La ONU desbloquea 1.000 millones para los rebeldes

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

onuNaciones Unidas decidó este jueves liberar mil 500 millones de dólares de los fondos congelados del gobierno del líder libio Muamar el Gadafi.

La ONU señaló que el dinero “servirá para evitar una crisis humanitaria en Libia y para fortalecer la posición financiera de la cúpula rebelde”, así como para apoyar la reconstrucción del país tras meses de duros combates.

Previamente, el grupo de contacto para Libia, reunido en Estambul, demandó hoy la rápida entrega del dinero estatal de ese país norafricano que fue congelado.

La decisión se tomó después de que Estados Unidos y Sudáfrica llegaron a un acuerdo este mismo día sobre el tema, indicaron diplomáticos.

El acuerdo de último minuto significa que Estados Unidos no presionará para obtener un voto en el Consejo de Seguridad de la ONU para forzar la liberación de los activos.

Mark Kornblau, vocero de la misión de Estados Unidos ante la ONU, dijo que el acuerdo abre el camino para que Estados Unidos libere el dinero con el fin de cubrir necesidades humanitarias.

La propuesta de Estados Unidos para liberar una porción de los activos libios se había topado esta semana con la oposición de Sudáfrica, un miembro no permanente del Consejo de Seguridad, en un comité de la ONU para las sanciones libias.

Las propuestas del comité de sanciones, que funciona por consenso, exigen el apoyo de los 15 miembros del consejo para su aprobación.

Sudáfrica había expresado sus reservas en cuanto a que esto implicaba el reconocimiento del opositor Consejo Nacional de Transición. “Estados Unidos da la bienvenida a la decisión de hoy del Comité de Sanciones de la ONU para Libia de descongelar mil 500 millones de dólares para cubrir las necesidades críticas del pueblo libio”, se indicó en una declaración emitida después del acuerdo por la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Susan Rice.


(Con información de agencias)

 

Guerra colonial contra Libia

 

libia-saqueo-palacio-gadafiLa perversión de agencias estadounidenses y europeas y sus subordinados en el mundo al llamar “guerra civil” a lo que está sucediendo en Libia, demuestra cómo se convirtió una intervención colonial contra un país, del que Estados Unidos y sus socios quieren apoderarse por diversas razones de intereses, en una “rebelión” interna que “humanitariamente” debía ser ayudada.

La realidad es que el pueblo libio soporta desde mediados de marzo los bombardeos salvajes de la Organización del Atlántico Norte (OTAN), contra un país de casi seis millones de habitantes, considerando que una buena parte de ese territorio es desierto.

Muerte y destrucción han producido los bombardeos en todo el país, para abrir camino a los mercenarios que fueron desde el principio el motor de la supuesta “rebelión” del pueblo contra Muamar Gadafi.

No existe ninguna imagen de aquella rebelión “popular”, ni de la “excusa” -los supuestos “bombardeos de Gadafi contra la población civil”- con que ampararon una intervención brutal en pleno siglo XXI.

Entretanto, esa población civil está siendo masacrada por sus “protectores” de la OTAN y sus hogares, escuelas, centros de alimentación, laboratorios medicinales, universidades, hospitales, todo destruido.

Nadie puede desconocer los avances producidos en Libia después que Gadafi encabezara la rebelión que terminó con una monarquía colonial y con el status de colonia que tenía ese país en 1969.

Todo ese esfuerzo está siendo demolido, mientras siembran ese territorio con uranio empobrecido, lo que significa un desastre humano y ecológico para el futuro.

La resolución 1973 adoptada por Naciones Unidas el 17 de marzo de este año para establecer un supuesto bloqueo aéreo en Libia, tenía como única finalidad impedir al gobierno de ese país soberano defenderse. Esa resolución se tomó sin escuchar lo que los observadores directos tenían que decir.

Se aseguraban así de que Libia no tuviera defensa aérea. Y se puede anotar como una derrota moral que ese país haya resistido durante casi seis meses los bombardeos, dejando en evidencia que los tales “rebeldes” sin la OTAN no existen.

Basta ver una fotografía que circuló en las últimas horas y publicaron algunos medios, mostrando supuestos “opositores libios” cuyo físico, vestimenta y armamento los asimila a los típicos mercenarios que las potencias llevaron a esa región, para tener una dimensión de la verdad que ocultan los medios.

Para poder comenzar y sostener la intervención, Estados Unidos y sus asociados utilizaron los medios masivos de comunicación en el mundo, que en realidad están bajo su control militar y de seguridad.

En este caso contaron también con la colaboración interesada o desinteresada, pero cumpliendo el mismo objetivo, de algunos periodistas e intelectuales considerados “progresistas”, que fueron cómplices de esta intervención y de la red de mentiras que se utilizó para justificarla.

Ahora éstos esperan para justificarse ellos mismos, que gane la OTAN y cuente la historia de los vencedores sobre “las horribles violaciones de los derechos humanos cometidas” por el gobierno libio para encubrir lo que hacen los mercenarios y las tropas invasoras. Como lo hicieron en Afganistán, Irak o mucho antes.

¿Olvidaron tan prontamente a los “contra” nicaragüenses cuando atacaban desde las bases de Estados Unidos en Honduras a la Nicaragua sandinista, destruyendo aldeas, matando, torturando, violando a mujeres y niñas? Ronald Reagan les llamaba entonces “los combatientes de la libertad”.

Llamar “rebeldes” a grupos de mercenarios manejados por la CIA y sus asociados, es faltar el respeto a los rebeldes reales que luchan en el mundo por su liberación.

El pueblo y el gobierno libio no sólo tenían el derecho, sino la obligación de defenderse. Cualquier país del mundo bajo ataque extranjero tiene el deber de hacerlo.

Si logran quedarse con Libia para transformar el país en “una nueva Somalia” como denunció el pasado 19 de agosto el portavoz del Gobierno libio, Mussa Ibrahim, ante el incremento de los bombardeos de la OTAN, todos los países del mundo quedan en la desprotección total.

Con el añadido de que un fiscal argentino de la Corte Penal Internacional (CPI) quiere condenar a Kaddafi, mientras ampara las criminales intervenciones y el genocidio de Afganistán e Iraq.

Somalía es un país sin gobierno, con una crisis alimentaria, y es lo que pretenden hacer de Libia las potencias occidentales al continuar los ataques “mientras nosotros trabajamos planes de paz” recordó también el vocero libio. (Telesur 19-8-11).

La capital de ese país está sufriendo en los últimos días una nueva oleada de ataques de la alianza imperial que causaron docenas de muertos y heridos.

Las autoridades advirtieron el 19 de agosto pasado que los bombardeos se incrementarían en días previos al aniversario 42 de la llamada Revolución Verde, que encabezó Gadafi el 1 de septiembre de 1969.

A esta altura de los acontecimientos, cuando las potencias se han apropiado de los dineros del Estado libio, incluso han instalado en Washington una embajada del llamado Consejo de Transición, lo que nunca antes había sucedido, nadie puede dudar de que estos “rebeldes” jamás representaron al pueblo libio. De hecho antes de controlar territorio alguno, los “rebeldes” crearon el Banco Central de Benghazi. ¿Existe algo similar en la historia?

 

Libia: proyecto piloto de la OTAN

Opinión, Angel Guerra Cabrera

 

En el derrocamiento de Gadafi la OTAN ha aplicado un proyecto piloto que le permitiría intervenir donde quiera que le convenga con el pretexto de proteger a los civiles. El “derecho a proteger”, ya invocado en los criminales bombardeos de Servia, se presenta como una gran conquista de los derechos humanos posmodernos.

Propiciaría a la coalición imperialista derribar líderes con algún grado de insumisión -desde relativamente rebeldes, ergo Gadafi, a revolucionarios antimperialistas como Hugo Chávez-, preferentemente asentados sobre pletóricos recursos estratégicos. En Libia, en otra violación flagrante del derecho internacional, la alianza atlántica tomó partido del lado opositor en una guerra civil dentro de un Estado soberano en la que, por si fuera poco, su líder -guste o no- contaba con apoyo popular y de gran parte del ejército.

El proyecto consiste en alegar que un grupo en el país en cuestión está siendo atacado por un dictador y, recurriendo a burdas manipulaciones, sobredimensionarlo en los “medios”. Estos se encargan de crear una imagen idílica del primero(suplantado rápidamente, si es necesario, como hicieron con el movimiento juvenil de Bengazi, por el mercenario Consejo Nacional Transitorio) y de demonizar al villano de turno, aunque haya sido “amigo” hasta el día antes(caso de Gadafi).

Con la presión mediática y diplomática -en Libia fue decisiva la complicidad de la Liga Árabe y la abstención de China y Rusia- se logra una ambigua resolución del Consejo de Seguridad para proteger a los civiles. La OTAN la trasmuta en un plan de cambio de régimen, que combina una feroz campaña de bombardeo aéreo con acciones de infantería “rebelde”, a la que entrena y arma, y la participación en los combates decisivos de un andamiaje de inteligencia satelital de Estados Unidos, apoyado por expertos y fuertes grupos de tropas especiales “aliadas” sobre el terreno.  Así cayeron sobre Trípoli.

En el plan otaniano los medios de difusión dominantes han cumplido una función militar de primer orden, tal vez como nunca antes en una guerra de rapiña imperialista. No es casual, que como se hizo en su momento con la televisión de Serbia, otra vez fueran destruidas como objetivos militares las instalaciones de la televisión pública libia. Claro, con las correspondientes bajas “colaterales” entre su personal.

Se trata, además, de otro jalón de la contrarrevolución montada por Estados Unidos y el Consejo de Cooperación del Golfo(CCG) - grupo ultrareaccionario de satrapías fundamentalistas bajo el comando de Arabia Saudita- contra la rebelión de los pueblos árabes, que, con distintas variantes y resultados, se ha aplicado también en Túnez, Egipto, Bahrein, Yemen y Siria. Ha sido el megamillonario y ambicioso emirato de Quatar quien dentro del CCG ha dedicado sus mejores afanes a empujar la intervención “humanitaria” en Libia. Cuánta semejanza con el ataque burgués-aristocrático contra la Revolución de 1848.

Con una gran diferencia.  Esta se desarrolló cuando el capitalismo entraba en una de sus mayores etapas de auge y necesitaba impulsar la producción aunque tuviera que hacer algunas concesiones a los trabajadores. La sublevación árabe, en cambio -como otros episodios de la rebelión juvenil internacional en curso-, estalla cuando el capitalismo sufre la peor crisis de su historia y su elite dirigente no muestra ningún interés en la mínima redistribución de riqueza.

La acción de la OTAN en Libia, y la que eventualmente aplicaría en Siria si lograra otra resolución del consejo de seguridad -¿o se irán por encima de este?- contradice los principios de soberanía, libre determinación de los pueblos, no intervención y solución pacífica de las controversias, codificados en la carta de la ONU gracias a la lucha de los pueblos contra el fascismo y el colonialismo.

En Libia, como ya ha ocurrido en Afganistán e Iraq la OTAN no va a llevar ninguna democracia -ni siquiera la meramente representativa ya cuestionada por los pueblos en rebelión- ni va a haber un minuto de paz en muy largo tiempo. Los imperialistas agresores de Libia odian la democracia real, verdadera, como gobierno del pueblo. Cegados por su arrogancia colonial no pueden tratar más que como subordinados y atrasados a los pueblos “de color”. La democracia que quieren para nuestros pueblos es su sumisión al ganador en la enconada disputa por el control territorial de los energéticos, el agua, el oro, otros minerales estratégicos y los alimentos.

(Tomado de La Jornada)

 

Opositores sitian edificio en Trípoli donde creen que está Gadafi

 

Opositores al acecho del edificio

Opositores al acecho del edificio donde dicen que está Gadafi.

Los opositores libios, apoyados por la coalición imperial de la OTAN, aseguraron hoy que tienen rodeados edificios en Trípoli en los cuales presumen que se esconde el líder libio Muamar el Gadafi con sus hijos.

La estructura está ubicada en cercanías del complejo de Bab al Aziziya, palacio residencial de Gadafi tomado el martes.

“Hoy terminamos, hoy todo esto terminará”, sostuvo uno de los integrantes de las fuerzas antigubernamentales.

En esa zona las tropas de la oposición combatieron contra fuerzas de Gadafi en el interior de los edificios.

Intensos tiroteos frente al hotel Corinthia de Trípoli

Intensos disparos se produjeron este jueves por la tarde durante unos tres cuartos de hora frente al hotel Corinthia Bab Africa, en el centro de Trípoli, que alberga a numerosos periodistas, mostro Rolando Segura, corresponsal de Telesur, quien se encuentra en el lugar.

“Los tiroteos duraron unos 40 minutos y cesaron en torno a las 14H30 (12H30 GMT)”, contó otra periodista a la AFP que escuchó el impacto de disparos de armas ligeras contra la fachada y vio saltar por los aires trozos de hormigón.


 

 

(Con información de ANSA)

Reportaje de Telesur

 

La OTAN participa en la cacería de Gadafi en Libia, reconoce Ministro de Defensa británico

 

onu-otanLa OTAN está contribuyendo con “inteligencia y equipos de reconocimiento” a la búsqueda del líder libio Muamar el Gadafi, dijo este jueves el ministro británico de Defensa, Liam Fox.

“Puedo confirmar que la Otan está suministrando inteligencia y equipos de reconocimiento al CNT (Consejo Nacional de Transición, órgano político de la rebelión) para ayudar a localizar al coronel Gadafi y otros miembros del régimen” que huyeron ante el avance de los opositores apoyados por la OTAN en la capital el martes, declaró Fox en la cadena de televisión de información continua Sky News.

El ministerio de Defensa precisó que Fox se refería a “varios equipos como aviones militares”.

El diario Daily Telegraph, citando fuentes de defensa, dijo el jueves que miembros de las SAS fueron enviados a Libia hace algunas semanas y desempeñaban un papel clave en la coordinación de la batalla por Trípoli.

Con la mayoría de la capital ahora en manos opositoras, estos agentes de las fuerzas especiales, que van vestidos como los civiles locales y llevan las mismas armas que las fuerzas de oposición libia, han recibido ahora la orden de centrarse en la búsqueda de Gadafi, agregó el Telegraph.

El diario Times informó por su parte de que las SAS han estado trabajando con las fuerzas especiales qataríes.

Mientras los mercenarios qataríes están operando en primera línea con insurgentes locales, las SAS ha tenido un papel más discreto en segundo plano de coordinación con los pilotos de la Otan, dijo el Times, citando fuentes del ministerio de Defensa.

“Nunca comentamos sobre las fuerzas especiales”, dijo Fox en otra entrevista con la radio BBC.

Interrogado acerca del rol que estaba desempeñando el Reino Unido en tierra en Libia, Fox declaró a la BBC: “Siempre hemos tenido algunos asesores para el CNT, como dejamos claro desde el principio, ayudándoles con las comunicaciones, ayudándoles con la logística, la cadena de mando, etc”.

“Querríamos por supuesto continuar con estas relaciones”, agregó.

Un periodista de la AFP descubrió el jueves que franceses y británicos han estado trabajando con los opositores libios en su frente oriental desde hace varias semanas.

Estos agentes están establecidos en un centro de mando opositor del frente oriental en Zuwaitina, a unos 150 km al suroeste de Bengasi, sede del CNT.

(Con información de AFP)

CNN reconoce que agentes de la CIA también buscan a Gadafi en Libia

 

CIA, Agencia Central de Inteligencia. EEUUAgentes del servicio secreto de la CIA se unieron a la búsqueda de Muamar el Gadafi en Libia, según confirmó la administración de Barack Obama, en el operativo también estaría participando los servicios secretos de Francia y Reino Unido.

Según Marcelo Sánchez, corresponsal de CNN en Libia, esta ayuda se reveló, cuando ya todo el mundo sospechaba que la CIA estaba tras los éxitos de la insurgencia, cuyo objetivo es localizar a Muamar Gadafi.

Igualmente se reveló que en Libia no solo opera la CIA, sino también Francia y Reino Unido, sobre todo entrenando a la insurgencia con tal de localizar a Gadafi, para lo cual se habría contado con la invitación del gobierno provisional.

Mientras tanto, la comunidad internacional aún no se ha pronunciado sobre este operativo conjunto en Libia, aunque cerca de 200 personas fueron evacuada de la zona.


 

 

Gadafi llama a la lucha armada en mensaje televisivo: “Libia es de los libios”, dice

 

Muamar el GadafiEl lider libio Muamar el Gadafi llamó al pueblo a la lucha armada para derrotar a los “enemigos” y “liberar Trípoli”, en un mensaje sonoro divulgado el jueves.

“Hay que resistir contra estas ratas enemigas, que serán derrotadas gracias a la lucha armada”, declaró el coronel Gadafi en la grabación divulgada por la cadena por satélite Arrai, basada en Siria.

“Sagan de sus casas, liberen Trípoli”, dijo.

Añadió que deben “combatir y destruir” los opositores en la capital. Les pide que marchen a Trípoli y “purifiquen” a la capital tomada. Pidió “no tener miedo de los bombardeos”.

“Libia es para los libios y no para los agentes, no para el imperialismo, no para Francia, no para Sarkozy, no para Italia”, destacó el líder.

“Trípoli es de ustedes, no de aquellos que dependen de la OTAN”, agregó.

 


Libia: ¿Bolsillos ávidos dentro y fuera?

Opinión, Elsa Claro
Opositores al acecho del edificio

 

Andan raudos  los dirigentes del Consejo de Transición libio (CNT). Sin el beneplácito todavía de todas las tribus imperantes en el país y antes de que exista una rendición total o hayan capturado Muamar el Gadafi,  emprendieron una gira para recolectar fondos. Dicen que necesitan  2 500 millones de dólares  para reconstruir lo aniquilado por la OTAN: hospitales, escuelas, carreteras y puentes, entre otros recursos de infraestructura, fabriles o suministro de agua y gas, elementos todos que le dieron al país  un nivel de vida alto y trabajo tanto a los nacionales como a ciudadanos de países vecinos.

Un negocio parecido ya se probó en Irak, aunque los auditores del propio Congreso norteamericano descubrieran un defalco multimillonario que no se sabe, o no se desea saber, adónde fue a dar y no castigaron a nadie en la Haliburton cuando se supo que entregaba suministros defectuosos y comida sucia a las propias tropas estadounidenses.

Afganistán ha vivido experiencia igual o peor. Las  edificaciones se desmoronaron a semanas de ser levantadas o, sencilla y tristemente,  las fuerzas de ocupación de Estados Unidos y Europa, estimularon (quizás participen) la siembra de amapola y el tráfico de heroína, aunque ello implique otro tipo de efecto, hasta más letal que el que ocasionan con sus bombas.

¿Pensarán en Washington o en Europa que el después libio les ayudará a salir de la crisis que atraviesan? Quién así suponga no anda muy bien, según las conclusiones de un grupo de premios Nóbel de economía y otros muchos que identificaron al modelo neoliberal como el causante del desastre y de la inoperancia de las medidas para aliviarlo.

Diferentes informadores y analistas  están convencidos de que el voluminoso gasto occidental realizado para doblegar al régimen libio será  resarcirlo por el grupo de antiguos íntimos de Gadafi, de pronto opositores, y en un santiamén convertidos en autoridad legítima también nominados desde el exterior. Deben haberlo acordado incluso antes de algunas deserciones.

Francia e Italia se disputarán los contratos para gestionar la restauración, así como el control de las extracciones de los yacimientos  a través de sus grandes empresas petroleras, pues fueron los mayores contribuyentes en  la misión bélica. Así lo dan por descontado la mayor parte de las publicaciones del Viejo Continente. En definitiva, el premio es gordo: 1,6 millones de barriles diarios de petróleo a precios nada bajos.

Qatar (cuyo gobierno aceptó gestionar la venta de petróleo  de Bengazi, cuando todavía no habían conquistado nada los conspiradores) fue signada  sede para una conferencia de donantes donde el presidente del CNT, Mustafá Andel Jalil, se reúne con representantes de Estados Unidos, Reino Unido, Francia e Italia, antes de iniciar una gira para recolectar más fondos.

La pista del dinero es amplia.  El Reino Unido y Alemania se  comprometieron a entregar unos 30 millones de dólares cada uno. El gobierno Sarkozi, de cuyo protagonismo en esta historia nadie sospecha, sacó de sus fondos de ayuda internacional 420 millones de dólares y la Unión Europea dice que dará 215 millones de dólares. Eso da un total de unos 700 milloncejos.

Con su periplo, el flamante jefe del CNT, quiere obtener el resto, pero parece insuficiente. Por eso ya pidieron que  se desbloqueen 5 000 millones de dólares del estado libio. También en este asunto hay que andar ligerito. Ya mismo, antes de que concluya agosto, dijeron.

El CNT está convencido de que Estados Unidos les dará los 1 500 millones de dólares congelados por la Casa Blanca como parte de la asfixia aplicada al régimen liderado por Gadafi. En general, similar lance sufrieron entre 160 000 y 170 000 millones de dólares del gobierno libio ubicados en varios países. Entonces la suma, solo con lo citado,  se eleva a 180 mil millones aproximadamente.

Es alto el riesgo de que esos activos no se empleen en beneficio del pueblo ni tampoco de las asociaciones panafricanas de las cuales Libia fue el principal inversor y donante, propiciando desarrollo y posibilidades que casi seguro resulten suspendidas ahora.

El tema es uno de los muchos que se quedan aplazados, por dilucidar, en este país árabe foco de sucesos  injerencistas de alta talla, que tiene facha de ser otro peldaño en el mega-plan para controlar recursos e influencia. Da lo mismo cómo se llame o qué haga el que esté al frente de estado que se ataca, porque, sobre todo, se viene instaurando, reconfirman,  la validez del uso de la fuerza con fines externos interesados, usando el comodín de la lucha antiterrorista o la defensa de los derechos humanos que, según parece, existen para un solo lado.

 

Hay indicios sobre ejecuciones en Trípoli

 

libia-rebeldes-portadaEn Trípoli y otras regiones de Libia se registraron este jueves fuertes combates entre las tropas del líder libio Muamar el Gadafi y los rebeldes, al tiempo que se multiplican los indicios sobre atrocidades y ejecuciones de ambas partes.

Un periodista de la emisora británica BBC informó que en un hospital del distrito de Mitiga fueron ingresados los cadáveres de 17 rebeldes.

Un médico indicó que los hombres fueron torturados y asesinados en una escuela, que fue usada por las tropas de Gadafi como cárcel transitoria.

Otro corresponsal de la BBC descubrió en el centro de la capital libia dos cadáveres de combatientes de Gadafi, cuyas manos estaban atadas en la espalda.

Un portavoz de la Cruz Roja dijo a la emisora que se presume que ambas partes tienen cientos de prisioneros en su poder.

(Con información de DPA)

 

Un ciudadano de Trípoli habla…

 

 

Leonor en LibiaDel blog Leonor en Libia

Hoy he logrado comunicar con un ciudadano Libio que vive en Trípoli. Sus palabras han sido para mí muy desconcertantes y tal vez poco a poco he ido comprendiendo que ellos están viviendo totalmente bajo el engaño.

Trípoli está completamente incomunicada con el resto del país, sin radio ni TV así que el gobierno no puede decir nada. Cuando el líder libio habla ellos no le oyen y les han dicho que no saben dónde está ni él ni el gobierno libio; les han dicho que 95 personas ahora gobiernan Trípoli y que si hacen algo, morirán.

Él me dice que desea luchar, pero no quiere morir porque tiene una familia que le necesita y que además no serviría para nada. En estos momentos Trípoli está completamente tranquilo, seguro y bien… por supuesto que se está refiriendo a su barrio, porque al estar incomunicados solo pueden hablar de lo que alcanza a ver y oír.

Me dice que no ha oído bombardeos de la OTAN hoy. Luego hablando dice que solo están luchando los libios del barrio de Abu Salim y que allí los apaches se dice que solo hoy han matado 3000 libios.

No sé qué hay de cierto en todo esto, porque ni él mismo lo sabe. Lo que sí sé es que están totalmente bajo un aislamiento total y solo oyen los informes de la OTAN.

Me dice que no sabe donde está el gobierno. Es decir han creado en Trípoli un aislamiento total de la gente.

 

La Plaza Verde en Trípoli: ¡Fue todo un engaño!

 

Fernando Casares
Rompiendo Muros

Mientras Tzipi Livni y Bernard Henri Levy apoyan descarademente la intervención asesina de la OTAN en Libia y se preguntan por qué no hacer lo mismo en Siria.

Mientras fuerzas de asalto de la OTAN ya están hace días sobre el terreno contraviniendo la propia Resolución 1973 de la ONU para este caso y provocando miles de muertos y heridos en pocas horas.

Mientras el propio gobierno Sudafricano solicita al TPI que investigue a la OTAN por su “actuación” en Libia y declara que existen claros vínculos y coordinación entre los rebeldes y la Organización Terrorista del Atlántico Norte.

Mientras pasaba todo esto, el domingo 21 Al Jazeera transmitía  en directo desde la Plaza Verde en Trípoli la algarabía de la toma de la capital libia por parte de los rebeldes y el posterior festejo en mencionada Plaza.

Imágenes que recorrieron el mundo y provocaron entre otras cosas, reconocimientos en masa y cambios de bandera en más de 13 embajadas en el mundo. Sin duda, el régimen de Gadafi estaba acabado.

Pero nadie comprobó con detenimiento las imágenes. Algo raro sucedía allí. En efecto y según un medio ruso, Jourdon, las imágenes transmitidas en directo por la cadena Qatarí (país que además de enviar vituallas a los Rebeldes libios, envía tropas de asalto) mostraban un sector edilicio de la Plaza sin la conocida ventana y estuco de la famosa Plaza Verde.

Claro que apenas uno lo ve, piensa que las otras imágenes no parecen ser actuales o lo suficientemente claras como para saber si son de hoy. Eso no es problema, una imagen nítida y actual de la Plaza Verde en Trípoli confirma esta sospecha.
¿No suena ridículo? Abstrayéndose de las imágenes. ¿No suena a teoría de la conspiración? Desde luego que sí. Pero las imágenes ahí están y todo apunta a que ha sido un gran montaje. ¿Un montaje?

No. Un engaño, una mentira, una manipulación más de los medios occidentales y de la cadena qatarí. ¿Y eso quién lo dice?
Por surrealista que parezca, el mismísimo líder del CNT, Mustafá Abdeljalil, amigo de Sarkozy y Bernard Henri Levy reconoce en una entrevista que podrán ver en este vídeo que las imágenes transmitidas en directo desde la Plaza Verde en Trípoli, fueron un engaño inteligente hecho en Qatar y retransmitido a todo el mundo para desmoralizar a la tropas de Gadafi y subirle la moral a los Rebeldes, y que gracias a esta operación de montaje, pudieron ser reconocidos por más de 11 países y recuperar más de 13 embajadas en el mundo.

Periodista: “Si utilizo las palabras utilizadas por Mahmoud Jibril (2º del CNT), a propósito de esta exposición de film hollywoodense como así fue explicado por Saif Al Islam sobre este film que vimos en directo. ¿Podría explicarnos qué es lo que pasó?

M. Abdeljalil: “Esta mentira ha engañado a las tropas de Muamar el Gadafi que forman parte de la armada, además han remontado la moral de los Rebeldes y más de 11 países han reconocido al CNT y hemos podido recuperar aproximadamente 13 embajadas. Todas estas ventajas son el resultado de estas mentiras que fueron trabajadas y transportadas de manera inteligente para engañar a los partidarios de Muamar el Gadafi…

¿Será por eso que luego informaron que los rebeldes tuvieron que retirarse de la Plaza Verde a las pocas horas? Claro, nunca la tomaron…

A esta altura de este escándalo criminal organizado conviene preguntarse si la izquierda europea seguirá cerrando los ojos y negando la evidencia, discutiendo sobre la cuadratura del círculo y la física cuántica y funcionando como abono y quinta columna de la derecha más reaccionaria e imperial-sionista en esta batalla por el mantenimiento del poder hegemónico en lo que va de este siglo XXI.

magen de Al Jazeera en la que curiosamente no aparece la ventana y el estuco

Imagen de Al Jazeera en la que curiosamente no aparece la ventana y el estuco

Imagen actual de la Plaza Verde donde sí aparece la ventana y el estuco (arriba derecha)

Imagen actual de la Plaza Verde donde sí aparece la ventana y el estuco (arriba derecha)

¿Se coló un realizador devoto cristiano?

¿Se coló un realizador devoto cristiano?

 

Todo el material tomado de

Cubadebate

Etiquetado en Zona de conflictos.

Comentar este post

almir 08/26/2011 16:25



La realidad solapada de la hegemonia que nos gobiernan como quieren, gracias por la por estar