La corrupción es la cruz de Alan García

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

En octubre de 2008, el caso “petroaudios” remeció los cimientos del gobierno de Alan García, trayéndose abajo al Consejo de Ministros encabezado por su intimo amigo el ex premier Jorge del Castillo. Sin embargo, según declaraciones de los ex marinos acusados de interceptación telefónica a través de la empresa Business Track (BTR?, la pista de este caso conduciría al mismísimo presidente Alan García.

 

¿Existe una real voluntad política para combatir la corrupción en el Perú, más allá de los gestos y los discursos?

 
¿tenemos instituciones sólidas y eficaces para esta tarea?

 

Walter Vargas -investigador de Forum Solidaridad Perú analizó, por un lado, los decretos de urgencia emitidos en el último año y que han reducido los controles para grandes procesos de concesión; y, por el otro, las dificultades para la fiscalización que plante el establecimiento de núcleos ejecutores... todo tejido ex-profeso para debilitar el control de la corrupción...

 

 

Corrupción: ¿Qué nos deja García?

19 julio 2011 http://lamula.pe/2011/07/19/corrupcion-que-nos-deja-garcia/otramirada

.

Si el primer gobierno de Alan García ha sido recordado por su irresponsable manejo de la economía, este segundo gobierno será recordado por su escasa voluntad política para enfrentar los casos de corrupción.

Sin embargo, a diferencia del ex presidente Alejandro Toledo, Alan García ha logrado un mejor manejo de la “anticorrupción”. Gracias a un hábil control ejercido sobre los poderes del Estado, así como por su relación con el poder económico, habría quedado “salpicado” pero no realmente comprometido por la corrupción.

En octubre de 2008, el caso “petroaudios” remeció los cimientos del gobierno de García, trayéndose abajo al Consejo de Ministros encabezado por el ex premier Jorge del Castillo. Sin embargo, según declaraciones de los ex marinos acusados de interceptación telefónica a través de BTR, la pista de este caso conduciría al mismo presidente García. Según Carlos Tomasio, durante las visualizaciones del material incautado por agentes de la Dirandro a Manuel Ponce Feijoó, se habría encontrado un audio de Alan García, pero luego este desapareció. Esta información concuerda con lo afirmado por el periodista Gustavo Gorriti en su libro“Petroaudios”, cuando menciona que García, durante la campaña electoral de 2006, habría convocado a Ponce Feijoó para que chuponeara al candidato Ollanta Humala. Sin embargo, hasta ahora, no existen pruebas al respecto.

Lo que sí queda claro es que, salvo García, varios apristas salieron muy mal parados al verse involucrados en casos de corrupción. Al mismo tiempo, el Poder Ejecutivo no mostró un real interés por enfrentar este flagelo. Para García, salvo las obras, todo lo demás fue ilusión. Así, por ejemplo, un hecho que muestra el desinterés en la lucha contra corrupción de este gobierno son las continuas idas y venidas en el establecimiento de órganos para combatirla. Recordemos la creación con bombos y platillos de la Oficina Nacional Anticorrupción, un órgano al que no se le brindó ni recursos económicos ni técnicos para realizar sus funciones, por lo que fue desactivada a menos de un año de su creación¹.

 

         

Asimismo, durante este quinquenio habrían aumentado los espacios de riesgo para la comisión de actos de corrupción alentada por el uso frecuente de normatividad de urgencia para gobernar. Con García, hemos asistido a un “decretismo” sin precedentes, aunque las acciones y obras por ejecutar no hayan sido de “urgencia”. ¿Qué problemas ha traído este “decretismo”? La reducción de plazos, motivada por la necesidad de contratar a “como de lugar” y en el menor plazo posible, habría sido contraproducente no sólo porque constituye un nicho de probable corrupción sino que también desincentiva la participación de postores, reduciendo las posibilidades y condiciones a las que podría acceder los organismos del Estado².

Por todo lo expuesto, el presidente electo Ollanta Humala tiene una gran tarea por delante en la lucha contra la corrupción, compromiso expresado de manera directa en su lema de campaña: “honestidad para hacer la diferencia”. El objetivo de crecimiento económico con inclusión social caería en saco roto si de la mano no se lucha de manera frontal contra la corrupción.


¹ Ver informe del Grupo de Trabajo Contra la Corrupción-GTCC  (240 pgs)
-------------------------------
García está embarrado, piensa la gran mayoría

El gerente general de la Compañía Peruana de Estudios de Mercado y Opinión Pública S.A.C. (CPI), Manuel Saavedra, resaltó ayer, analizando la última encuesta de la empresa que representa, que la corrupción ha tomado más fuerza en el país debido a que “los petroaudios y tantas otras denuncias públicas han ido reforzando esa imagen de corrupción del gobierno que lamentablemente está ahí presente”.


Según el último sondeo de opinión de esa empresa, la gran mayoría de la población (59,8%) tiene la percepción de que el presidente Alan García “sí está directamente comprometido” en los negociados revelados por los petroaudios, es decir, que lo considera comprometido con la corrupción.

En el interior del país, un 63,4% de los encuestados sí cree “que el presidente Alan García se encuentra comprometido de alguna forma con los actos de corrupción difundidos a través de los petroaudios”, según los términos de la pregunta que CPI hizo a más de 1,500 personas en todo el país, a nivel urbano, en 21 regiones.

De la misma manera, un gran sector de la población (85%) está de acuerdo con la difusión de los petroaudios “a través de los cuales se han dado a conocer diversos actos de corrupción”. Agrega el sondeo de opinión que un 82% aprueba la publicación de los audios que aún no han sido publicados. “Hay un interés muy grande de la población por seguir este tema muy de cerca”, indicó Saavedra.

En cuanto a la aprobación minoritaria del presidente Alan García (27%), Saavedra explicó que el crecimiento ocurre sólo en Lima (36%), mientras en el resto del país hay un promedio de sólo 19%. En las cifras publicadas por CPI, la selva es el lugar en que menos aceptación tiene el mandatario (12,2%).

La misma investigación reseña que para un 50,6% de la población el gobierno no tiene ningún logro importante. Sólo un 12,4 considera al Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos un resultado favorable de la administración García, seguido de lejos por “estabilidad económica” con sólo un 4,1% de los encuestados.

Un 23,3% califica como un desacierto del gobierno el alza del costo de vida, mientras que para un 9,1% lo es “no combatir la corrupción”.

A la pregunta sobre preferencias electorales para el 2011, el 20,5% apuesta por Luis Castañeda, mientras otro 15,1% lo hace por Ollanta Humala y 14,8% por Keiko Fujimori, quedando rezagados Lourdes Flores (12,9%) y Alejandro Toledo (11,1%). Muy a la cola aparecen Pedro Pablo Kuczynski (2,8), el candidato del APRA –sin nombre– (2,2%) y Yehude Simon (2).

SINESIO LÓPEZ

Falta mayor transparencia
Para el analista político Sinesio López, el gobierno debería hacer más esfuerzos para que haya mayor transparencia en su gestión política y administrativa. “El Estado y el gobierno no tienen nada que ocultar. Acuerdos, convenios, salvo los de seguridad nacional, todos tienen que ser transparentes, todo el mundo tiene que verlos, conocerlos, saber”, enfatizó.

Opinó que el mensaje que trae la encuesta de CPI es un pedido de investigación, que alcance inclusive al mismo presidente García, quien, aunque es inimputable, debe ser investigado porque la política exige transparencia.

Respecto a la relación entre corrupción y filiación a la hora de decidir el voto, consideró que las percepciones de las clases populares son diferentes a las de las clases medias. Explicó que mientras las primeras no diferencian la corrupción en el ámbito público y privado, las clases medias sí lo hacen y consideran que la corrupción está básicamente concentrada en el gobierno de Fujimori, y en segundo lugar, García.

CARLOS REYNA

Estado permite corrupción

El analista Carlos Reyna responsabilizó al diseño de un Estado muy centralista “que permite este reino de la corrupción” la gran desconfianza de la población que trasunta la encuesta de CPI.

“Somos un país con un Estado muy centralista, que concentra en pocas manos el manejo de los recursos nacionales más importantes. Con muy poca práctica en el campo de la transparencia y demasiadas concesiones a la impunidad”, declaró.

“La reforma del Poder Judicial, que podría paliar en algo esta situación, esta postergada y la población tiene la percepción de mucha inmoralidad en la política y en el mundo de los negocios”, añadió.

A ello contribuye que desde la clase política, desde el gobierno, no hay señales claras de lucha contra la corrupción, de señalamiento de responsabilidades. En el tema de los petroaudios todos los ministros han sido liberados de mayores culpas, sostuvo.

http://www.diariolaprimeraperu.com/onli ... icia=33221

Por cinabrio
cinabrio blog

Comentar este post