La Audiencia Nacional no investigará la gran trama de corrupción de la monarquía española

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

La Audiencia Nacional española confirmó este jueves que no investigará el supuesto desvío de fondos públicos al Instituto Nóos, organización que fue presidida por Iñaki Urdangarín, el yerno del Rey de España.

La competencia para investigar el caso ya había sido rechazada por el juez Ismael Moreno, siguiendo el criterio del fiscal de que los hechos supuestamente delictivos “no constituían una estafa que pudiera afectar a la economía española”, lo que hubiera determinado la competencia de la Audiencia Nacional.

Así, el tribunal considera que los hechos “no han causado grave repercusión en la seguridad del tráfico mercantil o en la economía nacional”, “no ha repercutido en nuestro sistema financiero, no ha afectado al mecanismo de cambio bursátil, ni en la cotización de nuestra moneda”.

La hija del Rey también está implicada

La investigación sobre la gran trama de corrupción en la que está involucrada la Monarquía española ha revelado como los socios del yerno del Rey se comunicaban e interactuaban para evadir impuestos endosando gastos personales a la empresa de Iñaki Urdangarín, Aizoon.

Un conjunto de correos electrónicos muestran los movimientos de capital que Urdangarín realizó en 2008. Se ha filtrado que el Rey Juan Carlos ya tenía conocimiento de la trama desde el año 2006 pero no dijo nada, lo que en derecho es considerado como un delito por encubrimiento.

Además, las conversaciones via e-mail implican a la esposa de Urdangarín, la infanta Cristina. El uno de septiembre del año 2009, le responden: “SAR me ha encargado compras que no puedo justificar por gastos de Aizoon“, refiriéndose a Su Alteza Real la infanta Cristina, “Le doy los tickets a Marco, para que él me devuelva el dinero de la caja. ¿Ok?” A lo que Urdangarín le responde “Ok. Se lo gasta en algún regalo para mí no?”.

Gran parte de todos esos correos remiten a la actividad de Aizoon, la empresa inmobiliaria en la que figuraba la infanta Cristina.

La Casa Real ya conocía desde 2006 los “negocios” del yerno el Rey

La Casa Real admitió en diciembre que conocía desde 2006 la trama corrupta del Instituto Nóos, con la que Urdangarín obtuvo 5,8 millones de euros de dinero público desviándolo a empresas de su propiedad.

Fuentes de la institución explicaron que en 2006 ordenó al yerno del Rey “abandonar inmediatamente” el Instituto Nóos porque la asociación, cuyos estatutos la definen como altruista, “realizaba actividades que podían ser lucrativas”.

“La fórmula de utilizar una asociación para contratos con administraciones era inadecuada”, resumen en Zarzuela a los seis días de que el Rey apartase a su yerno de la agenda oficial para desligarse de la trama de corrupción que afecta también a la hija del Rey y esposa de Iñaki Urdangarín, la infanta Cristina, directora ejecutiva de Aizoon SL, una de las empresas privadas donde se desviaba el dinero público.

Pese a que la Casa Real española tenía conocimiento sobre el tema, Aizoon SL siguió haciendo negocios después de 2006. Fue ese año cuando la compañía de Urdangarín comenzó su relación con Mixta África SA, una inmobiliaria con sede en Barcelona que construye viviendas de lujo en el continente africano y en cuyo accionariado tienen un peso significativo miembros de la familia real saudí.

Entre 2006 y 2009, Aizoon SL percibió 445.440 euros de Mixta África por asesoramientos inmobiliarios. Además de cobrarle por servicios Aizoon adquirió en 2007 acciones de Mixta África por 150.001 euros, y así lo ratifica el informe de Hacienda.

Además de los procedentes de esa inmobiliaria, Aizoon recibió tras 2006 pagos anuales por importe global superior a medio millón. Pagó Motorpress Ibérica SA, a cuyo consejo perteneció Urdangarin hasta septiembre de 2009.

En 2007, la compañía de los duques ingresó 117.197 euros procedentes de Seeliger y Conde SA, Altadis SA y Aceros Bergara SA, y recibió 26.000 euros más de cuatro particulares. Al año siguiente, Altadis (8.700) y Aceros Bergara (35.444) volvieron a pagar. Y, en 2009, Aizoon facturó, además de a Mixta África (55.680) y a Motorpress (101.500), a otras siete compañías que le reportaron ingresos totales por 146.160 euros. Uno de esos cobros (34.800 euros) tenía su origen en la elaboración de un informe para una empresa valenciana sobre la opción de organizar una gran fiesta multicultural.

LibreRed.net 

Etiquetado en Europa

Comentar este post