Justicia alemana libera al cómplice nazi Demianiuk condenado a 5 años de prisión

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Iván (John) Demianiuk
 12/05/2011
Berlín, 12 de mayo, RIA Novosti.

El Tribunal de Munich, al tomar en consideración la edad provecta del ucraniano Iván (John) Demianiuk, de 91 años, condenado a 5 años de prisión como cómplice nazi, decidió ponerlo en libertad, comunicó hoy la cadena alemana N-24.

“El acusado será puesto en libertad”, cita la cadena al juez Ralph Alt.

Demianiuk pasó en cárcel dos años mientras se desarrollaban la investigación y el proceso.

La parte de descargo planea recurrir el fallo del tribunal, que todavía no ha entrado en vigor. “Me alegro de que lo pongan en libertad. Es un hecho que infunde optimismo”, dijo el abogado Ulrich Busch.

El proceso contra Demianiuk comenzó en Alemania el 30 de noviembre de 2009, tras su deportación de EEUU. Según los jueces de instrucción alemanes, Demianiuk participó en la liquidación de al menos 27.900 prisioneros del campo nazi Sobibor, en el territorio de Polonia, donde  sirvió de carcelero tras caer prisionero.

La fiscalía alemana exigió condenar a Demianiuk a seis años de cárcel. La parte de descargo insistió en su inocencia.

Demianiuk nació en 1920 en Ucrania. Emigró a EEUU en 1952, donde se naturalizó en 1958, sin revelar al Servicio de Inmigración su pasado nazi. Ese hecho se supo en 1975. En 1986 las autoridades de EEUU extraditaron a Demianiuk a Israel, donde lo condenaron a la pena de muerte por crímenes contra la humanidad.

Se suponía que precisamente Demianiuk fue aquel carcelero sádico a que los prisioneros del campo nazi Treblinka, en Polonia, llamaron “Iván el Terrible”.

Pero el Tribunal Supremo de Israel probó en 1993 que Demianiuk no sirvió de carcelero en Treblinka y lo puso en libertad. Demianiuk regresó a EEUU. Sin embargo, las autoridades estadounidenses continuaron la investigación.

En 2002, la Justicia consideró a Demianiuk culpable de haber servido de carcelero en campos de concentración nazis, lo privó de la nacionalidad estadounidense y lo deportó.

Durante el proceso en Munich fueron escuchadas las declaraciones de unos 30 testigos de la parte de cargo, familiares de los asesinados en Sobibor en su mayoría.

 

ria-novosti.gif

Etiquetado en Europa

Comentar este post