La gente inteligente tiende a no creer en dios: Estudio

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

  • 14 Diciembre 2011

Este estudio apoya los resultados obtenidos por Satoshi Kanazawa en Estados Unidos, quien encontró que los ateos y liberales (o progresistas) suelen tener coeficientes intelectuales más altos

  • Imagen: blogsindioses

Un estudio llevado a cabo por Richard Lynn, profesor emérito de psicología de la Universidad de Ulster reveló que las personas con mayor coeficiente intelectual suelen no creer en dios, o en un poder sobrenatural.

Este estudio apoya los resultados obtenidos por Satoshi Kanazawa en Estados Unidos, quien encontró que los ateos y liberales (o progresistas) suelen tener coeficientes intelectuales más altos.

Los resultados de este trabajo ha desatado un gran rechazo por parte de religiosos que consideraron que esto era "peligroso" en un momento en que Occidente debe buscar una mejor convivencia con diferentes grupos religiosos, mientras que otros lo calificaron como "imperialismo de Occidente".

Noticia de Minuto Uno

Creer en Dios es algo muy personal. Pero eso no significa que la ciencia no pueda estudiar el fenómeno. Ahora, según un profesor de la Universidad de Ulster, llamado Richard Lynn, las personas con un coeficiente intelectual más alto son menos propensas a considerar la posibilidad de algo suprahumano.

De hecho, Lynn asegura que la gran baja que tuvo la creencia en las diferentes religiones está directamente relacionado al aumento de la inteligencia de la población mundial. Como no podía ser de otra manera, los que están en contra de este estudio salieron a criticarlo y lo catalogaron de "simplista".

Lynn, quien generó una gran controversia, explica que los académicos son menos propensos a creer en Dios si se los compara con la mayor parte de las personas que no lo son. Una encuesta que hizo entre los miembros de la Royal Society demostró que sólo el 3.3% eran creyentes mientras que el 68.5% de la sociedad de Reino Unido se cataloga como creyente. Una encuesta separada que fue realizada a fines de los 90s reveló que sólo el 7% de los integrantes de la American National Academy of Sciences creía en Dios.

El profesor Gordon Lynch, director del Centro para la Religión y la Sociedad Contemporánea en el Birkbeck College de Londres, comentó que no tuvo en cuenta una compleja gama de factores sociales, económicos e históricos: "Vincular las creencias religiosas y la inteligencia de esta manera podría reflejar una tendencia peligrosa, el desarrollo de una caracterización simplista de la religión como algo primitivo, al mismo tiempo que estamos tratando de hacer frente a problemas muy complejos de pluralismo religioso y cultural, tal vez no sea la respuesta más útil".

Mientras que Alistair McFadyen, profesor de teología cristiana en la Universidad de Leeds, aseguró que la investigación posee "un ligero matiz de imperialismo cultural de Occidente, así como un sentimiento anti-religioso".

Finalmente David Hardman, jefe de desarrollo del aprendizaje en la London Metropolitan University está un poco más en el medio de la cuestión: "Es muy difícil llevar a cabo verdaderos experimentos para explicar una relación causal entre el coeficiente intelectual y las creencias religiosas. Sin embargo, hay evidencia de que el dominio de mayores niveles de inteligencia estarían asociados a una mayor capacidad, o quizás voluntad, lo que permitiría cuestionar y derribar a las instituciones más fuertes".

 

vanguardia.com.mx

Comentar este post

the philisten 12/16/2011 12:43


jajajaja eso es mucha verdad..la religion es puro veneno, solo sirve para conquistar y embrutecer...nunca he visto un bruto que no crea en dios

Mad Media 12/16/2011 07:42


"...la gran baja que tuvo la creencia en las diferentes religiones está directamente relacionado al aumento de la inteligencia de la población mundial..."


Estoy de acuerdo en que un mayor coeficiente de inteligencia está relacionado con no creer en artificios mágicos ni en supersticiones absurdas. El cerebro
inteligente rechaza las ideas fantasiosas y las elucubraciones místicas.


 


Pero no hay que confundir CI [coeficiente de inteligencia] con nivel cultural. El autor del estudio dice que ha habido un "aumento de la inteligencia" a nivel
mundial, lo que no es cierto. Lo que ha habido es un aumento del nivel cultural, que no es lo mismo. La inteligencia está íntimamente relacionada con la capacidad de adquirir cultura, eso es
cierto, pero inteligencia y cultura no son una misma cosa. De hecho, según estudios, la inteligencia humana va directamente ligada con la capacidad en c.c. del cerebro. El cerebro humano dejó de
crecer hace unos 100.000 años, así que el nivel de inteligencia está estancado desde entonces. Un tipo con 110 de c.i., pero culto, puede parecernos muy listo y otro con 130 c.i. pero analfabeto,
puede parecernos tonto. Eso es una perspectiva distorsionada, porque el 110 culto puede no creer en Dios y el 130 analfabeto puede ser muy devoto.  Así que lo que manda no es la
"inteligencia", sino el nivel cultural y, sobre todo, las tendencias culturales.


Creer o no creer en Dios está más relacionado con el nivel cultural que con la "inteligencia". De hecho, se da el caso sorprendente de que el hombre de Neanderthal
(paradigma del troglodita desposeido de toda inteligencia) tenía un cerebro de superior capacidad que el Sapiens-Sapiens, es decir, nosotros. Eso quiere decir que si trasladáramos a una familia
de neanderthales a nuestros días y durante un par de generaciones les transmitiéramos todos nuestros conocimientos adquiridos (=cultura) nos encontraríamos con más de un superdotado. Un cerebro
con la suficiente capacidad adquiere con facilidad un nivel cultural de nivel alto, lo que le lleva de forma ineludiblemente al ateísmo. No sé donde leí que los grandes genios de la humanidad
siempre se plantean en la edad infantil la idea de Dios. Y generalmente la rechazan. A mi me pasó, de niño, lo recuerdo bien. La conclusión fue que Dios no existe. No por ello me considero un
genio [aclaro]. 


 

Mad Media 12/16/2011 07:19


No cabe duda. Cualquier persona mínimamente inteligente, en base a un sinfín de premisas, ha de poner en cuestión la idea de Dios, por fuerza. El Papa y toda la estructura de poder del Vaticano
no creen en Dios en absoluto. 'Dios' para ellos es sólo una idea abstracta que encarna su poder.