La emancipación Latinoamericana y Caribeña. Por Manuel E. Yepe*

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Información-Comunicación desde la izquierda

 

 

Manuel E. Yepe. Foto Virgilio PONCE

Por Manuel E. Yepe*/Foto Virgilio Ponce-Martianos-Hermes-Cubainformación.-

La actualidad latinoamericana y del Caribe demuestra que los pueblos de esta parte del mundo han pasado a imponer su voluntad y decisión de avanzar hacia su segunda y definitiva independencia por caminos pacíficos, y a enfrentar con la unidad de sus naciones la dura y casi siempre violenta resistencia a tal empeño por parte de las oligarquías desplazadas del poder.


A esta etapa de la lucha por la emancipación latinoamericana y caribeña ha contribuido de manera decisiva el hecho de que, poco más de cincuenta años antes, hubo en Cuba una revolución popular armada que, al lograr mantenerse, ha demostrado la factibilidad de la independencia pese a la determinación en contrario del gobierno de Estados Unidos.


Por doquier en Latinoamérica y las islas caribeñas, patrióticos combatientes por la independencia de sus pueblos entregaron sus vidas o sufrieron prisiones y torturas.


Muchos héroes salidos de las entrañas de sus pueblos cayeron en la lucha armada; gigantescos recursos fueron movilizados por los Estados Unidos para combatir la insurgencia popular y muchos hermosos proyectos revolucionarios fracasaron por ese motivo.


Es difícil conocer de un país grande o pequeño de la región que no haya sufrido alguna invasión, ocupación, golpe de Estado, asesinatos masivos de líderes obreros, campesinos y dirigentes sociales, o escandalosos fraudes políticos para imponer a camarillas de políticos fieles al orden imperial.


Con la sucesión de golpes de estado militares que dejaban en el poder a camarillas militares de derecha obedientes a Washington y la ejecución del macabro plan Cóndor, el imperialismo parecía haber hallado, mediante la superioridad de sus recursos materiales y sus métodos brutales, la fórmula para contener los avances de la lucha armada revolucionaria en el continente.


Pero la legitimidad de la revolución cubana se vio confirmada por su capacidad de desafiar y vencer todos los intentos de los EEUU por destruirla, incluyendo el más prolongado bloqueo económico jamás perpetrado contra pueblo alguno, una cruzada terrorista que ha incluido centenares de atentados contra la vida de su máximo líder, y una intensa y extensa campaña mediática de calumnias y manipulaciones a escala global.


Comoquiera que las motivaciones para el enfrentamiento al imperialismo continuaban vigentes y la revolución cubana seguía viva demostrando la factibilidad de romper el mecanismo del fatalismo geopolítico del sometimiento a Estados Unidos, en Venezuela, el joven comandante Hugo Chávez, inspirado en los ideales libertarios e integracionistas de Bolívar -tras fracasar en un levantamiento armado- supo adoptar la estrategia política que las circunstancias demandaban y, en  impetuosa campaña basada en un programa de gobierno de alto contenido social, triunfó en las elecciones presidenciales de 1998.


El advenimiento al poder en los años iniciales del Siglo XXI, como por efecto dominó, de varios gobernantes populares que no impuestos, ni apoyados, ni necesitados del visto bueno de Estados Unidos, que son partidarios de la autodeterminación de sus países, la unidad de la región. Este fenómeno, a su vez, ha estimulado las posibilidades de éxito de candidatos presidenciales y movimientos con similares ideales libertarios que no responden a los intereses de los partidos políticos burgueses tradicionales sino a las aspiraciones populares.


Más de medio milenio de sometimiento al sistema colonial y al imperialismo mediante cruentas invasiones, conquistas, presiones, sobornos y explotación, parece estar quedando atrás para abrir camino a la soñada integración económica, política y social de la América de los pobres que exigen justicia, por medios no violentos.


El reto sigue siendo enorme para los pueblos ya que, aún si se lograra consolidar la garantía de procesos electorales limpios que expresen la voluntad mayoritaria, por lo general, la televisión, la radiodifusión, los periódicos, las revistas y los principales medios culturales y de comunicación, siguen en manos de las oligarquías que pretenden el regreso al pasado. También lo están la banca, las finanzas y la economía en general, así como casi todos los demás recursos del poder. Pero el ideario neoliberal ha perdido todo atractivo para los pueblos y las masas parecen cada vez más dispuestas a enarbolar por cualquier vía las banderas de la revolución, la independencia y la igualdad dentro de la diversidad, para redimirse definitivamente, lo que equivale a decir que la lucha por la verdadera democracia continua, solo que ahora con muchas mejores perspectivas para los pueblos.

 

 

*Manuel E. Yepe periodista cubano, especializado en temas de política internacional.

 

Fuente: MARTIANOS-HERMES-CUBAINFORMACIÓN

http://auto-hermes.ning.com/profiles/blogs/la-emancipaci-n-latinoamericana-y-caribe-a-por-manuel-e-yepe

 

Estos textos pueden ser reproducidas libremente (siempre que sea con fines no comerciales) y se cite la fuente.

MARTIANOS-HERMES-CUBAINFORMACIÓN

 

 

.-.-.-.-.-.-.-.

http://martianos.ning.com/

http://auto-hermes.ning.com/

http://bloguerosrevolucion.ning.com/

http://www.cubainformacion.tv/

http://www.auto-hermes-sxxi.net/AlMomento.htm

http://www.auto-hermes-sxxi.net/index.html

 

 

Comentar este post