La crisis europea (3) Cuando las balas empiezan a picar más cerca

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

18 de noviembre de 2011

Autor: William Yohai

0euro

La noticia en que se basa un artículo que publica hoy Ámbito Financiero debería haber figurado con destaque en la prensa local. Que sepamos, no lo hizo.

“El impacto de la crisis en los emergentes

Serio: Banco Central de Brasil advierte por una caída de la actividad en el tercer trimestre

La actividad económica de Brasil cayó en el tercer trimestre pese haber registrado un leve avance en septiembre, mostraron datos divulgados por el Banco Central, que apuntan a que la mayor economía de Latinoamérica sigue desacelerándose más de lo esperado.

El índice de actividad económica IBC-Br del Banco Central de Brasil cayó un 0,32 por ciento en el tercer trimestre frente al periodo anterior de tres meses.

El indicador subió un 0,02 por ciento en septiembre y una caída de agosto fue revisada hacia abajo, a una contracción del 0,57 por ciento desde un retroceso del 0,53 por ciento informado previamente.

A los economistas les preocupa que la economía de Brasil se esté desacelerando más de lo esperado a medida que siente el impacto de la agitación financiera global, con una producción industrial estancada este año y una tasa de inflación cercana a su máximo nivel en seis años.

El llamado índice IBC-Br es considerado ampliamente como un antecedente del dato de Producto Interno Bruto (PIB). Las cifras del PIB del tercer trimestre serán divulgadas el 6 de diciembre.

La crisis de deuda soberana de la zona euro ha golpeado a Brasil, debilitando la confianza de los inversores en todo el mundo y contenido la demanda de materias primas. Brasil es un gran exportador de varias materias primas, incluyendo soja, mineral de hierro, carne y jugo de naranja. Una caída de la demanda global de esos productos pesa con fuerza sobre su economía.

Los economistas han reducido en forma sostenida sus previsiones para el crecimiento de Brasil este año tras una fuerte expansión de un 7,5 por ciento en el 2010. A comienzos de año, las proyecciones llegaban hasta un PIB del 5 por ciento para el 2011.

Sin embargo, los analistas consultados en el más reciente sondeo semanal Focus del Banco Central entre entidades financieras, divulgado el lunes, prevén que la economía brasileña crecerá tan sólo un 3,16 por ciento este año”

 

O sea, Brasil está entrando en recesión. Sí, es cierto, se define como tal a una caída del PBI durante al menos dos trimestres consecutivos.

O sea, esto podría ser una anomalía temporal. Sin embargo, como dice el mencionado texto, la tendencia a la desaceleración es muy rápida en el gigante del Norte.

Que es, no sólo nuestro principal mercado, sino, junto a Argentina el que importa de nosotros la mayor proporción de productos con alta incorporación de mano de obra.

El resto del mundo nos compra, básicamente, carne, soja y arroz.

 

Pero, ¿Qué hace una referencia a Brasil en un artículo cuy título refiere a la crisis europea?

Veamos: Esta última ha seguido evolucionando. Ayer fue un día negro.

En la presentación anterior “la crisis europea al día (2)” habíamos explicado la importancia de la tasa de interés que alcanzaban los títulos de deuda pública emitidos por los países de Europa como indicadores indirectos de la capacidad de los mismos para cumplir sus obligaciones con los acreedores.

Ayer tanto para España como para Italia los bonos a 10 años pasaron del 7%. Que es una especie de raya roja que la historia reciente  ha establecido como límite para la sostenibilidad de la deuda pública.

Hoy, según informa Bloomberg, el Banco Central Europeo salió de nuevo a comprar en forma masiva forzando la tasa de interés por debajo de la “cifra mágica” del 7%.

Mientras los nuevos gobiernos banqueros de Monti (Italia) y Papademos (Grecia) afinan sus planes para llevar profundizar los proyectos de ajuste social y las privatizaciones que se vienen, el BCE juega al límite, cosa de no dejar que la presión sobre políticos y pueblos afloje un centímetro.

Claro, esta política de riesgo extremo está poniendo nervioso al principal (diríamos que casi único) aliado de la “Fuhrer” Merkel, o sea Sarkozy.

Porque Francia también empieza a sentir en sus tasas de interés el impacto del contagio que ya ocupa todo el Sur del continente. Ayer sus bonos a 10 años alcanzaron el 3,64%, fenómeno que heló la sangre de mucha gente. Y con razón, Francia es la segunda economía europea.

Entonces, Sarko no tuvo más remedio de decirle-pedirle-exigirle (que cada cual lea las noticias y saque sus conclusiones) que afloje la piola.

No es para menos, los bonos de los países europeos están amenazando cada día llegar al punto, en cuanto a valor, de parecerse al papel más imprescindible en la existencia humana. Ya me entienden….

¿Hasta dónde está dispuesta a apretar Merkel?

Porque si el BCE no toma de una vez el toro por las guampas y se decide a comprar ampliamente los bonos que salen al mercado, tanto en emisiones directas de las tesorerías de los países cuanto los que “flotan” en el mercado secundario, se corre el riesgo de una corrida general en la Eurozona, corrida que, sin duda, continuará con los bancos del continente.

Y es perfectamente posible que se llegue a un punto de no retorno. En el cual todas las medidas que se tomen sean inefectivas y el euro termine derrumbándose como moneda común, junto a las economías del continente.

Una interpretación generalizada de la actitud de Alemania, y en particular de Merkel es que los Alemanes tienen un recuerdo aún vigente y terrorífico de la hiperinflación que asoló aquel país en los años 20 y que jugó un papel facilitador en el ascenso de Hitler al poder.

Personalmente, no me lo creo. Las circunstancias son demasiado diferentes hoy.

No hay para nada, dada la recesión existente y la sobreproducción de manufacturas que recorre el planeta, riesgo de un proceso hiperinflacionario a breve plazo. Lo único que se mantiene a precios elevados son las materias primas, aunque con una tendencia al afloje en commodities agropecuarios y metales industriales.

Salvo el petróleo, claro.

Que, más que un papel inflacionario, está cumpliendo con su precio elevado un papel recesivo. Su precio elevado reduce el dinero disponible por las masas trabajadoras de Occidente para comprar otras cosas.

Repitamos, para retomar el hilo la pregunta: ¿porqué hace esto, entonces Alemania?

Mi respuesta, como hace 72 años Hitler tomaba Europa por asalto con los tanques, hoy Merkel intenta hacer lo mismo con…Euros.

Las empresas y bancos alemanes podrán, si esto sigue un tiempo más, comprar activos europeos a precio vil.

Y no tendrán que compartir ganancias, no quedarán regulaciones laborales, ni beneficios sociales (más allá de los “planes focalizados” al estilo MIDES uruguayo) que depriman las ganancias.

Y si parece conspirativo, retorcido y tenebroso….es porque LO ES.

 

Continuamos con un artículo que escribe un autor español que ha descrito muy bien el desastre inmobiliario. Se llama Borja Mateo.

Y su evaluación es que los precios de la vivienda en aquel país han caído ya, en términos nominales, es decir, sin considerar la inflación del período, un 40% en promedio desde fines de 2006, cuando llegaron al tope, hasta la actualidad. Como siempre, en los promedios de ahogan los enanos.
Reproducimos a continuación su tabla que grafica las caídas.

 

“En las principales ciudades

Barcelona: Bajada desde 2006 nominal: 40., 13%. Real 46,5%.

Bilbao: Bajada desde 2006 nominal 23,62%. Real 31,74%.

Hospitalet: Bajada desde 2006 nominal 51,47%. Real 56,63%.

Madrid: Bajada desde 2006 nominal 39,55%. Real 45,95%.

Málaga: Bajada desde 2006 nominal 39,04%. Real 45,52%.

Sevilla: Bajada desde 2006 nominal 28,22%. Real 35,86%.

Valencia: Bajada desde 2006 nominal 47,12%. Real 52,75%.

Zaragoza: Bajada desde 2006 nominal 46,36%. Real 52,06%.”

 

Consecuentemente con la tesis que hemos expuesto, La Juventud publicó hace un par de días un artículo sobre los recortes que el actual gobierno de Cataluña está haciendo al sistema público de salud.

Sistema que podía, hace algunos años ser exhibido como modelo a nivel mundial. Ya los gobiernos anteriores, unos diez años atrás habían comenzado a recortarlo poco a poco. Ahora el asalto es atroz.

Probablemente termine siendo un sistema pobre para los pobres. Y dejará libre el terreno para el negocio de las privadas.

Si el modelo propuesto se parece al que tenemos por estos lados es porque es exactamente igual.

La salud, como bien imprescindible, es un bocado preciado para las empresas privadas en todo el mundo. Pero para que florezca como negocio es necesario que no exista una salud pública de calidad.

Nada nuevo bajo el sol

 

 

 

La crisis europea…Se caen las máscaras

La crisis europea…Se caen las máscaras

artículo - 12/11/11 - La crisis europea…Se caen las máscaras - LA crisis europea AL DÍA Cuando se caen las máscaras 11 de Noviembre de 2011 Autor: William Yohai …

La crisis europea (2) cuando se caen las máscaras

La crisis europea (2) cuando se caen las máscaras

artículo - 15/11/11 - La crisis europea (2) Cuando se caen las máscaras - 13 de noviembre de 2011 Autor: William Yohai Biografía de Mario Monti, quien sucederá a…

Etiquetado en Europa

Comentar este post