Honduras: La enfermedad de la minería

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Subsidiaria de Goldcorp en Honduras afecta salud de poblaciones locales aún después de finalizada su operativa

Descargar: MP3 (1.7 MB)

El movimiento ambientalista del Valle de Siria en Honduras, en el departamento de Francisco Morazán, y el doctor Juan Almendares de ese país, están denunciando afecciones a la salud de la población de la zona por la operativa allí de la minera Entre Mares, filial de la gigante canadiense Goldcorp.

Ya hace cuatro años que el Comité Ambientalista del Valle de Siria había hecho esta denuncia, pero no tuvieron respuesta de las autoridades. Estudios médicos realizados en 2007 a 62 personas de tres municipios del Valle de Siria indicaron que todas tenían presencia de metales pesados en la sangre, por las altas concentraciones en la zona de cianuro, plomo, mercurio y arsénico. El nivel de plomo en sangre encontrado en las personas estudiadas excedió el permitido por la Organización Mundial de la Salud.

Ahora los ambientalistas de la región y Almendares vuelven a realizar las denuncias a nivel nacional e internacional. Un parte de prensa circulado por La Vía Campesina Honduras indica que Entre Mares y el gobierno de Porfirio Lobo, sucesor de la Dictadura, “esconden información sobre personas afectadas por la minería”.

Según La Vía Campesina Honduras, Entre Mares empezó funciones en el año 2000 y cerró en 2008, pero causó estragos en la salud de la población de los municipios de Cedros, San Ignacio y El Porvenir, todos en el Valle de Siria. Las familias afectadas siguen sufriendo las consecuencias de la contaminación de la minera y nunca fueron indemnizadas. Los estudios realizados por expertos establecen que la contaminación que hay en la zona donde operó la filial de Goldcorp y lugares aledaños durará más de 100 años.

El doctor Almendares, fisiólogo, investigador, ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, y uno de los principales referentes del Movimiento Madre Tierra – Amigos de la Tierra Honduras, siente “el compromiso humano y ético de decir la verdad” sobre lo que está pasando en el Valle de Siria. Citado en el informe de La Vía Campesina Honduras, el especialista dijo que las personas afectadas no han recibido atención médica y “han sido excluidas por parte de una empresa (Entre Mares) que a costa de lágrimas y dolor ha excavado el cerebro, el alma, el espíritu de los condenados de este valle”. “Queremos que haya justicia, que estos compatriotas sean indemnizados por parte de esta empresa, los daños a las comunidades del Valle de Siria son billonarios”, agregó.

El doctor Almendares pidió además a las autoridades hondureñas que se investigue la muerte prematura de una niña de 9 años en una de las comunidades. La pequeña tenía plomo en la sangre. Asimismo, el profesional reclamó que se estudien casos de enfermedades, abortos y nacimientos con deformaciones en la región, y que se defina un plan de atención médica según los síntomas de las personas afectadas.

En tanto, el alcalde municipal de El Porvenir, Luis Rubí, expresó que “hay muchas personas en comunidades de nuestro municipio que presentan enfermedades en la piel, en el cráneo, en la vías respiratorias”. “Como alcalde y autoridad en nuestro municipio nos genera mucha preocupación que la salud de nuestra gente del Valle de Siria se esté deteriorando, producto de la explotación minera que hubo en esa zona”, agregó. Rubí manifestó que hay que darle garantías de salud a la población y exigió “justicia para las y los afectados del Valle de Siria”.


Foto: Enviada por el Movimiento Madre Tierra – Amigos de la Tierra Honduras.

(2011) Radio Mundo Real
Radio Mundo Real

Etiquetado en Salud y Medio Ambiente

Comentar este post