La gente de izquierda no debemos apoyar la estrategia imperialista en oriente próximo

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

La falta de un mínimo de formación política nos suele llevar a cometer contradicciones en lo más elemental. Una de ellas consiste en salir a la calle a protestar contra los banqueros, políticos de la burguesía y los grandes empresarios que nos están sumiendo en la miseria y luego creerse lo que dicen sus medios de comunicación. Tragarse por las buenas sus argumentos, los cuales solo sirven para proteger sus intereses, contrarios a los nuestros.

Cuando en sus medios de comunicación dicen que Chávez es un dictador lo hacen porque el presidente venezolano ha nacionalizado los sectores estratégicos, los cuales ya no pueden ser explotados por las empresas accionistas de esos medios de comunicación.

Poco importa que las misiones electorales de la Unión Europea, que la misma OEA que apoyó el golpe contra Chávez y que el expresidente norteamericano Carter digan que no hay fraude en las elecciones de Venezuela, esas empresas quieren recuperar la explotación de los sectores estratégicos venezolanos y mentirán en sus medios de comunicación hasta que lleguen al poder los mismos políticos capitalistas que sufrimos aquí y les devulevan los contratos para explotar el petróleo venezolano, (entre otras cosas) con lo que el beneficio que está siendo empleado en el pueblo suramericano se lo queden cuatro gordos con chistera y puro.

No saber que se está siendo manipulado, no comprender que los intereses de los banqueros de los que nos quejamos en las calles y son difundidos por sus medios de comunicación, no son los nuestros, representa una contradicción insalvable que debemos superar. Creerse lo que digan los empresarios en sus medios de comunicación sin analizar críticamente esas informaciones conlleva a posicionarnos, de buena intención, con nuestros enemigos enfrentándonos a nuestros aliados.

¿No es sospechoso que los únicos presidentes latinoamericanos atacados en los medios de comunicación masiva sean los únicos que no firman Tratados de Libre Comercio con EEUU y Europa? ¿No viene la mosca tras la oreja cuando quieren intervenir (ahora llaman así a bombardear poblaciones) países orientales que no se pliegan ante los intereses del imperialismo norteamericano mientras que dictaduras del mismo entorno geográfico son respetadas?

Todo esto viene al ver las posiciones de algunos compañeros sobre la situación en Siria. Es peligroso que se crean el argumento imperialista de que es el propio gobierno sirio el que masacra a su población. No puede ser que la izquierda defienda el modelo de terror estadounidense que persigue imponer su influencia en los países que no se rinden a sus intereses en oriente en este caso, que quiere callar las voces que se oponen la fascista gobierno de Israel en su desproporcionada represión sobre el pueblo palestino.

La situación en Siria merece que analicemos cuidadosamente los hechos:

Represión

Aquí pasa lo mismo que en Libia. ¿Cómo sabemos que las fotos que muestran sobre las supuestas masacres son hechas en Siria a día de hoy? ¿Nos creemos la foto de la BBC con aquel chaval triste encima de cientos de asesinados por el régimen de Al Assad? Podemos hacerlo y odiar al presidente sirio por sesgar la vida de cientos de ciudadanos. Pero solo durante unos minutos, hasta que viene el fotógrafo que la hizo y diga que esa instantánea la tomó en Irak en 2003. Eso lleva a pensar que no existe represión en Siria si tienen que coger fotos hechas hace años en otro país. Si tanta represión hay, ¿porqué no ponen una foto de ella?

La misma comisión de investigación de la ONU que el gobierno sirio dejó entrar al país, expresó que la masacre de Houla (donde fueron sangrientamente asesinados más de 100 personas, muchas de ellas mujeres y niños) fue perpetrada por grupos terroristas ajenos al gobierno de Bashar Al Assad. Financiados por EEUU, tal y como lo dijo la misma Hillary Clinton.

El Plan de Kofi Annan

El enviado especial de la ONU, Kofi Annan, desarrolló un plan de paz para solucionar por la vía pacífica la delicada situación en Siria. El gobierno de Al Assad lo cumplió. Retiró sus tropas, liberó a los “prisioneros políticos” que no son otra cosa que asesinos como los que perpetraron la matanza de Houla y dejó entrar al país al equipo técnico de Anann. Los grupos terroristas financiados por EEUU para derrocar el gobierno de Al Assad no estuvieron interesados en cumplirlo porque no se les paga para conseguir la paz, sino para eliminar a un enemigo del imperialismo nortamericano, por lo que cada vez que Annan iba a visitar Siria, atacaban a la población civil, e incluso secuestraron a observadores de la ONU. ¿Cómo se sabe que no fue el “régimen” de Al Assad? Porque el mismo Jefe de la Misión de la ONU en Siria, Robert Mood agradeció la actuación del ejército sirio -dependiente de Al Assad- mientras llamó a los terroristas pagados por EEUU, también llamados “oposición armada” a no repetir actos similares. Ya sabemos que quienes atacan a la ONU en Siria son los mercenarios pagados por el imperialismo, lo que supone una buena pista para saber quienes son los que atacan a la población siria.

Potencias como Francia, EEUU e Israel nunca apoyaron el plan de paz en Siria y pidieron (piden) una intervención militar en el país africano, menospreciando los intentos de Annan por conseguir la paz. Su intención no es conseguir que el pueblo sirio deje de sufrir sino acabar con el gobierno de Al Assad.

Elecciones en Siria

Como forma de calmar la situación en el país, Bashar Al Assad convocó elecciones en Siria. Su partido se presentó en coalición con el partido Comunista de Siria, socialistas árabes y los Nasseristas sirios. Esta jornada electoral (mayo de 2012) se efectuó bajo la atenta mirada de personal civil y militar enviado por la ONU, por lo que las sospechas de fraude deberían quedar eliminadas. Los medios de comunicación de los empresarios que consiguieron un buen trozo de pastel con la caída de Gadafi y se frotan las manos pensando lo que podrían conseguir en Siria, menospreciaron la legitimidad de estas elecciones, al efectuarse en medio de violencia. Lo que no dijeron es que la violencia estaba siendo provocada por los terroristas financiados por EEUU y fotografiada en Irak en 2003.

La participación fue del 51% y Baaz, el partido de Assad obtuvo el 60% de los votos. No creo, ni mucho menos, que el gobierno sirio sea perfecto, pero al menos es laico y las mujeres no están aplastadas por el asfixiante machismo que impone la Sharía, ley ultra religiosa por la que se rigen países como Libia después de la caída de Gadafi.
Siria ha diversificado mucho su mercado, estrechando relaciones comerciales con países que no forman parte del eje del bien (Rusia, Irán, China, Venezuela, Ecuador, Cuba, Nicaragua, Brasil, Cuba…) frustrando las aspiraciones comerciales de las empresas privadas occidentales que no pueden echarle mano a las riquezas de Siria. Además no apoya a los EEUU en sus aspiraciones por someter a Irán, por lo que se interpone en la estrategia imperialista, concretamente en sus aspiraciones de dominación mundial.

El gobierno de Siria es culpable de oponerse al imperialismo norteamericano, y está siendo objeto de ataques terroristas que la prensa mundial manipula para hacer parecer a la víctima como el verdugo. Abramos bien los ojos para que nuestros enemigos no nos cuelen nunca un caballo como el de Troya.

Gonzalo Sánchez / LibreRed.Net

Etiquetado en Zona de conflictos.

Comentar este post