer nada”, lamenta Gibert.

Tres de los yacimientos de Orce -Venta Micena, Fuente Nueva 3 y Barranco León- tienen una antigüedad de por lo menos 1,3 millones de años. La Junta sólo ha permitido las excavaciones en los dos últimos a un equipo dirigido por Robert Sala, de la Universitat Rovira i Virgili. Venta Micena sigue paralizado.

El delegado de Cultura de la Junta en Granada, Pedro Benzal, admite el retraso histórico, pero asegura que desde la llegada en marzo de 2010 del nuevo consejero de Cultura, Paulino Plata, “Orce es la prioridad número uno”. Benzal atribuye la parálisis en uno de los yacimientos más importantes de Europa a las peleas en los tribunales y a las trabas burocráticas.

 cienciasticfuensanta.blogspot.com/2011/04/yac…

“La casa está ordenada”

Tras más de una década de cerrojazo, la Junta autorizó en 2003 una pequeña intervención en Venta Micena al Instituto de Paleontología Crusafont, de Sabadell. Esta institución científica puso al frente de las miniexcavaciones a Josep Gibert. Finalmente, la Junta impuso una multa de 60.000 euros al investigador por, supuestamente, excavar sin permiso. El contencioso administrativo se alargó hasta la muerte de Gibert en 2007.

“El parón en Orce pudo estar motivado por aquel litigio, pero ya no va a haber ningún parón más en la zona”, opina Benzal. Sin embargo, el yacimiento ha seguido parado desde 2007. El delegado de la Junta achaca este segundo bloqueo a la burocracia. El Gobierno andaluz ha decidido declarar los yacimientos de Orce como Bien de Interés Cultural (BIC). Y para gestionar un BIC, argumenta Benzal, es necesario un plan director, que regulará las excavaciones en la zona durante “los próximos 10 o 15 años”.

“Sin la declaración de BIC no podíamos planificar las excavaciones. Ahora la casa está ordenada y vamos a ver si caben varias familias”, añade Benzal, en referencia a los diferentes equipos de científicos. El plan director, asegura, estará listo en septiembre.

Para Luis Gibert, no obstante, todos estos razonamientos son excusas. “El silencio administrativo se debe a la política de la Junta de restringir los permisos de excavación a nuestro grupo“, zanja. En realidad, en Venta Micena no investiga ni su grupo ni ningún otro. Es, según todos los expertos consultados, un yacimiento desperdiciado por una mala gestión.

“Me consta que la Dirección General de Bienes Culturales de la Junta no tiene ningún veto contra el equipo de Gibert. Yo le pido paciencia y prudencia, porque nadie excluye que su equipo pueda intervenir a medio plazo. Nadie ha tirado su propuesta a la papelera“, responde Benzal, que lanza una advertencia: “A Gibert no le viene bien hacer declaraciones de que está vetado”.

El director de las excavaciones en los otros dos yacimientos de 1,3 millones de años, Robert Sala, cree que el conflicto “tiene que solucionarse ya”. Su equipo comenzará el 28 de agosto los trabajos en Barranco León y Fuente Nueva 3. Allí, en campañas anteriores, los científicos han desenterrado evidencias de actividad humana de hace 1,3 millones de años, como herramientas de piedra y huesos de animales con marcas de corte. De momento no ha aparecido ningún resto fósil. En Venta Micena, subraya Sala, muy crítico con el supuesto Hombre de Orce, “ni fósiles humanos ni evidencias de actividad humana”. No obstante, añade: “Todos esperamos que se excave en Venta Micena, pero la decisión es de la Junta”.

Sala espera encontrar restos de la llamada especie Ñ, la misma hallada en la Sima del Elefante, en Atapuerca, que habría vivido hace más de 1,2 millones de años. Uno de los miembros de su equipo, Juan Manuel Jiménez Arenas, de la Universidad de Granada, cree que el debate sobre si el cráneo descubierto por Gibert perteneció a un caballo o a un humano “es estéril, porque en Orce hay presencia humana sí o sí“.

Una guerra heredada

El geólogo Luis Gibert ha heredado la guerra emprendida por su padre contra la Junta de Andalucía para excavar en Venta Micena. Y también ha heredado la confrontación con buena parte de la comunidad científica. El catedrático Paul Palmqvist, de la Universidad de Málaga, conoce bien el trabajo de los Gibert. En 1995, firmó con el padre un artículo en la revista Journal of Human Evolution que resucitó al supuesto Hombre de Orce, pero en seguida volvió a morir. Palmqvist había analizado las suturas craneales de un dibujo que le había suministrado Gibert y había llegado a la conclusión de que aquello no era un caballo, sino un humano. En cuanto se publicó el estudio, un colega le dijo: “Paul, te han dado gato por liebre”. El dibujo de Gibert estaba simplificado y Palmqvist reculó: el cráneo seguía siendo de caballo. “Josep Gibert siempre fue un chapucero, sólo iba buscando evidencias para sus conclusiones. Sólo excavaba en busca de restos humanos, lo demás le daba igual”, sentencia Palmqvist, que codirigió la última excavación puntual en Venta Micena, en 2005. “Tiene sentido que allí no haya restos humanos, porque Venta Micena era una especie de basurero para las presas de hienas gigantes, que eran exclusivamente carroñeras. En ese contexto los homínidos no pintan nada”, opina.

http://www.publico.es/ciencias/391118/el-hombre-de-orce-seguira-bajo-tierra

Noticias relacionadas

.

 

El hombre de Orce – Estamos ante un libro importante. Las incontestables evidencias fósiles y líticas encontradas en los yacimientos de Orce (Granada) revolucionan las teorías hasta ahora existentes acerca de la colonización de Europa por los primeros homínidos: no entraron por el este, procedentes de Oriente Medio, sino que lo hicieron por el sur, atravesando el Estrecho de Gibraltar, directamente desde África. Y llegaron, además, mucho antes de lo que hasta ahora se había probado: los restos fósiles de venta Micena tienen al menos un millón y medio de años de antigüedad, lo que lo convierte, sin duda alguna, en los homínidos más antiguos de Europa. José Gibert escribe con un lenguaje ameno y riguroso sus teorías, a la vez que relata sus propia experiencia en Orce, todo un ejemplo de tesón y confianza en la ciencia, a pesar de las múltiples campañas de descrédito emprendidas contra sus hallazgos; toda una aventura científica.

José Gibert Clols (Valls, Tarragona, 1941) es doctor en Ciencias Geológicas. Catedrático de Ciencias Naturales en los Institutos de Montcada y Egara, desde 1983 es investigador del Instituto de Paleontología Dr. M. Crusafont de Sabadell. Da clases de doctorado en la Universidad Autónoma de Barcelona y es miembro del Instituto Darwin Internacional, con sede en París. Con más de doscientas artículos en revistas especializadas, ha coordinado cuatro monografías sobre temas de paleoantropología. Pero, sobre todo, Gibert es un investigador y un científico de campo. Ha descubierto varios yacimientos con mamíferos fósiles del Eoceno en el Pirineo catalán y aragonés, del Mioceno en distintos puntos de Aragón y Cataluña, pero, sobre todo, ha descubierto los importantísimos yacimientos del Pleistoceno de la depresión de Baza. También ha excavado en importantes yacimientos de Murcia y Levante.

http://www.parqueciencias.com/export/sites/default/comun/galerias/galeriaImagenes/parqueciencias/Historico/Presentaciones-e-Inauguraciones/2004/orce/el_hombre_de_orce.jpg_591114082.jpg

 

La resurrección de Orce

DANIEL MEDIAVILLA MADRID 27/06/2009

Tras cuatro años de parálisis, este verano se excavará de nuevo en la cuenca Guadix-Baza La polémica ha dificultado la explotación de uno de los mejores yacimientos de Europa.

El cráneo de Orce

El cráneo de Orce

En 1982, el paleoan-tropólogo Josep Gibert desenterró cerca de Orce (Granada) un fragmento de cráneo de más de millón y medio de años. Poco después, él y su equipo atribuyeron el fósil a la especie Homo y en 1983 publicaron el hallazgo en Paleontologia i Evolució, la revista del Instituto de Paleontología de Sabadell. El descubrimiento ponía patas arriba las ideas sobre la llegada de los primeros humanos a Europa. Hasta ese momento, el resto más antiguo del continente tenía medio millón de años. En Atapuerca, donde ahora ya hay huesos datados en 1,3 millones de años, sólo se había llegado a los 300.000.

Había nacido el Hombre de Orce. En los medios de comunicación se hablaba de paleoantropología y la región donde se encontró el fósil, deprimida económicamente, vislumbraba días mejores. Pero la fiesta duró poco. Cuando se limpió la cara interna del cráneo para su mejor estudio apareció una cresta no descrita en los tratados de anatomía. Comenzaron las dudas, y muchos de los que habían recibido con alborozo al primer europeo recularon. Entre ellos, Jordi Agustí y Salvador Moyà Solà, los dos investigadores que habían firmado con Gibert el primer artículo sobre el fragmento. El nuevo rasgo hizo pensar a muchos que el Hombre de Orce era, en realidad, un caballo.

La industria lítica indica que había humanos hace 1,3 millones de años

En 1995, Gibert organizó un congreso internacional en Granada en el que consiguió el apoyo de científicos como Philip Tobias, uno de los descubridores de Homo habilis o Clark Howell. Sin embargo, en los años siguientes, su posición frente a otros investigadores que trabajaban en Orce y, en particular, ante los responsables de la Junta de Andalucía que deciden quién excava en los yacimientos se fue deteriorando. El conflicto llegó al paroxismo cuando la Administración andaluza inició un expediente sancionador contra Gibert por, presuntamente, haber excavado sin permiso en el verano de 2003 y le impuso una multa de 60.000 euros. Desde entonces, el paleoantropólogo se vio inmerso en un contencioso administrativo con la Junta que le impidió volver a excavar en los yacimientos de Orce hasta su muerte en 2007.

Lastrados por los conflictos por el derecho a trabajar en ellos, los yacimientos de Orce, entre los mejores de Europa según los expertos, no han dado los frutos que se esperan de ellos. Este año, después de cuatro sin excavaciones sistemáticas, la Junta de Andalucía ha anunciado que se volverá a trabajar allí. Entre julio y agosto, un equipo de la administración dirigido por Beatriz Fajardo realizará, con un presupuesto de 60.000 euros, una evaluación de los yacimientos de Venta Micena, Barranco León y Fuentenueva 3. Después, entre septiembre y octubre, con un presupuesto de 200.000 euros, los equipos cuyas solicitudes sean aceptadas por la Junta excavarán en los dos últimos yacimientos.

“El patrimonio que hay allí es impresionante, sabemos que hay presencia humana [en torno a los 1,3 millones de años] por los utensilios líticos y son los mejores yacimientos de fauna del plioceno”, afirma Bienvenido Martínez, investigador del instituto catalán de Prehistoria IPHES, uno de los científicos que aspiran a trabajar en Orce este año. “Pero ha habido polémicas que se deberían solucionar”, añade. José María Bermúdez de Castro, codirector de Atapuerca, lamenta el potencial desperdiciado por estas polémicas y cree que un reparto equitativo y coordinado es posible. “Mi deseo es que pudiesen trabajar, porque en aquellos yacimientos hay sitio para todos, incluido Luis Gibert”, agrega. El hijo del descubridor de Orce, geólogo, parece haber heredado el contencioso de su padre y aún no ha obtenido permiso para trabajar en los yacimientos granadinos. Pedro Benzal, delegado de Cultura de la Junta en Granada, afirma que el hecho de que su padre trabajase allí, “no da más derecho a Gibert”. Durante la conversación, Benzal deja caer que Gibert no tiene la titulación necesaria para hacerse cargo de un proyecto y añade un argumento más por el que no pudo trabajar en Orce en el pasado: “Si tú me pones un contencioso, cómo te voy a dar algo”.

“El patrimonio que hay allí es impresionante”, dice un investigador

Exclusión

Gibert, que trabaja en el Centro de Geocronología de Berkeley, cree que, entre otras cosas, la exclusión de Venta Micena de las excavaciones es una muestra del intento de la Junta de dejarle fuera. “En los próximos meses se van a tomar decisiones que van a determinar lo que suceda en los próximos seis años y creo que sería un error excluirnos”, apunta. El alcalde de Orce, Juan José Martínez, también cree que la Junta excluye el yacimiento en el que se halló el cráneo de Orce para no dejar a Gibert un espacio que se merece. Martínez, que se muestra satisfecho por la concesión de 200.000 euros para la campaña de este año, se lamenta de que la Junta siga tomando medidas “extrañas”, como publicar las convocatorias para excavar en el Boletín de la Junta de Andalucía algo que “no se hace nunca”.

Otra de las decisiones que ha extrañado a los científicos es la de realizar una evaluación en un yacimiento en el que ya se ha trabajado mucho. “El yacimiento está suficientemente contrastado. Puede haber errores en algunos niveles, pero en general ha trabajado allí gente muy buena. Se sabe mucho sobre ese sitio”, asegura Bermúdez de Castro. Gibert lamenta que no se pida la información a su equipo, que ha trabajado allí durante años, y asegura que ese trabajo es una pérdida de tiempo y dinero. Otro paleontólogo que prefiere no dar su nombre critica la bisoñez de la directora de la evaluación, que hasta principios de este año aparecía en actividades de la Junta como becaria de investigación.

El hijo de Josep Gibert denuncia que la Junta le ha excluido

Benzal asegura que desde la Junta trabajan para que “la normalidad llegue a Orce” y el yacimiento tenga la relevancia que se merece. Si esto es así finalmente, comenzará a verse en los próximos meses. Veintisiete años después del hallazgo del Hombre de Orce, a los yacimientos donde se encontraron sus restos aún les quedan promesas que cumplir.

El enclave perdido entre Atapuerca y Orce


Vallparadís prueba que los humanos poblaban Europa hace un millón de años

PATRICIA MORÉN BARCELONA 16/03/2010 08:07

// //
Excavaciones en el yacimiento barcelonés de Vallparadís. - IPHES

Excavaciones en el yacimiento barcelonés de Vallparadís. – IPHES

La presencia de homínidos en Europa ha sido continuada desde hace más de un millón de años, según el primer estudio que se publica del yacimiento de Vallparadís, donde se han encontrado restos arqueológicos más antiguos que los de Atapuerca.

Las herramientas y restos hallados en Vallparadís, situado en Terrassa (Barcelona), han demostrado que la presencia de nuestros antecesores fue continua en el continente europeo desde hace más de un millón de años, en el Pleistoceno inferior, y no intermitente como se creía hasta ahora. El estudio, que publica PNAS, confirma estas hipótesis y aporta información sobre sus formas de vida.

Vallparadís podría considerarse el eslabón entre otros dos importantes yacimientos europeos, el de Orce (Granada), que estuvo habitado hace 1,3 millones de años, y el de Atapuerca (Burgos), de 800.000 años y cuna del Homo antecessor de Gran Dolina TD6. Con su hallazgo se cubre un vacío cronológico y se prueba la presencia permanente de aquellos primeros homínidos en el continente europeo.

El descubrimiento de Vallparadís se produjo en 2005, a raíz de las obras para construir una estación de los Ferrocarriles de la Generalitat. Investigadores del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES) y la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona emprendieron una excavación de urgencia dirigida por los científicos Joan García y Kenneth Martínez.

En 2007 cesaron las excavaciones arqueológicas, pero prosiguieron los estudios. No obstante, “los límites del yacimiento no están marcados por la obra. Es una zona extraordinariamente rica, donde se conservan depósitos de sedimentos de hace un millón o un millón y medio de años, y donde hemos hallado restos de ocupaciones humanas”, explica Joan García.

Tecnología olduvayense

En dos años de excavaciones, se han encontrado más de 50.000 objetos, de los cuales 10.000 son de tecnología olduvayense, bastante arcaica y coincidente con utensilios hallados en África, así como 40.000 huesos de fauna que avalan el asentamiento de homínidos. Por ahora, no se ha encontrado ningún esqueleto humano. “Es el yacimiento más rico de Europa de esta cronología tan importante de los primeros europeos, aunque no el más antiguo. Los restos líticos y de los animales que consumían nos permiten reconstruir la vida”, precisa García.

Se ha averiguado que eran carnívoros y que esta dieta rica en proteínas fue determinante para su subsistencia y adaptación exitosa. Tenían una “economía carroñera”, pues aprovechaban los cadáveres. Las marcas de “cuchillos de piedra” cortantes halladas en huesos de animales han revelado que estaban en lo alto de la cadena trófica y que eran grandes depredadores, por delante de las hienas y los jaguares que, en ese momento, había en Europa y con los que competían por el alimento.

——————————————–

.

.

 

domingo 13 de junio de 2010

La civilización europea nació en Orce, Granada

 

 
 
,
La investigación realizada por diferentes expertos confirman que los restos tienen más de 1,3 millones de años
.
12.06.10  – MELCHOR SÁIZ-PARDO GRANADA. IDEAL.
La comunidad científica ha aceptado al hombre de Orce como el primero de Europa. Será el 30 de junio en el Instituto de Paleontología Humana de París cuando las industrias líticas arqueológicas de Barranco León y Fuente Nueva 3, en Orce, serán presentadas oficialmente a la comunidad científica internacional.
Este acto dará respaldo definitivo a los yacimientos granadinos de la cuenca de Guadix-Baza, demostrando así que el primer homínido de Europa estuvo en Orce hace más de 1,3 millones de años. Es decir, que tienen 250.000 años más de antiguedad que los de Atapuerca.
Tras el acto de París, se iniciará una importante campaña para poner en el mapa los yacimientos granadinos que llevan en el olvido los últimos 30 años. En Granada también está previsto celebrar un acto similar al francés, que también se repetirá en Orce.

Canibalismo ritual por 1.3 millones de años en las serranías de

23 Jul 2011 27 Jun 2011 – malcolmallison. Just another Lamula.pe weblog … Sin embargo,
sabemos que Homo antecessor llega a Atapuerca cuando el clima era
malcolmallison.lamula.pe/2011/…/malcolmallison En caché Similares

 

ATAPUERCA: Un fémur de homo antecessor de 500.000 años de la

27 Jul 2011 malcolmallison. Just another Lamula.pe weblog ATAPUERCA: Un fémur de homo
antecessor de 500.000 años de la campaña de excavación de 2011 Es el
principal hallazgo de la campaña de excavación de 2011 que hoy ha
malcolmallison.lamula.pe/2011/…/atapuerca-un-femur-de-homo-antecessorexcavacion-de-2011/malcolmallison En caché Similares

Por cinabrio
cinabrio blog

Comentar este post