Homenajean al escritor argentino Rodolfo Walsh, asesinado durante la dictadura

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Argentina recordó este domingo los 35 años de la desaparición del escritor argentino Rodolfo Walsh.  En Buenos Aires se rindió homenaje a través de la realización de un rompecabezas de 204 piezas, cuya imagen corresponde al escritor.

La iniciativa denominada “Piezas de la Memoria” busca que “hayan cada vez más personas comprometidas, que protagonicen y consoliden como Walsh esa lucha por la justicia, la libertad y el imperio de la voluntad del pueblo”, expresó Carlos Bonicatto, defensor del pueblo de la provincia argentina.

Explicó que “cada una de las piezas del rompecabezas fue entregada a 204 referentes del campo de los Derechos Humanos, la cultura, el periodismo y la política imposibilitando de esta manera la reproducción de la imagen entera”.

“Al igual que un rompecabezas va definiendo sus rasgos a medida que las piezas se unen, la memoria también es una construcción, un proceso conflictivo, que demanda de la articulación de fragmentos separados para configurar una identidad determinada”, expresó el defensor.

Bonicatto explicó que la elección de la figura de Rodolfo Walsh “no responde sólo a que se cumplan 35 años de su desaparición, sino a honrar su compromiso con las causas del pueblo y la valentía con que encaró su lucha”.

Escuelas, bibliotecas y calles llevan el nombre del escritor argentino. Su figura se erige en dos monumentos, mientras que más de una decena de libros abordan su obra literaria y militancia política.

Rodolfo Walsh, quien tenía 50 años de edad fue secuestrado el 25 de marzo de 1976, un día después de que se cumpliera el primer aniversario de la dictadura militar (1976-1983), cuando el escritor publicó un manifiesto de repudio a los militares, denominado “Carta abierta de un periodista a la junta militar”.

Este último documento fue considerado el primer gran escrito de denuncia contra los crímenes de lesa humanidad durante el primer año de la dictadura militar. En esa carta, Walsh realizó una investigación profunda y armó todos las piezas del rompecabezas de ese tiempo, ya que denunció que existían “15 mil desparecidos, 10 mil presos políticos y 4 mil muertos”.

El pasado 26 de octubre, un tribunal argentino condenó a 12 represores de la última dictadura militar a penas de prisión perpetua por los crímenes de lesa humanidad cometidos en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).

El Tribunal Oral Federal número 5 condenó a seis de los integrantes del operativo, que serían 25 o 30 entre ellos a Jorge “El Tigre” Acosta, a Alfredo Astiz, a Juan Carlos Fotea alias “Lobo”, que se ocupó de uno de los autos, y al autor de parte de los disparos, Ernesto “220” Weber, entre otros.

Hay otras seis personas identificadas: tres quedaron absueltas en un fallo apelado por las querellas, uno está muerto y dos prófugos.

El fallo del juicio a la (ESMA) dice que el asesinato de Walsh “ha quedado legalmente demostrado”.

Según la Justicia argentina “un grupo de la Unidad de Tareas 3.3.2 de la ESMA, integrado por entre 25 y 30 personas, comenzó a disparar contra Walsh hasta que la víctima se desplomó”.

La muerte “se produjo inmediatamente, lo cargaron ya muerto en un auto para trasladarlo a la ESMA sin poderse precisar, al día de la fecha, el destino dado a sus restos”, indica el fallo.

El fallo incluyó también los delitos a las monjas francesas Alice Domon y Leonie Duquet.

 

Radio del Sur / Telesur/LibreRed.Net

Comentar este post