Honduras: Ministerio Público facilitó fuga de policías implicados en asesinato de estudiantes

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

policia-disparando-honduras1EL LIBERTADOR –

Autoridades de la Policía Nacional, confirmaron ayer que cuatro policías (un oficial y tres policías de tropa) implicadosen el asesinato de dos jóvenes universitarios hace diez días, se dieron a la fuga con la facilidad del permiso de salida que les otorgó el mismo cuerpo armado.

El viernes anterior, 28 de octubre, se les permitió salir de las instalaciones militares, aun cuando ya estaban plenamente identificados mediante videos y grabaciones de la noche en que participaron en el suceso que terminó con el asesinato de los jóvenes Rafael Alejandro Vargas (22) y Carlos Pineda (23). Rafael Vargas es hijo de la actual rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julieta Castellanos. 
Durante el proceso de investigación, las versiones tanto del Ministerio Publico como la Policía Nacional han carecido de fundamento y uno y otro órgano muestran profundas contradicciones, evidenciando falta de coordinación en lo que corresponde a cada quien en el trabajo técnico e investigación.
La Ley de la Policía Nacional, en el capítulo VI, de las Faltas y sus Sanciones, en su artículo 82, establece como medida disciplinaria, la suspensión del permiso de salida por ocho días, periodo que no se había cumplido, a la retención de los supuestos implicados.
Por su parte, el Ministerio Publico, debió extender el requerimiento fiscal correspondiente, inmediatamente que la Policía Nacional identificó a los  agentes policiales, como implicados en la muerte de los universitarios.
Sin embargo, la Directora de Fiscales, del Ministerio Público, Danelia Ferrera, explicó que venía llegando de viaje del extranjero “pero tengo conocimiento que los peritos forenses estuvieron trabajando todo el fin de semana”.
Agrego que no se había extendido los requerimientos fiscales contra los implicados, porque no se contaba con suficientes elementos para aplicar el recurso legal, no obstante la alta autoridad de la Policía ha denunciado el desinterés en el accionar del Ministerio Público.
El sistema judicial y policial del país constata una vez más que ambos instituciones están colapsadas y que se requiere un nuevo cuerpo de seguridad policial, pues depurarla ya no serviría de nada en ninguna de las entidades, que esterilice sus estructuras para bien de la sociedad hondureña.

Contrainjerencia

Lobo destituye al alto mando policial de Honduras tras asesinato de dos estudiantes
  • Lobo nombró a la comisaria Coralia Rivera como viceministra de Seguridad (Foto: Efe)

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, decidió este lunes destituir al alto mando policial de su  país, luego de la fuga de un grupo de oficiales acusados de asesinar a dos jóvenes universitarios el 22 de octubre, uno de ellos hijo de la rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

La información fue ofrecida por el ministro de Seguridad, Pompeyo Bonilla, quien en rueda de prensa prometió a los padres dar con los señalados que cometieron “acciones incorrectas en contra de la sociedad"

“Vamos a dar respuestas positivas al pueblo hondureño, hay un compromiso de todos los que trabajamos en temas de seguridad y justicia de buscar a las personas que están siendo en este momento perseguidas por sus acciones”, declaró Bonilla.

Carlos Pineda Rodríguez (23) y Rafael Vargas (22), fueron ejecutados la madrugada del sábado 22 de octubre en el Distrito La Granja de Tegucigalpa, luego que fueran perseguidos por un grupo de patrullas que exigían a tiros la detención de la camioneta en la que estos jóvenes se transportaban.

Según la relación de los hechos difundida por la prensa, una de las balas hirió de muerte a Rafael Vargas lo que obligó a su compañero a detenerse. Una vez capturados, los oficiales los sacaron de la camioneta y los montaron en una patrulla rumbo a la carretera que conduce al sur del país, en donde, a la altura del kilómetro seis, les dieron ejecución.

La investigación considera que Pineda fue trasladado a ese sector aún con vida, indicó la directora de fiscalías, Danelia Ferrera.

Los cuatro policías que actuaron se hallaban detenidos desde el martes de la semana pasada en la sede de la Policía Metropolitana, en el centro de Tegucigalpa, por orden del Ministerio de Seguridad.

Sin embargo, fueron puestos en libertad apenas tres días después, el viernes, con la condición de que retornaran el domingo. Pero no regresó ninguno, según admitió el portavoz de la policía Silvio Inestroza.

Ante esto, el Gobierno de Lobo decidió destituir al jefe de la policía, José Luis Muñoz; de la policía de investigación, Marco Tulio Palma; de la preventiva, Manuel Fuentes; de los Servicios Especiales de Investigación, Félix Villanueva, y de Tránsito, José Oliva.

En su lugar fueron nombrados Ricardo Ramírez; en investigación, Félix Villanueva; en la policía preventiva, Joaquín Mejía; en Servicios Especiales de Investigación, Héctor Suazo, y en Tránsito, Randolfo Pagoada.

Además, Lobo nombró a la comisaria Coralia Rivera como viceministra de Seguridad.

Operativo Relámpago, nueva estrategia de seguridad

Horas después de la destitución de los oficiales por el incidente que conmocionó a la sociedad hondureña, el presidente Lobo anunció una nueva estrategia de seguridad nacional llamada "Operativo Relámpago", sobre la cual no se han brindado mayores detalles.

"Hoy se inicia un proceso esperanzador para la sociedad hondureña, debemos actuar con prudencia y reserva, pero quiero reiterar ante el pueblo hondureño mi firme determinación de hacer un esfuerzo máximo enmarcado en la ley, para reducir la impunidad que hoy nos hace sentirnos indignados", expresó en cadena nacional de radio y televisión.

Dijo que "es innegable que necesitamos que los operadores del sistema de seguridad recuperen la confianza de los habitantes de nuestro país".

 

teleSUR-Afp-Efe-ElHeraldo/ PR
Telesur

Comentar este post