La manifestación indignada de Madrid cuestionó las instituciones capitalistas

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

La manifestación de 'indignados' de Madrid contaba con una serie de paradas concretas y bien meditadas. Una frente al Ministerio de Sanidad –donde se celebró una sentada-, una segunda en la plaza de Neptuno y justo delante del Congreso de los diputados -donde un perímetro policial impidió cualquier acercamiento-, otro alto en el camino para expresar el malestar frente al Ayuntamiento de Madrid, y finalmente el Banco de España. Gobierno nacional, Cámara Baja, Ejecutivo municipal y la Banca. Las instituciones dirigidas por el PP y el PSOE en el punto de mira de la indignación popular.

 

Una marcha popular multitudinaria y sin incidentes en la que han participado miles de personas impregnó ayer el centro de Madrid del revivido espíritu 15-M para mostrar su indignación contra el actual sistema político, económico y social.

A las 18,30 la masa de indignados se citó en la glorieta de Atocha, cientos de ellos llegados desde distintos puntos de España, para iniciar una manifestación para la que no han pedido autorización, y pese a lo cual han conseguido que la policía cortase algunas de las principales calles de Madrid para que se escucharan sus consignas.

Después de finalizar la marcha en la Puerta del Sol, dos horas después, un grupo de manifestantes se dirigió al Congreso de los Diputados -al que no pudo acceder antes porque la policía había cortado el acceso- para seguir la protesta.

Gente de todas las edades, incluso niños y bebés, y muchos de ellos con sus perros, no han faltado a la cita a la que, según acampadasol han acudido "muchos miles de personas, incluso más que el 15 de mayo", mientras ni la Delegación del Gobierno ni el Ayuntamiento de Madrid han querido facilitar datos de participación.

Además de banderas republicanas y de países árabes, así como de autonómicas, se vieron a manifestantes desnudos, uno de ellos con la espalda pintada con la frase "Sin dinero, sin ropa", y en ropa interior. Varios de los asistentes también mostraron su indignación contra las multinacionales y se introdujeron a gritos en un MacDonalds

Los indignados están orgullosos del resultado de la concentración prevista para este pasado fin de semana en Madrid desde diversas localidades españolas. Nuevas manifestaciones, asambleas multitudinarias y una nueva acampada, han sido los procedimientos para canalizar y consolidar nuevas propuestas y, sobre todo, fortalecer y "mantener" el Movimiento 15-M.

El sábado, al grito de "Todos al suelo que vienen los banqueros" y con pancartas en las que se leía "No a los desahucios" o "No hay pan para tanto chorizo", los indignados fueron llegando a Sol alrededor de las siete de la tarde. Horas después, la céntrica plaza madrileña estaba llena. En la jornada del domingo se llevaron a cabo asambleas y actividades reivindicativas. Cánticos como "De Norte a Sur, de Este a Oeste, la lucha sigue, cueste lo que cueste" se sumaron a los ya tradicionales y característicos de este movimiento de "Esta crisis no la pagamos" y "No nos representan".

La imagen de la Puerta del Sol recordaba a la que había hace dos meses, cuando los ciudadanos de manera improvisada montaron campamentos para hacer noche en la calle y organizarse en grupos con el fin de sacar propuestas de perfil social, económico y político.

Insurgente

 

Madrid: Miles de indignados muestran la fuerza del 15M bajo el lema: "No es una crisis, es el sistema" [capitalista]
“No es una crisis, es el sistema” y acusa al capitalismo. Miles de ciudadanos indignados volvieron a llenar las calles de Madrid. La marcha fue como siempre pacífica. Marcha internacional el 15-Oct
Kaos. Madrid y 15M | Para Kaos en la Red | Hoy

 


Reaparecen los indignados en Madrid con una marcha multitudinaria

España. El lema de la movilización FUE “No es una crisis, es el sistema”  y acusa al capitalismo. Miles de ciudadanos indignados volvieron a llenar las calles de Madrid. La marcha fue pacífica.

Una marcha popular multitudinaria y sin incidentes en la que han participado miles de personas ha impregnado el centro de Madrid del revivido espíritu 15-M para mostrar su indignación contra el actual sistema político, económico y social.La gran marcha de ‘indignados’ que ha partido desde toda España está conformada por varios miles de personas que han llegado desde 50 localidades.

Familias, niños, mayores y no sólo ‘perroflautas’, el decorado humano que se entremezclaba con las banderas republicanas y griegas. El lema: ‘No es una crisis, es el sistema’.

A cada instante que avanzaba la manifestación se juntaban más personas con afán de reivindicación. De hecho, por la masificación se han tomado rutas alternativas para poder acceder a Sol. En concreto, a través de la calle Gran Vía. También han accedido al kilómetro 0 una gran representación desde la calle Arenal. Antes, frente al ministerio de Sanidad, se han desnudado unas 12 personas como crítica al Gobierno. Además, diferentes comercios han cerrado ante la marcha indignada, que ha llenado de manos rojas pintadas las fachadas de algunas de las sucursales bancarias de su recorrido.


La indignación ciudadana recupera Madrid acusando a los bancos

Los miles de «indignados» que participaron en la marcha popular con el lema «No es una crisis, es el sistema» ocuparon la Gran Vía madrileña en su camino hacia la Puerta del Sol y llenaron de manos rojas pintadas las fachadas de algunas de las sucursales bancarias que encontraron en su recorrido. Fue una forma de expresar su rechazo a unas entidades a las que acusan de crear la crisis que los gobernantes tratan de que pague la ciudadanía del Estado español.

GARA |

La marcha, a la que acudieron personas de todas las edades, incluidos bebés, completó su recorrido en un ambiente festivo. Los manifestantes, a su paso por el Banco de España, situado en la plaza de Cibeles, corearon gritos de «culpable», frase a la que sucedieron otras como «Esta crisis no la pagamos», «Es una estafa, no es una crisis» y «La voz del pueblo no es ilegal».

Miles de personas convocadas por el movimiento 15-M iniciaron poco antes de las siete de la tarde, desde la Plaza de Carlos V, su marcha por la capital. Cánticos como «De norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue, cueste lo que cueste» se sumaron a los ya tradicionales y característicos de este movimiento tales como «El pueblo unido jamás será vencido».

Con esta marcha los «indignados» cerraban un fin de semana en el que seis marchas procedentes de distintos puntos del Estado confluyeron el sábado en la Puerta del Sol de Madrid, donde a lo largo de esa tarde-noche y durante la jornada de ayer llevaron a cabo distintas asambleas y otras actividades reivindicativas.

La marcha llegó a la Puerta del Sol a las nueve, dos horas después de iniciar el recorrido por algunas de las calles más emblemáticas de Madrid. La manifestación, que comenzó en Atocha, recorrió el paseo del Prado, Cibeles, un tramo de la calle de Alcalá, la Gran Vía y la comercial calle de Preciados hasta la Puerta del Sol. Transcurrido sin incidentes y con escasa presencia policial, aunque fue seguida en todo momento por un helicóptero de la Policía Nacional que sobrevoló la zona.

Los manifestantes fueron recibidos con aplausos en la Puerta del Sol por los simpatizantes del movimiento 15-M que ya llenaban dicho espacio, en el que, entre las muchas pancartas que portaban, sobresalía una de mayor tamaño con la frase «Somos únicos y perfectos, no necesitamos nada. Queremos vivir, dejadnos crecer».

En Madrid no todos recibieron con los brazos abiertos a los «indignados», ya que las autoridades locales decidieron cortar el agua a los acampados que pernoctaron en Sol. La respuesta, poco después. Unos cien manifestantes cortaron el tráfico en el Paseo de la Castellana por la mañana durante unos veinte minutos. Lo expresaron muchos de ellos en tiempo real a través de Twitter. Mientras, varios policías trataban de dispersar a los implicados, que cortaron la circulación a la altura de Cibeles. Después de pasar la noche en los jardines del paseo, los acampados se quejaban por no disponer de agua en las fuentes y bocas de riego de las jardineras para asearse y cocinar. «¡Cortamos la calle, nos han cortado el agua!», protestaron. No dispusieron de agua en todo el paseo desde la noche del sábado.

Un 15 de octubre «contra el capitalismo mercantilista»

Al mediodía tuviero lugar asambleas en las que los participantes analizaron el presente, el pasado y el futuro del movimiento para culminar con una asamblea general. En el grupo que abordó la expansión internacional se marcó el objetivo de dar un alcance global al 15-M. La marcha comenzó conociéndose ya el siguiente paso a seguir: la convocatoria mundial para el próximo 15 de octubre, donde se buscará unir voces contra los sistemas gubernamentales que «usan a los ciudadanos como mercancía». La convocatoria lleva el sello de Democracia Real Ya!, que defiende una lucha constante contra «el capitalismo mercantilista que ha convertido a los seres humanos en mercancía». GARA


Miles de personas reclaman un cambio de sistema en Madrid
 
El movimiento 15-M prepara una estrategia europea con una marcha internacional prevista para el 15 de octubre

Política | 25/07/2011 - 00:01h

Asier Martiarena en LV

Hay muchas formas de llegar a Sol desde Atocha, especialmente a pie, pero el recorrido elegido ayer por la manifestación de 'indignados' de Madrid contaba con una serie de paradas concretas y bien meditadas. Una frente al Ministerio de Sanidad –donde se celebró una sentada-, una segunda en la plaza de Neptuno y justo delante del Congreso de los diputados -donde un perímetro policial impidió cualquier acercamiento-, otro alto en el camino para expresar el malestar frente al Ayuntamiento de Madrid, y finalmente el Banco de España. Gobierno nacional, Cámara Baja, Ejecutivo municipal y la Banca. Por si a alguien no le había quedado claro la marcha indignada no entiende de siglas más allá de los acrónimos que conforman sus reivindicaciones.

Pasadas las 18.30 horas echaba a andar la manifestación de 'indignados'. Una marea humana que incluía las seis columnas que la víspera llegaron desde otros tantos puntos del país, así como muchos otros grupúsculos y ciudadanos anónimos –incluida una pareja de recién casados que asomó a la altura del Museo del Prado- con ganas de organizar su rabia.

Remontando el paseo del Prado por los carriles de bajada, la marcha giró en Cibeles hacia la calle Alcalá. La cabecera ya estaba cubriendo el último tramo cuando algunos 'indignados' aún no habían echado a andar y seguían concentrados en Atocha a la espera de emprender su camino. Un recorrido de algo más de 2,5 kilómetros repleto de manifestantes a finales de julio, cuando Madrid comienza a vaciarse con una ciudadanía a remojo en el litoral español, puede ser considerado como un verdadero éxito de convocatoria. "Aún hay gente que no ha empezado la 'manifa', hemos ganado", celebraban en la cabecera.

Llegados a la plaza se repitieron las imágenes de comunión y hermanamiento entre los participantes. Era el momento de poner cara a compañeros de Barcelona, o hacerse una foto con los de Valencia. Una vez más la Puerta del Sol se quedó pequeña por lo que la cifra de asistentes, según los cálculos oficiales, estaría cercana a los 8.000.

Allí, con el recorrido cubierto, medio centenar de manifestantes comenzó a arengar a los demás para acercarse hasta el Congreso de los Diputados situado a menos de 500 metros. La iniciativa caló y pasadas las 22h de la noche ya eran un millar los 'indignados' que protestaban de manera pacífica frente al acceso lateral de la Cámara Baja.

Siguiente parada, el 15 de octubre

Las continuas conexiones del movimiento 15-M con otras iniciativas solidarias europeas han llevado a los manifestantes a convocar una marcha internacional para el próximo 15 de octubre. Un acto en el que se buscará unir voces contra los sistemas gubernamentales que "usan a los ciudadanos como mercancía". La convocatoria lleva el sello de los representantes de 'Democracia Real Ya!', quienes defienden una lucha constante contra "el capitalismo mercantilista que ha convertido a los seres humanos en mercancía".

Para garantizar el éxito de la misma las principales vías de acción se centrarán ahora en ofrecer visibilidad a las agrupaciones del movimiento mediante una página web, y en organizar un encuentro europeo para tramitar una respuesta conjunta a los rescates financieros e implantar una hoja de ruta común.


El 15-M en España se resiste a morir
 
CUBADEBATE

Miles de manifestantes han participado en una marcha de protesta que ha recorrido el centro de Madrid para terminar en la Plaza de Sol. Foto: EFE

El movimiento ‘15M sigue más vivo que nunca. Miles de personas lo han demostrado durante la  manifestación por las calles de Madrid, arropadas por las seis marchas de ‘indignados’ que llegaron  el sábado a la capital desde distintos puntos del territorio español y por los más de 30 autobuses que se han desplazado hasta Atocha para dar inicio al recorrido.

Media hora antes del encuentro, los aledaños de la estación de trenes ya hacían intuir que la jornada iba a ser, una vez más, todo un éxito.

Jóvenes, padres, niños y abuelos. La esencia del movimiento. Todos unidos bajo los mismos eslóganes e idénticas ideas que las expresadas desde el pasado mes de mayo.

Ni los  desalojos de la Policía de las distintas acampadas, el tiempo transcurrido, ni el calor, que rondaba los 30 grados y no ha sido tan sofocante como en los pasados días en la capital, han podido frenar unos ideales que nacieron de manera espontánea y sin líderes. Y es de esta misma manera como han vuelto a manifestarse de forma pacífica y sin ningún tipo de incidente de consideración los miles de personas que han salido a las calles de Madrid.

Desde la estación de Atocha hasta la simbólica plaza de Sol, la que se convirtió en el centro nacional de las protestas, los ‘indignados’ han vuelto a corear algunos de los lemas más representativos del movimiento, como: “Que no nos representan”, “Lo llaman democracia y no lo es”, “Esta crisis no la pagamos” o “El pueblo unido jamás será vencido”.

Recorrido simbólico

Un recorrido cargado de simbolismo y de anécdotas desde el principio de la marcha. Nada más comenzar el trazado, a las 18:45, a paso lento pero firme y en un ambiente puramente festivo, se ha producido uno de los momentos más espontáneos y curiosos de la protesta. Una pareja de recién casados, que se encontraba realizando sus fotos de boda, se han querido unir a la marcha retratándose a la cabeza de la misma.

Los ‘indignados’ que portaban tres pancartas al frente bajo los lemas “Todo el poder para el pueblo”, “No es una crisis es el sistema” y “No es una crisis cariño, es que ya no te quiero”, han ovacionado al matrimonio.Posteriormente, la manifestación ha continuado, tras una sentada frente al Ministerio de Sanidad, Política social e Igualdad, hasta el Congreso, donde una decena de furgones policiales ha cortado el paso a las personas que han querido acercarse hasta él.

Frente al cordón policial, una decena de individuos con caretas del grupo ‘Anonymous’, ha desplegado una pancarta en contra de las últimas actuaciones de las Fuerzas de Seguridad  contra el grupo.

Avanzada la marcha, el Banco de España se ha convertido en otro punto clave de la protesta. Tras una fuerte pitada al grito de “Vosotros sois los culpables”, varios ‘indignados’ se han desnudado simulando estar encadenados y añadido que la banca “nos han dejado en cueros”.

No han sido las únicas personas que han decidido apearse de la ropa durante el trayecto. Otro joven lo hacía también en Gran Vía presidiendo la marcha.Tras cruzar Callao y la calle Preciados, la cabeza de la protesta ha llegado a Sol dos horas después de su salida bajo los vítores de las cientos de personas que se agolpaban ya en la plaza a la espera de los manifestantes. De esta forma se ha cerrado la marcha.

Posteriormente, un grupo de manifestantes se ha dirigido hacia el Congreso de los Diputados, al que no había podido acceder antes porque la policía había cortado el acceso, para continuar la protesta.


Los enterradores del 15-M fracasan otra vez

Tag:  Estrategias oblicuas  —  Ignacio Escolar  @ 6:06 am

«  Las profecías de la Defensora del Pueblo  |

Otro éxito de los indignados: han sido capaces de convocar a miles de personas en Madrid en pleno julio y en mitad de un puente. Las sorprendentes imágenes de la Puerta del Sol, llena otra vez, demuestran la buena salud del 15-M para desgracia de los numerosos enterradores que, cada pocos días, certifican su defunción. Primero dijeron que este movimiento terminaría después de las municipales. Después aseguraron que la protesta acabaría con el fin de las acampadas. Más tarde pronosticaron que moriría con los anécdóticos episodios violentos de Barcelona. Y, por último, dijeron que los indignados serían derrotados por el general verano, que agostaría las movilizaciones. Ninguno de estas profecías se ha cumplido, así que sólo quedan dos opciones: o los expertos en la fecha de caducidad del cabreo ciudadano son muy malos, o –más improbable– ayer se manifestaron por Madrid miles de zombis.

Pero el mayor error de los enterradores del 15-M está en creer que estas protestas pueden terminar sin que antes se hayan resuelto las causas que provocaron su nacimiento. No va a suceder, por mucho que se dinamite su imagen en los medios. Incluso si el 15-M acaba desprestigiado y pierde ese apoyo social del que hoy disfruta, otro movimiento nacerá en su lugar.

Es sencillo de explicar: mientras los problemas sigan, las protestas continuarán. A este ecuación se suma otro factor, que multiplica los efectos de estas movilizaciones: la sensación de que se pueden cambiar las cosas. Tal vez sea ingenuidad de un movimiento que, en ocasiones, peca de adanista y cree que la historia empezó el 15-M. Con todo, prefiero esa ilusión a la resignación. El primer paso hacia cualquier victoria pasa siempre por no querer rendirse.

 



Españoles toman Sol en verano

lunes, julio 25, 2011

El Nobel de Economía Stiglitz participa por sorpresa en el Foro del 15-M

Entre 200 y 300 indignados están llevando a cabo hoy una especie de congreso en el Parque del Retiro

Decenas de indignados pasan la noche en el paseo de Recoletos y en Sol tras concentrarse anoche frente al Congreso

La nueva acampada se levanta mañana y ofrecen dos opciones a los que quieran quedarse: la acampada itinerante o casas ocupadas

.
 

El premio Nobel de Economía 2010, Joseph Stiglitz, durante su ntervención en una asamblea del 15-M en el Parque del Retiro en Madrid. / OXANA YASHCHUK

El premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz ha participado esta tarde en el I Foro Social del 15-M celebrado en el Parque del Retiro. Unos alumnos de un curso de Política Económica que se celebraba esta mañana en San Lorenzo de El Escorial y simpatizantes del movimiento han invitado a Stiglitz para que intervenga en el encuentro de esta tarde. El premio Nobel ha pronunciado un discurso de 12 minutos, compartidos con su traductor, durante la comisión de Economía del 15-M y después se ha marchado. No sin antes defender una regulación de los mercados y reconocer que le gusta la "energía" que ve en el Movimiento 15-M: "La crisis económica ha mostrado los problemas actuales del capitalismo con unos mercados sin regular. La experiencia de las tres últimas décadas demuestra que hay una necesidad de que los gobiernos jueguen un importante papel en regular los mercados".

El perfil de Twitter @Acampadasol ha confirmado con un mensaje la presencia del Nobel de Economía de 2010: "Joseph Stiglitz, Nobel de Economía, está en Madrid y va a venir al #foro15M. En un rato junto al Palacio de Cristal”. El economista estadounidense se ha despidido reclamando un cambio en el discurso económico y reconociendo la lucha que están llevando a cabo los indignados: "Como alguien ajeno al movimiento veo aquí una energía reconfortante, espero que la uséis de forma constructiva. No se pueden remplazar las malas ideas por la ausencia de ideas sino que hay que cambiarlas por buenas ideas. Lograr que se integren en el debate público requiere organización y liderazgo. Va a ser una lucha difícil porque esas malas ideas están asentadas en el discurso económico dominante pero ahora tenemos una gran oportunidad para unir la ciencia económica con el compromiso y la justicia social y lograr así una nueva economía. Os deseo la mejor suerte".

El Movimiento 15-M celebra durante todo el día de hoy una especie de Congreso en Madrid después de un fin de semana en el que el espíritu del 15-M ha vuelto con fuerza a la capital, con la llegada de la marcha indignada el viernes tras 34 días de camino desde distintos puntos de España, la bienvenida en Sol en una multitudinaria asamblea sábado y la manifestación del domingo que reunió a más de 35.000 personas. A las siete de la tarde celebrarán una asamblea popular frente al Congreso de los Diputados.

Lo han llamado I Foro Social 15-M y se celebra, con pancartas con lemas como Ilusionado de estar aquí, junto al Palacio de Cristal del parque del Retiro desde las diez de la mañana a las nueve y media de la noche, con un descanso para comer entre las dos y media y las cinco de la tarde. A primera hora, los indignados, decenas de los cuales han pasado la noche en el paseo de Recoletos y en Sol, se desperezaban en sus tiendas y se preparaban para un día de intenso debate, en el que se están tratando asuntos relacionados con política internacional, medio ambiente, educación, feminismo, democracia participativa, economía, cultura, sanidad, temas sociales....

En esta ágora al aire libre participan entre 200 y 300 personas, la mayoría llegadas de marchas indignadas de Burgos, Mallorca, Galicia... Charlan organizados en amplios corros, aunque quieren hacer grupos de trabajo más pequeños. Están recogiendo dudas y propuestas y tratan de dar muchos turnos de palabra para que todo el mundo participe. Además de aportar soluciones en los diferentes ámbitos, también cuentan qué problemas tienen en sus asambleas locales y se buscan mecanismos para mejorar la conexión entre las diferentes asambleas del movimiento y para centralizarlo. "En Burgos no hay comisión de medio ambiente porque somos pocos", comenta un miembro del movimiento.

Los corrillos más populares, que congregan a más personas, son medio ambiente global y democracia participativa o a largo plazo y reforma del estado. "Como dice Marx", comenzaba a decir un participante, que ha sido interrumpido por una chica, que le ha espetado: "Si vengo de Galicia es para escuchar vuestras teorías, no las de Kant ni las de Marx". A su lado, un hombre ha dicho que las asambleas son "el gran mérito del 15-M", ya que son el el órgano que les "permite pensar y decidir juntos, sintetizar ideas en principio opuestas".

En este grupo se ha producido un pequeño debate sobre si "reprimir a los que reprimen", es decir, responder con violencia a la policía. "El futuro del movimiento pasa por recuperar los valores que ha perdido la clase política y por la no violencia", ha dicho un joven, que ha abogado por incluir la no violencia y la resistencia pacífica en la futura constitución del 15-M.

Mientras tanto, en Sol, una treintena de personas trabaja en los nuevos asentamientos con los que el sábado se empezó a recontruir el campamento. Ya no hay en la plaza un solo puesto o barracón informativo sino varios. Son seis o siete puestecillos satélites alrededor de la estructura principal, no tienen toldos y no ocupan toda la plaza, sino el espacio entre las dos fuentes. Los que allí están ofrecen información sobre el movimiento y sobre las actividades del día. El 15-M Madrid ha decidido que la miniacampada improvisada este fin de semana se levantará mañana. Han despejado la duda sobre si volverán a tomar la plaza de forma continuada. No lo harán. Al que quiera quedarse, le ofrecen dos opciones: unirse a la acampada itinerante o instalarse en alguna de las casas ocupadas del Movimiento.

Ayer, unas 35.700 personas, más de 500 de las cuales llegaron el sábado a la capital a pie en seis columnas y más de 30 autobuses, regresaron al kilómetro cero de Madrid para exigir reformas políticas, económicas y sociales. Los manifestantes partieron de la glorieta de Atocha pasadas las siete de la tarde, coreando las consignas que ya se han convertido en clásicas, "el pueblo unido jamás será vencido" y “¡que no, que no, que no nos representan!”. Pasadas las ocho y media, los primeros llegaron a Sol, donde los recibía una pancarta que rezaba Bienvenida, dignidad. 

Sin embargo, la multitudinaria manifestación no terminó en una asamblea en la plaza, como estaba previsto. Primero decenas y luego cientos de personas trasladaron la protesta hasta las Cortes. Un perímetro de seguridad rodeaba al edificio e impedía el acceso a la Carrera de San Jerónimo. Toda la zona estaba vallada y flanqueada por decenas de policías, pero los indignados tomaron asiento y retaron a la policía a ver quién aguantaba más.

 


http://tribulacionesdeunsudaka.blogspot.com/
http://orroresmedicos.blogspot.com/
http://guerrilleroshabanosymojitos.blogspot.com/

Comentar este post