Intentan crear en Cuba otro mártir de pandereta

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

“Bloqueros disidentes” y “disidentes clásicos”, que andan a la greña a ver quien saca mayor tajada de sus embustes, han anunciado la muerte de un ex preso que tenía antecedentes por delitos contra la propiedad social. 
Al parecer, Juan Wilfredo Soto García fue agredido en una plaza de Santa Clara (centro del país) el pasado jueves; ingresado el mismo día en el hospital Provincial “Arnaldo Milián Castro”, fue atendido de los golpes y dado de alta. Posteriormente, regresó al hospital, tuvo que ser internado en cuidados intensivos y falleció a causa de una pancreatitis. El finado sufría, según su propia familia, de hipertensión y diabetes, además dice Yoani Sánchez, la chica del “capitalismo sui generis”, que tambien padecía del corazón, pero eso debe ser irrelevante.
Sea como fuere, hay que preguntarse algunas cosas: ¿Por qué los “opositores” no formaron un alboroto mediático cuando sucedieron los hechos y prefirieron guardar silencio hasta ahora, máxime si culpan a la policía por lo sucedido? ¿De dónde sacan que fue la policía la que golpeó al susodicho? Eso es lógico que pueda ocurrir en cualquier país capitalista “avanzado”, pero no en Cuba.
Todo apunta a que la “disidencia” intenta crear otro mártir de pandereta como el desaparecido delincuente común, Orlando Zapata Tamayo; un comportamiento típico de gente subvencionada por terroristas como Álvarez Magriñat, o Humberto Illa, miembro de Alpha66 que se jacta de su condición nazi y mantiene vínculos con alguno de esos “cubanos” expulsados a España.

 

Lecciones de derechos humanos para Cuba. 1. Una policía democrática.

 


 

 

Lecciones de derechos humanos para Cuba. 2. Seguir el ejemplo de la Unión Europea

 


 

 

Lecciones de derechos humanos para Cuba. 3. Desterrar la tortura

 


 

Lecciones de derechos humanos para Cuba. 4. El método del Partido Popular

 


 

 




Comentar este post