Israel y EEUU boicotean con virus informáticos los avances tecnológicos de Irán

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ordenó aumentar el volumen de ciberataques contra Irán.

Obama decidió retomar un plan iniciado por George Bush para boicotear los sistemas informáticos de Irán e intentar frenar así su programa energético.

Entre las campañas de ciberarmas que Obama aprobó se encuentra Stuxnet, virus que se desarrolló con la colaboración de Israel.

En 2011 los sistemas informáticos de Irán, sobretodo algunos relacionados con su programa energético, sufrieron varios ataques informáticos importantes.

Stuxnet fue el virus que protagonizó el ataque más significativo. La complejidad del virus hizo que los expertos buscasen su origen de forma masiva, pero nunca llegó a saberse su procedencia.

Tras la aparición de Stuxnet, se especuló con que podría ser fruto de un proyecto conjunto entre el ejército de Estados Unidos y el de Israel, que buscarían inutilizar los sistemas iraníes para frenar su desarrollo tecnológico. Sin embargo, hasta ahora no había habido confirmación de que estos países estuviesen detrás de Stuxnet.

Un año después, el diario The New York Times apunta directamente a Barack Obama como el responsable de autorizar el desarrollo y la utilización de Stuxnet y otras ciberarmas. El diario cita a personal del programa de desarrollo de estas iniciativas para confirmar que Estados Unidos e Israel fueron los responsables de los ataques contra Irán. Las fuentes no han sido identificadas por cuestiones de “seguridad”.

Según dichas fuentes, Barack Obama, después de suceder a George Bush, se encontró con un programa denominado ‘Olympic Games’, enfocado al desarrollo de ciberarmas. Obama decidió aumentar los recursos a este plan y autorizó de forma directa que se realizasen ataques contra los sistemas iraníes.

Entre Estados Unidos e Israel desarrollaron distintas ciberarmas, entre las que destacó Stuxnet. Este gusano consiguió causar daños en los sistemas nucleares de Irán, objetivo principal de la ofensiva.

Las fuentes de The New York Times confirman así que Estados Unidos, que ya había anunciado el desarrollo de ciberarmas, habría realizado su primer ataque en la Red. Pese a que el proyecto lo inició George Bush, Obama sería el responsable de haber coordinado las acciones y haber dado las órdenes directas para su aplicación.

 

Ahmadineyad defiende el derecho de Irán a desarrollar la energía nuclear pacífica

Posted: 31 May 2012

Una amplia repercusión tuvo la entrevista de Ahmadineyad al canal televisivo France 24, fragmentos de la cual difundieron este jueves la cadena satelital Press TV y las principales agencias informativas, en la cual subrayó que la nación persa continuará con su programa atómico. 

El enriquecimiento de uranio al 20 por ciento “es nuestro derecho” y “no constituye un paso hacia la bomba atómica”, remarcó el presidente al apuntar que esa actividad “es uno de nuestros derechos contemplados en el derecho internacional”.

Ahmadineyad recordó que “ha habido mentiras sobre nuestro programa” y explicó que los jefes del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) deben hacer que las potencias mundiales “nos provean del uranio enriquecido al 20 por ciento que necesitamos, pero no lo hacen”.

Debido a esa situación “decidimos avanzar por nuestra cuenta”, prosiguió el jefe de Estado, cuyas declaraciones en idioma farsi sobre ese tema fueron traducidas de modo diferente al inglés por France 24.

No obstante, reiteró que Irán estaría abierto a detener el enriquecimiento de uranio al 20 por ciento, si Occidente ofrece concesiones significativas.

“Si otros no desean que nos beneficiemos plenamente de este derecho, necesitan explicarnos porqué, y también tienen que decir qué están contemplando dar a cambio al pueblo iraní”, refirió al repudiar, por otro lado, las sanciones unilaterales y de la ONU contra el país.

Los medios iraníes resaltaron también la buena disposición de Teherán en las conversaciones con el G5+1 (los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania) para avanzar en el contencioso atómico, y negaron que esta nación persiga fines militares.

La República Islámica enriquece uranio a un 3,5 por ciento para su planta atómica de Bushehr, en el sur, y sostiene que necesita mejorar ese combustible al 20 por ciento para crear isótopos médicos contra el cáncer en su reactor de investigaciones de Teherán.

Ahmadineyad indicó que a Irán le gustaría que se solucionara la disputa con el G5+1, pero “no esperamos ver un milagro” en Moscú, sede de la próxima ronda de negociaciones el 18 y 19 de junio.

“Tenemos propuestas sólidas que serán presentadas en el momento justo. Irán merece un cambio en el comportamiento (de Occidente), pues el lenguaje usado contra nosotros no es el correcto”, indicó a la vez que aclaró no temer a un ataque de Israel, ni sucumbirá a sus amenazas.

Agencias

LibreRed.net

Etiquetado en Internacional

Comentar este post