Israel está perdiendo la batalla de la imagen / Parlamento israelí aprueba una ley contra los intentos de boicot

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

“Israel está perdiendo la batalla de la imagen frente a los pro-palestinos”, título del sitio Rue89.Y no es el único medio de comunicación que analiza de esta manera la operación israelí contra la misión Bienvenido a Palestina… incluso en Israel.

2011-07-12 08:14:13 / Fuente: Marie Kostrze, Rue89 (Traducción para Palestinalibre.org: Annie y Pedro, CAPJPO-EuroPalestiine)

 

Foto: israelíes pro-palestinos manifiestan en el aeropuerto de Tel Aviv el 8 de julio de 2011. (Ronen Zvulun/Reuters).

Detenidos, sin derecho a entrar, deportados: los activistas de la operación Bienvenido a Palestina fueron capaces de tender una trampa a Israel.

Cuando un activista pro-palestino desea viajar a los territorios ocupados vía Israel, esconde el verdadero motivo de su viaje para evitar ser rechazado en la frontera: oficialmente, es un turista.

Los participantes de la operación Bienvenido a Palestina, decidieron no ocultar el propósito de su viaje.

El 5 de julio, el Ministro de Seguridad Pública de Israel, Yitzhak Aharonovitch, advirtió a los militantes, a quienes llama "hooligans", "Si se embarcan, serán deportados a su llegada a Tel Aviv. "

El 7 de julio, la víspera de su partida, 342 miembros de Bienvenido a Palestina recibieron en varios países una carta de sus líneas aéreas explicándoles que no podía realizar su vuelo.

"Israel se está preparando para la guerra, no una protesta"

Contactado por Rue89, Rakson Elad, director de relaciones públicas de la Embajada de Israel en París, dijo que era la primera vez que Israel enviaba una petición a las compañías aéreas francesa:

"Los ciudadanos de nuestro país tienen derecho a protestar, pero no los extranjeros".

124 militantes, la mayoría de ellos franceses, se las arreglaron para llegar a Tel Aviv, donde fueron detenidos. Pasaron la noche en la cárcel en espera de ser deportados.

La manera en que Israel ha manejado la llegada de los militantes ha sido criticada, incluso dentro del país por su exceso. En un artículo titulado "Histeria en el aeropuerto", el diario Aharonot Yediot deploró la víspera de la operación:

"Hemos recibido informes de los departamentos militares. Se nos informó de los preparativos de los servicios de inteligencia, [...] de las reuniones celebradas por los funcionarios de alto rango, [...] de los detectives bajo cobertura, [...] del fortalecimiento de la seguridad [...]. Israel se prepara para la guerra, no una protesta. "

"Una acción legal feble, pero políticamente muy buena"

El columnista de Haaretz Bradley Burston también opta por la reserva:

"El mensaje del gobierno es: ’Odiad a los activistas pro-palestinos’. [...] Una democracia que no es capaz de permitir las protestas no violentas es una democracia que ya ha desaparecido un poco."

El abogado especialista del conflicto palestino-israelí, Gilles Devers, dijo a Rue89 que Israel estaba en su derecho al advertir a las aerolíneas:

"Un país no está obligado a admitir extranjeros, a menos que forme parte de una zona de libre comercio como la Unión Europea donde el tráfico es un derecho. Legalmente, la acción de los militantes es feble, pero políticamente es muy buena."

De manera que parece que Israel ha caído en una trampa, como lo deploran algunos medios de comunicación. Afirmando que "los servicios de comunicación en Israel han ofrecido sus servicios de forma gratuita", el diario Yediot Aharonot muestra que el gobierno dio a Bienvenido a Palestina la visibilidad perfecta. Xavier Renou del movimiento de los desobedientes, que participaron en la operación, concuerda:

"Sabíamos que una vez llegados a [el aeropuerto] Ben Gurión, seríamos expulsados. Las organizaciones palestinas nos pidieron que fuéramos en masa y abiertamente para demostrar que el bloqueo también existe en Cisjordania, no sólo en Gaza. "

La acción no violenta de los pro-palestinos "ganancia mediática"

Benjamin Ferron, cuya tesis se centra en las estrategias mediáticas del movimiento pro-palestino, hace un matiz:

"Ellos no tienen como único objetivo alertar a los medios de comunicación, son voluntarios no violentos que participan activamente junto con las organizaciones palestinas en Cisjordania. "

Los activistas pro-palestinos, sin embargo, son en parte garantes de la visibilidad de los palestinos en el extranjero. Empezando a llegar por primera vez en grandes números a Cisjordania a partir de la primera Intifada, estos observadores internacionales han sido beneficiosos para el lado palestino:

"Ellos equilibran el discurso según el cual los palestinos son violentos e Israel gentil,. Esta ganancia mediática les sirvió en el plano internacional: los acuerdos de Oslo fueron firmados.”

Los medios de comunicación, tema de conflicto palestino-israelí

Xavier Renou dijo que Bienvenido a Palestina pertenece a un conjunto de acciones similares:

"Está en la dinámica de la flotilla. En diciembre de 2009, ya se había tratado de abrir la frontera entre Egipto y Gaza en Rafah, que estaba cerrada. Sigue siendo el mismo enfoque. "

La comunicación ya era parte del enfoque de la flotilla Mármara Mavi, que quería romper el bloqueo de Gaza. Conectados en Twitter y Facebook durante todo el viaje, los pasajeros pudieron contra-balancear los videos de los ataques emitidos por el ejército israelí."

 

 

Parlamento israelí aprueba una ley contra los intentos de boicot

El Parlamento israelí (la Knesset) ha aprobado este lunes una ley que penaliza a las personas y organizaciones que intenten boicotear a Israel, incluidos los asentamientos hebreos. La ley ha salido adelante con 47 votos a favor y 38 en contra.

2011-07-12 11:40:27 / Fuente: Agencia EFE

El impulsor de la propuesta ha sido el diputado del partido Likud Zeev Elkin, quien asegura que la ley no busca silenciar a la población, sino "proteger a los ciudadanos de Israel". Individuos y organizaciones podrán ser denunciados y obligados a pagar compensaciones sin necesidad de demostrar que infligieron algún daño. Además, no podrán concurrir a licitaciones gubernamentales.

El parlamentario Nitzan Horowitz, del partido de izquierdas Meretz, cree que se trata de una norma indignante y vergonzosa. "Nos enfrentamos a una legislación que es una vergüenza para la democracia israelí y hace que gente de todo el mundo se pregunte si aquí tenemos realmente una democracia", ha declarado. Su compañero Ilan Gilon asegura además que deslegitimará aún más a Israel.

Desde el partido Kadima aseguran que el primer ministro, Benjamin Netanyahu, "ha cruzado hoy una línea roja de la estupidez política y la irresponsabilidad nacional", recoge el rotativo israelí 'Haaretz'.

El domingo, Netanyahu habló con Elkin y con el presidente de la Knesset, Reuven Rivlin. Los tres decidieron celebrar la votación parlamentaria este lunes, un día después de que el diputado Dan Meridor advirtiera de las consecuencias de la aprobación el mismo día de la reunión del Cuarteto para Oriente Próximo.

El asesor legal de la Cámara, el fiscal Eyal Yanon, había asegurado que algunos fragmentos de la ley se acercan a la ilegalidad y "probablemente van más allá". La medida "daña el núcleo de la libertad de expresión en Israel", había criticado. En cambio, el fiscal general, Yehuda Winestein, opina que cumple con la legalidad.

La plataforma Paz Ahora ha abierto el lunes en Facebook una página en la que llama al boicot de los productos procedentes de los asentamientos. Este mismo martes tiene previsto lanzar una campaña de ámbito nacional para buscar el apoyo de decenas de miles de personas.

 

Los activistas de 'Bienvenido a Palestina' exigen que los abogados investiguen su detención

Con el muro de Apartheid a sus espaldas, un hombre mayor, alemán, se dispone a contar lo que les ha ocurrido, pero no da su nombre. Es integrante de la campaña "Bienvenido a Palestina" por la cual ,el pasado viernes 8 de julio, unos 650 activistas trataron de llegar a Palestina vía Tel Aviv.

2011-07-14 11:53:41 / Fuente: Nikki Hodgson, Centro de Información Alternativa (AIC)

 

 
Los activistas de “Bienvenido a Palestina”, ante el Muro de Apartheid en Belén. (Foto: Nikki Hodgson)

A su llegada, el viernes por la noche, fue trasladado a un centro de detención israelí.

A su alrededor, grupos de manifestantes ondean banderas palestinas y permanecen frente al muro que separa Belén de Jerusalén. Soldados israelíes miran desde la torre de control, pero esa es su única respuesta a los activistas internacionalistas y palestinos que gritan "dos, cuatro, seis, ocho, destruid el muro y acabad con el odio".

El hombre, que quiere permanecer en el anonimato por razones de seguridad, se cala su gorra y me pide que le avise si llegan soldados israelíes. No quiere ser descubierto en una protesta. "Nos metieron a todos en un autobús de prisioneros a la 1:30 h. de la madrugada" [en la madrugada del sábado]. Después de pasar horas en un centro de detención tuvieron que firmar un formulario sobre algo que para él todavía no está claro. "Solo estaba en inglés y en hebreo", explica. "Mi inglés no es muy bueno y no hablo hebreo. Creo que se trataba de un formulario por el que se prometía que solo visitaría las zonas turísticas de Cisjordania y que si me encontraban en otro lugar, podría ser detenido de nuevo". Cuando le pregunté si tuvo ayuda legal, o si fue informado de sus derechos, sacudió la cabeza y afirmó: "No. No tuvimos contacto con nadie. Nos quitaron nuestros teléfonos y nos llevaron a una pequeña celda sin aseos".

Sin posibilidad de consultar a su abogado, firmó el papel, pero se negaron a entregarle una copia del documento lo que es una violación del Derecho internacional. Ahora su abogado está tratando de conseguir de las autoridades israelíes una copia del documento. Los activistas tuvieron contacto muy limitado con sus asesores, abogados y familiares.

Los organizadores de Bienvenido a Palestina informaron que habían recibido una carta de un grupo de activistas belgas que se encuentran actualmente en el centro de detención de Be'er Sheva, y que iniciaron una huelga de hambre el domingo por la noche. Exigen contacto con sus familiares y abogados y una investigación internacional sobre la actuación de las autoridades israelíes y el comportamiento de las compañías aéreas implicadas. También están reclamando poder tener contacto unos con otros pues maridos y mujeres están separados en los centros de detención y no pueden comunicarse. No se sabe con certeza cual es el número de detenidos, las notas informativas distribuidas dan cuenta de entre 120 y 300.

El viernes hubo manifestaciones en Tel Aviv, Belén, Ramallah y en los aeropuertos y otros lugares de Europa, para protestar por el tratamiento dado a los participantes de "Bienvenido a Palestina". En París 20 activistas fueron detenidos cuando se manifestaban en la Rue de Rivoli. Más tarde fueron liberados sin cargos.

El hombre alemán describe las cinco horas pasadas en el centro de detención de Be'er Sheva: "No tuvimos medicamentos, ni nada para comer, y no podíamos ir al baño. Solo nos dieron cuatro botellas de agua pequeñas para cinco hombres. Después nos llevaron a otra celda de la cárcel con un baño. Éramos nueve. Había espacio para cuatro personas sentadas y cinco de pié. Si queríamos ir al baño teníamos que pasar por encima de las otras personas.

A la pregunta de por qué vino a la región, responde: "Se cuán necesario es. Aquí la gente está sufriendo y nosotros tenemos que comprometernos con los derechos humanos". Sacude la cabeza, "lo que nos ha pasado es increíble pero no es nada comparado con lo que soportan los palestinos".

En un comunicado emitido el domingo, los organizadores de "Bienvenido a Palestina" dicen: "Todos los detenidos han declarado repetidas veces que no son violentos y que lo único que han hecho es aceptar la invitación para visitar a sus amigos palestinos ... las fuerzas de ocupación israelí ahora están buscando internacionalistas que intenten atravesar los puestos de control (ilegales) al sur de Ramallah, pero nuestro programa sigue adelante".

--------------------------------------------------------------------------------

Traducido por Remedios García (IEPALA) para el Centro de Información Alternativa (AIC), Jerusalén.

 

Decenas de activistas pro palestinos burlan a Israel

Decenas de pacifistas europeos lograron burlar los controles que las compañías aéreas establecieron el viernes en Europa, a petición de Israel, para impedirles volar al aeropuerto de Tel Aviv, así como los controles adicionales que la policía israelí estableció en ese aeropuerto, y ya se encuentran en sus destinos en distintos puntos de la Cisjordania ocupada.

2011-07-10 18:38:38 / Fuente: Eugenio Garcia Gascón, Público - España

 

Logran burlar los controles que las compañías aéreas establecieron el viernes en Europa

Una parte de los activistas participaron en una manifestación que tuvo lugar en el pueblo palestino de Nabi Saleh junto con activistas israelíes de izquierdas, palestinos e internacionales, que fue reprimida por el Ejército. Los activistas tomaron parte en varias concentraciones más que se desarrollaron en Cisjordania.

En una de ellas, en el paso de Qalandia, al norte de Jerusalén, las fuerzas de seguridad también reprimieron a los manifestantes, que exigían el final de la ocupación israelí y reivindicaban el derecho de retorno de los refugiados palestinos.

Unos 125 activistas europeos y norteamericanos que participan en la operación Bienvenidos a Palestina están detenidos en Israel a la espera de ser deportados a sus aeropuertos de origen. Sin embargo, las compañías aéreas no tienen lugar para ellos debido al intenso tráfico aéreo de estos días y a que los aviones viajan sin plazas libres.

 

Una jornada de resistencia cultural palestina y solidaridad internacional

Ayer domingo a las 12h de la mañana se ha realizado una movilización hacia el puesto de control de la zona, llamado 300, donde unas 60 personas han protestado contra el muro, la ocupación militar, el robo de las tierras y la arbitrariedad de la política de circulación que sufren los residentes de la zona de Belén.

2011-07-12 07:13:38 / Fuente: Mariela Krimer, Centro de información Alternativa (AIC)

Activistas internacionales y palestinos se manifiestan en el puesto de control 300, que separa la ciudad de Belén de la ciudad de Jerusalén. Foto: Nikki Hodgson.

Han contado con la presencia de activistas internacionales y algunos de la campaña "Welcome to Palestine", que han conseguido ingresar al país, sin declarar abiertamente en Ben Gurion que venían a Palestina. Una de ellas, una mujer portuguesa de unos 55 años que pidió no revelar su nombre, contó aún si no tuvieron demasiados problemas para pasar los controles, el clima era muy tenso en el aeropuerto el viernes pasado.

"Los periodistas se acercaban para entrevistarte y algunos te querían hacer decir algo muy diferente a lo que estábamos diciendo. Todo era muy tenso porque no sabíamos si eran realmente periodistas o no. Mirábamos a todos lados a ver quién nos estaba mirando. Fue un momento muy incómodo", relató al AIC, mientras recorría el muro, a sólo unos metros del puesto de control conocido como 300.

Ya más tranquila, la mujer destacó la importancia de haber llegado a Palestina. "Los palestinos están viviendo en islas; pero no se equivoquen, nosotros los europeos también. Usan distintas formas de aislarnos unos de otros, pero el objetivo final es el mismo. Por eso hay que luchar, hay que unirnos", instó la activista mientras recorría el cementerio que bordea el muro, casi a la altura de la entrada del campo de refugiados Aida.

Unos metros antes de que la manifestación llegara al puesto de control, las fuerzas de seguridad israelíes han cerrado la puerta, los activistas han estado unos 20 minutos protestando antes de terminar la acción. Los representantes de las organizaciones palestinas agradecieron la solidaridad de los activistas internacionales y prometieron seguir trabajando para que más personas puedan llegar a Palestina.

Durante la concentración, los organizadores aprovecharon para informar sobre la situación de los activistas de la misión "Welcome to Palestine" que fueron detenidos a su llegada al aeropuerto Ben Gurion: de 115 a 120 activistas están detenidos en Beer Sheva. Se trata de personas de diferentes nacionalidades y edades –según algunas versiones, habría algunas personas de más de 70 años-, y algunas de ellas han comenzado una huelga de hambre como protesta por su detención y como denuncia por la vulneración del derecho a visitar abiertamente los territorios palestinos.

Por la tarde, a las 16h, el grupo de internacionales se ha dirigido a Al Wallaja a realizar otra protesta, esta vez por la construcción del muro que divide las tierras de la gente del pueblo, quedando muchas de ellas fuera del alcance de las familias palestinas. Un primer grupo ha salido hacia esta población en autobús y allí se ha quedado esperando al segundo grupo. Cuando este último llegó al punto de encuentro, se ha encontrado al primer grupo de activistas bloqueados y rodeados por dos jeeps de las fuerzas de seguridad israelíes. Para evitar ser detenidos, el autobús ha dado media vuelta mientras se le acercaban dos unidades más de las fuerzas israelíes.

Según las versiones de testigos que participaron de la protestas, las fuerzas de seguridad israelíes mantuvieron el bloqueo al grupo de activistas durante unas horas y luego los dejaron irse. A pesar de haber habido momentos de mucha tensión, la situación no devino en detenciones o agresiones físicas.

Mientras este tipo de resistencia se suceden todas las semanas en distintos puntos de Palestina, el AIC demostró esta semana que existen otras formas de resistir en la misma lucha. Sobre las 8 del día sábado, 9 de julio, empezó el acto de conclusión de las jornadas "Cultura es resistencia" celebradas en las instalaciones del AIC, en al ciudad de Beit Sahour, desde el día 5 al 9 del corriente mes. El evento fue una prueba de cómo la apertura de espacios de creatividad es una herramienta efectiva para luchar contra la injusticia, de la ocupación israelí pero también propia de la sociedad palestina.

Esta iniciativa ha supuesto un acercamiento a diferentes aspectos de la cultura palestina (cine, poesía, pintura, música, fotografía, teatro) como herramienta de contestación política ante la ocupación y la vulneración de los derechos humanos.

El sábado, el último día, el programa consistía en la presentación de una exposición de las obras de jóvenes de Hebrón, la mayoría mujeres, supervisadas por el artista Youssef Katala y un concierto realizado por jóvenes estudiantes del Conservatorio Edward Said, del que hemos podido disfrutar en el marco incomparable del espacio de este centro bajo una luna creciente. Al final de la tarde, el director del AIC Nassar Ibrahim cerró la semana con un cálido agradecimiento a los voluntarios y trabajadores del AIC que ayudaron a hacer realidad esta experiencia y prometió intentar repetirla. "Porque la cultura es resistencia", insistió por una última vez antes de apagar el micrófono.

--------------------------------------------------------------------------------

Centro de información Alternativa (AIC), Jerusalén.

 

Tomado de

Palestina Libre

Etiquetado en Zona de conflictos.

Comentar este post