La derecha norteamericana ofendida porque un inmigrante alienígena renuncia a la ciudadanía estadounidense

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

A los mexicanos los matan a tiros en las fronteras y nadie mueve un pelo... Pero que los extraterrestres no quieran ser gringos...eso causa mucha indignación.

Así funciona la lógica del pensamiento americano.

La derecha de EEUU “agraviada” al rechazar Superman su ciudadanía

 

Viñeta del Action Comics 900 en la que Superman 'renuncia' a su nacionalidad

Viñeta del Action Comics 900 en la que Superman 'renuncia' a su nacionalidad

¿Debe Superman ser neutral políticamente hablando? ¿Tiene que apoyar a EEUU y manifestarse contra Ahmadineyad? ¿Es esto tan importante para un simple cómic?

Parece que en EEUU sí. Y es que el patriotismo de los estadounidenses no entiende de cómics ni de ficción. Para ellos, que Superman reniegue de su ciudadanía estadounidense -como ha hecho en el número 900 del cómic publicado el miércoles- supone un gran agravio.

Y se lo han hecho saber claramente a la editora de ‘Superman’, DC Comics, a la que han acusado de “menospreciar al país”.

Los que se han considerado más agraviados, y por lo tanto los que más han protestado, ha sido la derecha de EEUU. Periodistas, columnistas y opinadores varios han manifestado su oposición a este cambio.

“Si no cree en EEUU no cree en nada”

Es el caso de Jonathan Last, redactor de la publicación conservadora The Weekly Standard, que calificó la decisión de DC como ”la mayor tontería que DC Comics podía hacer”, al tiempo que insistió en que lo “único realmente interesante del personaje es su devoción completa a EEUU, que establece sus límites morales”.

“¿Cree en el intervencionismo británico o en la neutralidad suiza? Si Superman no cree en Estados Unidos no cree en nada”, añade, según informa The Guardian.

Las palabras de Jonathan Last vienen a colación del motivo por el que DC Comics ha tomado esta decisión. En uno de sus episodios, el superhéroe asistía a una manifestación contra el presidente de Irán, Ahmadineyad, tras lo cual recibió numerosas críticas. Por ello, en DC pensaron que la mejor idea era que el personaje de cómic renunciara a su ciudadanía estadounidense, pero seguramente no pensaron la que se les vendría encima.

“Pretendo hablar en Naciones Unidas mañana e informarles de que renuncio a mi ciudadanía estadounidense. Estoy cansado de que mis acciones se interpreten como instrumentos de la política de EEUU”, ha sido la frase de la polémica.

“Falta de patriotismo”

Para la publicista de Hollywood y activista republicana Angie Meyer, esas manifestaciones supusieron “además de una falta de patriotismo y respeto”, una “inquietante metáfora del actual estatus económico y de poder que tiene el país en el mundo”, comentó a la cadena Fox.

También muchos fans y blogueros han manifestado en Internet su contrariedad por esta decisión argumental de DC.

Desde DC Comics se argumentó que el plan del personaje a partir de ahora era dar un “enfoque global a su batalla interminable, aunque siempre vaya a estar comprometido con su hogar adoptivo y sus raíces de niño de granja en Kansas”.

Según The Hollywood Reporter, detrás de la declaración de intenciones de Supermán está la voluntad de la editorial y de los estudios de cine para consolidar al Hombre de Acero como un personaje trasnacional que atraiga a un mayor número de audiencia y de taquilla en todo el mundo.

La historia de Supermán ha estado ligada desde sus inicios en 1938 a EEUU, con un traje que evoca los colores de la bandera del país y con portadas como una de 1942 que se convertió en un símbolo de su patriotismo en plena Segunda Guerra Mundial, cuando posó con el escudo de las barras y estrellas y un águila en su brazo.

 

(Tomado de Público, España publicado en Cubadebate)

separador

Supermán renuncia a ciudadanía estadounidense
  • En el ejemplar más reciente de Action Comics, el 900, difundido por la editorial DC Comics, Supermán renuncia a su ciudadanía estadounidense preocupado de que sus acciones sean consideradas instrumento de la política exterior de Estados Unidos. Según DC Comics, la historia refleja la naturaleza global del famoso kriptoniano y afirmó que éste continúa comprometido con su país adoptivo y con sus raíces como un chico campirano de Smallville, Kansas. (AP foto/DC Comics)

    En el ejemplar más reciente de Action Comics, el 900, difundido por la editorial …

Por la verdad, la justicia y... ¿el mundo?

Supermán ha causado revuelo al anunciar en el ejemplar más reciente de "Action Comics" que pretende renunciar a su ciudadanía estadounidense porque está cansado de que sus acciones sean interpretadas como instrumento de la política de Estados Unidos.

El Hombre de Acero, que cuando era niño emigró de Kriptón a la Tierra y fue adoptado por la familia Kent en Smallville, Kansas, llegó a la conclusión de que lo mejor para él es servir al mundo en general luego que lo acusaran de causar un incidente internacional al volar a Teherán en medio de una gran manifestación.

Debido a que advirtió una fuerte presencia policial y advertencias del ejército de que habría consecuencias severas por el movimiento de protesta, Superman quiso que los manifestantes supieran "que no estaban solos".

La historia de nueve páginas fue escrita por David S. Goyer y dibujada por Miguel Sepulveda. En ella, Supermán se mantiene de pie en silencio durante 24 horas, le lanzan bombas molotov, lo insultan y amenazan, pero también es ovacionado y recibe rosas de simpatizantes durante la movilización.

No le disparan a Supermán hasta que la manifestación de más de un millón de personas termina de manera pacífica.

"Permanecí 24 horas en la Plaza de Azadi. No me moví ni hablé. Sólo me quedé ahí", afirma Supermán al asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, quien teme que el superhéroe se haya vuelto contrario a Washington.

Sin embargo, el gobierno de Irán se refiere al proceder de Supermán como un acto de guerra y lo acusa de actuar en representación del presidente de Estados Unidos. Por eso Supermán explica que renunciará a su ciudadanía.

"La verdad, la justicia y los valores estadounidenses, ya no son suficiente", aseguró Supermán. "El mundo es demasiado pequeño, está muy conectado".

No es la primera vez que un personaje de historieta se enfada porque lo consideren parte de la política de Estados Unidos.

En la década de 1970, el Capitán América — Steve Rogers —, de la editorial Marvel Comics, renunció a su famoso traje y escudo y adoptó la identidad de Nómada cuando comenzó a subir de tono el escándalo del Watergate.

La noticia de la decisión de Supermán suscitó críticas en blogs y foros de internet, pero la editorial D.C. Comics aseguró que no se trata de una crítica al gobierno de Estados Unidos. De hecho, asegura la editorial, el Hombre de Acero se conserva tan estadounidense como el pastel de manzana, el béisbol y la vida rural.

"Superman es un visitante que proviene de un planeta lejano que adoptó los valores estadounidenses desde hace tiempo", dijeron el jueves en un comunicado los coeditores de DC, Jim Lee y Dan DiDio.

"Como personaje e ídolo, Superman encarna lo mejor del ser de los estadounidenses".

Supermán, al igual que su segunda personalidad, Clark Kent, que es estadounidense, continúa "como siempre, comprometido con su país adoptivo y con sus raíces como un joven campirano de Smallville, en Kansas".

 

Yahoo! Noticias

Etiquetado en Migración

Comentar este post