Juan Carlos Borbón acumula una fortuna de 1.790 millones de euros

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

La familia del Rey Juan Carlos hace sus negocios. Su yerno es consejero de Telefónica. Su hermana se centra en las empresas de lujo. Su primo hermano llena sus bolsillos con negocios de telecomunicaciones, autopistas y petróleo...
David | http://revolutioninspain.blogspot.com | 7-12-2011
Franco necesitaba un sucesor. No podía dejar a España en manos de la masonería y el bolchevismo, y tampoco podía arriesgarse a la puesta en marcha de una democracia liberal. Decidió traerse a Juan Carlos I de Borbón, que se había exiliado a Italia junto a su padre con la proclamación de la república, y adoctrinarle en los principios franquistas. Este chico llegó a España con una mano delante y otra detrás, sin una peseta en el bolsillo, pero hoy acumula una fortuna de 1790 millones de euros, según la revista Forbes. También hay que decir que esta afirmación no es del todo correcta en sí, pues se le asocian también los bienes del Estado de los que disfruta.
La familia del Rey Juan Carlos hace sus negocios. Su yerno es consejero de Telefónica. Su hermana se centra en las empresas de lujo. Su primo hermano llena sus bolsillos con negocios de telecomunicaciones, autopistas y petróleo.
Y la lista se amplía según descendemos en su árbol genealógico. Pero al rey oficialmente no se le conoce ninguna otra empresa que la Jefatura del Estado.
Entonces, ¿cómo ha conseguido amasar una fortuna estimada por las revistas Forbes y Eurobusiness en 1.790 millones de euros? Diferentes libros y cargos públicos denuncian que los regalos recibidos y el uso de testaferros podrían acercarnos a la respuesta a esta pregunta. Por ejemplo, para su último yate Fortuna empresarios mallorquines sumaron una colecta, sugerida por el propio rey, de 2.600 millones de pesetas, según el periodista Matías Vallés, a lo que el Gobierno regional de Jaume Matas (PP) sumó 400 millones. Y así disfruta de sus veraneos, como cada año recogen las imágenes de la familia real en Mallorca. La mayoría compartidas con numerosos logos de conocidas empresas.
“Hay que tener cuidado con la estimación de Forbes porque incluía cosas del Patrimonio Nacional. A su nombre no encontramos nada legalmente. Incluso se le ha acusado e investigado por delitos financieros, como el cobro ilegal de comisiones y el robo de las obras de arte del Ducado de Hernani”, denuncia Iñaki Errazkin, autor de ‘Hasta la coronilla. Autopsia de los Borbones’.
La única forma de conocer sus ingresos públicos es rastrear los presupuestos. Directamente en 2009 recibió 8,9 millones. “Patrimonio Nacional destina unos 140 millones al mantenimiento de palacios y otras posesiones, seis millones del Ministerio de Administraciones Públicas son destinados para asesores, funcionarios de élite… Además, el parque móvil de unos 60 vehículos de alta gama corresponde al Ministerio de Economía y todos sus viajes corren a cargo de Defensa o Asuntos Exteriores”, explica Antonio Romero, ex diputado de IU y coordinador de la Red de Municipios y Cargos Públicos por la III República.
Pero las cuentas no cuadran. Y nadie lo puede investigar. El artículo 56 de la Constitución establece que “la persona del rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad”. Incluso tras el nombramiento de un interventor de las cuentas reales en 2007, la Casa Real afirmaba que era “una decisión administrativa y burocrática adoptada por el rey para mejorar el funcionamiento interno de la institución, no tiene más trascendencia“.
La Casa Real actúa como un verdadero paraíso fiscal, interpretan la disposición libre de su presupuesto, como que no tienen que dar explicaciones a nadie”, denuncia Romero. La falta de control por parte, incluso, de los propios organismos públicos, fue denunciado en abril ante el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo por Esquerra Republicana de Catalunya.
Recientemente, Gaspar Llamazares (IU) tenía que ampliar una pregunta al Gobierno sobre si podía dar “garantías de que ningún recurso de la familia real esté en paraísos fiscales” a todas las instituciones del Estado. No era la primera vez que denuncias similares se hacían públicas.
Patricia Sverlo recogía en ‘Un rey golpe a golpe’ (Ardi Beltza, 2000) que tanto él como su familia tienen ahorrados 6.000 millones de pesetas en bancos suizos, por “si las cosas se tuercen en el Estado”. Los escándalos económicos han salpicado en numerosas ocasiones a Juan Carlos de Borbón. Y han servido como indicios de los negocios en que podría estar involucrado. Durante los gobiernos de Felipe González, varios casos de corrupción fueron protagonizados por empresarios y personas de su máxima confianza: Javier de la Rosa, Manuel Prado de Colón y Carvajal, José María Ruiz Mateos o Mario Conde pisaron en varias ocasiones los tribunales. Una situación que vuelve a estar presente con la publicación en septiembre del libro de Conde, Memorias de un preso, donde relata los intentos del rey por frenar la intervención de Banesto y su posterior enjuiciamiento.
A ellos se suman nuevos episodios, aunque toquen más de cerca a su sucesor. A primeros de agosto era detenido Pepote Ballester por el escándalo del Palma Arena; y Telma Ortiz, hermana de la princesa Letizia, era nombrada ‘a dedo’ subdirectora de Proyectos del Departamento de Relaciones Internacionales del Ayuntamiento de Barcelona (PSC e ICV).
Humildes comienzos: Desde su designación como heredero de Franco, el rey no ha dejado de incrementar su fortuna privada. Siempre se recuerdan los problemas económicos que tuvo su familia tras el exilio de Alfonso XIII. Pero todo cambió desde que Luis Valls Taberner (Banco Popular) empezara a administrar una “suscripción popular” para aportar liquidez con el apoyo de otros banqueros, muchos nobles y empresarios franquistas.
Posteriormente recogería el testigo José María Ruiz Mateos. Un hecho que utilizó para intentar protegerse de la Justicia cuando Rumasa le fue expropiada. Entonces denunció haber entregado mil millones de pesetas al monarca. La fortuna de Juan Carlos de Borbón y su familia ha continuado aumentado. Y de forma ‘discreta’. ¿Hasta cuánto? No lo sabemos, pero la cifra de 1.790 millones “nunca ha sido desmentida por La Zarzuela”, según se recogía en un escrito del coronel Amadeo Martínez Inglés al Parlamento en 2008, quien un año antes había publicado ‘Juan Carlos I, el último Borbón. Las mentiras de la monarquía española’.

El Estado pagará la fabricación de una silla especial para que el Rey pueda ir de caza

Urge la Tercera.

La vela y la caza han sido sin duda dos de las grandes pasiones deportivas del Rey. Estas actividades las ha seguido practicando con asiduidad hasta hace muy poco.

 El esquí, en cambio, lo abandonó después de sufrir su último percance en 1995. En esta ocasión fue público, porque acudió a la boda de la infanta Elena y Jaime de Marichalar con el brazo escayolado. Las regatas tampoco forman parte de su vida veraniega y ya sólo navega en los barcos de sus amigos y en el 'Fortuna', cuando hay que presentar una imagen de familia unida y querida.

 

El caso es que a Su Majestad solo le quedaba la caza como recurso de esparcimiento y de vanidad, porque en el mundo cinegético a don Juan Carlos se le considera un buen escopeta. De hecho, tiene varios records, e incluso alguna espina, cuando Juan Abelló le arrebató el puesto en el ranking de trofeos al abatir en la finca de Alberto Alcocer un venado de gran envergadura.

 Ahora las cosas han cambiado, y el Rey no acude con tanta asiduidad como antes a los cotos de Alberto Alcocer, Samuel Flores, Isidoro Álvarez, Florentino Azuaya y a otros campos pertenecientes al ghota del mundo de la empresa y la nobleza. La última vez que estuvo de cacería fue en el puente de Todos los Santos, en la finca de Patrimonio Nacional, La Encomienda de Mudela, en Ciudad Real, donde la especialidad es la perdiz roja. Se le esperaba para las fiestas de la Constitución y la Inmaculada, pero el "accidente doméstico" del que aún se está recuperando hizo que se cancelaran las monterías. Como anécdota, señalar que hace años Eric Clapton fue uno de los invitados que disfrutó de la caza diurna y, por la noche, de concierto flamenco en el propio palacio.

 

La razón de que don Juan Carlos haya disminuido sus citas deportivas es habitual entre los cazadores que van cumpliendo años. Hay que despertarse antes de que amanezca y pasar muchas horas de pie, con el consiguiente esfuerzo físico. Y el rey, como ha aclarado en varias ocasiones el departamento de Comunicación de su Casa, "se tiene que cuidar por prescripción facultativa".

 

Una silla exclusiva para el Rey

 

Pero don Juan Carlos, que parece que no está dispuesto a sacrificar una de sus aficiones preferidas, ha hecho que le diseñaran y fabricaran una silla especial para las largas esperas en el coto de caza, según ha podido saber Vanitatis. Se trata de una especie de taburete ergonómico con respaldo y brazos para que, de esa forma, el cuerpo descanse cuando el monarca no tiene que disparar.

 

No es la primera vez que a Su Majestad le fabrican un objeto de caza personalizado, pues el rey tiene una espléndida colección de escopetas, parte heredada y otras nuevas, de primera categoría que, además, marcan la moda del momento en lo que a diseño se refiere. Según parece, sus preferidas son las de la marca Kemen, que también es la favorita del príncipe Felipe, que solía acudir a cazar antes de casarse a la finca de su amigo López Madrid en Salamanca.

 

El Rey, por ejemplo, tuvo una mala racha y atinaba poco, pero bien aconsejado se hizo fabricar una escopeta con un diseño ultramoderno con dos cañones superpuestos adaptados al tiro de perdiz. Parece que una de las características de este tipo de arma es que no se desajusta, por muchos tiros que se disparen. Escopetas exclusivas para un tirador de sangre azul.

 

Otros cazadores, que también las encargan tuneadas en Eibar y Elgoibar, son Alejandro Agag, el sirio Rahman el Asir, casado con María Longoria, Amusategui, Emilio Botín, el sultán de Brunei y el príncipe consorte de Dinamarca. Incluso, cuentan que Alberto Alcocer se llevó de una tacada veinte escopetas y rifles, cinco del calibre 22 y las otras del 20. Hay lista de espera y los artesanos tardan cerca de quince meses en construir una escopeta de las denominadas normales. El Rey, siempre tiene preferencia.  

Fuente de la noticia: perros de casa.

Insurgente

El PACMA denuncia que el rey tendrá una silla especial para cazar

El partido animalista recuerda que mientras el monarca sigue con su "afición", más de "80 millones de animales mueren cada año por gente sin escrúpulos"

YERAY CALVO Madrid 07/12/2011

El monarca, en Angola, posando con uno de sus trofeos para inmortalizar la jornada.

El monarca, en Angola, posando con uno de sus trofeos para inmortalizar la jornada. 

El rey tendrá una silla especial para sus jornadas de caza. Lo denuncia el PACMA, que a través de una nota explica que se trata de "una silla ergonómica con respaldo y apoyabrazos que le permitirá descansar entre disparo y disparo".

Además, el partido animalista recuerda que "mientras la Casa Real valora cómo afrontar los problemas de salud del monarca sin que deba abandonar su afición por la caza, más de 80 millones de animales mueren cada año en España asesinados por personas sin escrúpulos".

Fuentes de la Casa Real consultadas por Público.es no han querido ni confirmar ni desmentir el encargo de la silla. Reconocen no obstante que el monarca tiene cada vez más problemas para realizar una de sus aficiones preferidas debido a sus problemas de salud.

Según revela Vanitatis, no es la primera vez que al rey "fabrican un objeto de caza personalizado".  Al parecer, tiene "una espléndida colección de escopetas", y ante una "mala racha" en la que "atinaba poco", "se hizo fabricar una escopeta con un diseño 'ultramoderno' con dos cañones superpuestos adaptados al tiro de perdiz".

Zarzuela considera lógico que sus participaciones en este tipo de jornadas "disminuya" y entienden que si Juan Carlos encarga o no una silla especial es algo que pertenece a su ámbito privado. Lejos quedan esas jornadas en las que el rey cazaba osos lobos, búfalos, antílopes y leopardos

La caza también le ha causado algún quebradero de cabeza al rey. Como cuando el juez archivó una querella presentada por la Fiscalía contra los humoristas del diario Deia por injurias y calumnias contra el rey, al entender que una viñeta sobre el monarca y el oso Mitrofan no era constitutiva de delito.

El Partido Animalista pide la prohibición de esta práctica "absolutamente dañina para los animales" y exige "el fin de la financiación pública estas actividades".

"Es indignante que mientras las protectoras de animales, que desempeñan una labor encomiable y altruista, se quedan sin subvenciones y sufren los devastadores efectos de la crisis, el Estado financie la actividad ociosa del rey Juan Carlos, que consiste en la matanza de animales por puro placer", explica Laura Duarte, portavoz del Partido Animalista.

Público

Comentar este post

Néstor 12/10/2011 08:53


Este tipete es directamente impresentable, el sujeto no solamente se aprovecha del estado Español, (que yo sepa el estado es el pueblo), esquilmandolo abusivamente, el su parafernálica "familia
real" roban, abusan y acostumbran muy malas diversiones.


Si España como estado ( nuevamente el pueblo ), tuviera la dignidad necesaria y el valor suficiente, sacarían a patadas a esta caterva de inmundos parásitos, que lo único que logran es avergonzar
a las mayorías, pues no es posible que sigamos con costumbres de la época feudal, en los tiempos que corren.


Tal vez a la Otan, a la Comunidad Europea, al Club de Bilderberg, y a otras organizaciones de este tenor le sirvan las monarquías, yo les puedo asegurar que a los pueblos "NO".

Teresa 12/09/2011 22:48


 


Para exigir transparencia:


http://actuable.es/peticiones/pide-la-casa-real-transparencia-sobre-sus-cuentas-y-patrimonio