La organización marca rumbos en Chile

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

POR LA EDUCACIÓN LIBRE Y GRATUITA
La organización marca rumbos en Chile

(AW) En la jornada de hoy estudiantes secundarios, universitarios y profesores de todo Chile se manifestaron nuevamente en pedido de la reforma educativa y la reforma tributaria. Más de 9000 personas en todo el país volvieron a reafirmar su disconformidad con las propuestas del Gobierno de Piñera. Hubo nuevamente detenidos y represión policial. El gobierno ha puesto el 30 de septiembre como tope para la finalización de las negociaciones con los estudiantes.

movilizacion-chile


Informe especial
(Buenos Aires. 8 de septiembre de 2011. Agencia Walsh.)

Hoy más de 9000 estudiantes secundarios, universitarios y profesores de todo Chile se manifestaron nuevamente en pedido de la reforma educativa y la reforma tributaria. En Santiago, Puerto Mott y Valparaíso se vieron las protestas con más fuerza así como volvieron a aparecer los detenidos y represión policial.

Los funcionarios estatales volvieron a reunirse con representantes del movimiento estudiantil y sus propuestas fueron rechazadas ya que no hay respuestas concretas a la puesta en marcha de un plan para la educación pública y gratuita. Ya trece de las veinticinco organizaciones estudiantiles y de profesores se pronunciaron contra la propuesta mientras el presidente Piñera que aun sigue sosteniendo la lógica del lucro en la educación y la implementación de planes escolares para que los estudiantes secundarios y universitarios vuelvan a las aulas y no se manifiesten en las calles bajo amenaza de perder el año de estudios. Asimismo sigue rigiendo la prohibición de las manifestaciones contra el régimen educativo actual, a pesar de los atropellos de las fuerzas de seguridad y la fuerza continua de los reclamos.

El escenario actual

Luego de semanas de movilización constante del movimiento estudiantil, de tres jornadas de paro nacional por reclamos de cambios en la política neoliberal chilena y de repetición sistemática de la represión en las calles, que ya se cobró la vida de Manuel Gutierrez Reinoso y Mario Parraguez Pinto, la lucha continúa. Las promesas de diálogo rotas por el Gobierno, la tragedia aérea en la isla Juan Fernández y su repercusión social y mediática, la presencia del Partido Comunista Chileno atravesando el conflicto con sus idas y venidas, permitió que la repercusión del conflicto en otras partes del mundo ya no tuviera el peso que tuvo en semanas anteriores. Por ejemplo, la represión y posterior detención de 6 compañeros y compañeras frente a la embajada chilena en Buenos Aires no tomó la importancia que merecía. Aun así los estudiantes chilenos y del resto de América Latina han podido profundizar sus discusiones y seguir en pie de lucha.
El gobierno ha puesto un cronograma de negociaciones hasta el 30 de septiembre por la supuesta razón de que luego se pueda discutir el presupuesto general para el 2012. Ante esto los sectores en lucha han manifestado que para que esto se realice el Gobierno debería plantear nuevas propuestas acorde a los reclamos que ya tienen larga historia.

Historia de la lucha

Desde el 7 de Marzo de 1990, día en que el dictador Augusto Pinochet promulga la Ley Orgánica Constitucional de Enseñanza que dice que el rol del estado en la educación corresponde sólo al de un ente regulador y protector, delegando la responsabilidad de educar en corporaciones privadas, hasta hoy, han surgido variados y nutridos movimientos que lucharon por una educación pública, gratuita y de calidad.
Entre algunos podemos recordar el mochilazo del año 2001, o la revolución de los pingüinos en el 2006 donde se movilizaron alrededor de 600.000 personas, con un total de 1024 estudiantes detenidos. Con dos jornadas de Paro Nacional más de 250 establecimientos educacionales paralizaron sus actividades, se sumaron universitarios, profesores, codocentes, transportistas , entre otros gremios. A pesar de que Michelle Bachelet, en aquel momento, solo dio respuesta discursiva a los conflictos y eso alcanzó para frenar las protestas, los estudiantes y el pueblo chileno se fortaleció en su organización y en su activismo contra la institucionalización de sus reclamos por una educación pública, gratuita y de acceso universal.
El continuo esfuerzo del Gobierno chileno y de los partidos políticos por reducir el conflicto educativo a negociaciones entre dirigentes y por separarlo de la realidad chilena, no puede aún, como lo ha hecho en el 2006, romper la fuerza de la movilización y de los espacios de lucha que se están desarrollando desde mediados de Agosto con bases organizadas marcando el camino. Las luchas y las asambleas se suceden en las calles y en los espacios separados de las estructuras. Esas mismas estructuras tienen que tener presente estas voces para mantener su representatividad social en este conflicto y en la vida política chilena en general.

 

Agencia Rodolfo Walsh

Comentar este post