La propaganda contra Cuba, también en videojuegos y series infantiles

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Estamos acostumbrados ya a la propaganda contra Cuba en los medios de información.

Internacional | José Manzaneda-Cubainformación | 01-03-2012 

Pero los clichés que sirven para satanizan a la Revolución cubana y a sus líderes contaminan también la industria del entretenimiento. Hay ejemplos abundantes en el cine, especialmente en el más comercial y producido en EEUU (1). Y en los últimos años, vemos cómo los estereotipos políticos más básicos sobre la Isla son reproducidos también en algunos de los videojuegos más populares.

A los tradicionales juegos que ya explotaban la fobia anticomunista de la Guerra Fría, como "World in Conflict" (2), "Freedom Fighters" (3) o "Command & Conquer: Red Alert 2" (4), ejemplos de odio antisoviético, se han incorporado, en los últimos años, varios videojuegos bélicos cuya temática apunta directa o indirectamente a Cuba.

“Trópico 4", por ejemplo, ambientado en una supuesta “dictadura caribeña”, y que explota todo tipo de estereotipos racistas y colonialistas, insinúa a Cuba como escenario de una “necesaria” intervención militar (5).

En el juego “Call of Duty: Black Ops”, el objetivo es, entre otros, asesinar al propio Fidel Castro, y su protagonista es un mercenario en misión en países enemigos de EEUU, como China, Rusia o Vietnam (6). El término "Black Ops" es una evidente referencia propagandística a la empresa de mercenarios más famosa del mundo, los Blackwater. El sitio web LevelUp, que se presenta como la web “líder en contenido y comunidad de videojuegos en Latinoamérica”, anima a los usuarios, a través del juego, a “asesinar al famoso presidente vitalicio dictador de Cuba” (7). Alguien debería recordar a los redactores de esta web que quien denominan “presidente vitalicio” no es presidente desde el año 2006 y, si no es presidente, raramente lo será vitalicio.

Otro juego, "Ghost Recon: Island Thunder", realizado con la asesoría del escritor estadounidense Tom Clancy (8), cuyas novelas son pura propaganda de las guerras de intervención de EEUU en el mundo, “nos sitúa –según reza su publicidad- cuando Fidel Castro muere y el país se prepara para unas elecciones democráticas con el apoyo de las Naciones Unidas” (9). Pero –continúa- “hay un grupo de rebeldes (partidarios de Fidel) que están dispuestos a efectuar un golpe de estado para que tal acto (electoral) no tenga cabida”.

Prácticamente ningun espacio en la industria de la comunicación y el entretenimiento se escapa a la propaganda contra Cuba, incluído el de los dibujos animados. La serie norteamericana Los Simpson ya demostraba, hace unos años, que el único modo permisible en el que Fidel Castro puede convertirse en personaje de ficción es en el papel de un líder arrepentido de sus ideas revolucionarias (10).

Una producción más reciente, la serie “Los DaVincibles” que emite, entre otros, el canal público español Clan TV (11), nos ofrece un ejemplo interesante: el personaje malvado de la serie, un ser que encarna las ansias de poder y de dominio del mundo, se llama Cuba y su atuendo característico es una gorra roja de estilo bolivariano (12). Nada más chocante y contradictorio en quien representa, justamente, los valores del imperialismo. Por otro lado, ¿se imaginan el escándalo si los guionistas hubieran bautizado al personaje con el nombre de Estados Unidos o Francia?

Y es que los poderosos parecen no tener suficiente con el control cada día más absoluto de los grandes medios de comunicación, para la imposición de imaginarios sociales acordes a la ideología del sistema de dominación. Por ello extienden su guerra de propaganda a toda la cadena de productos y espacios de la industria de la comunicación, la información y el entretenimiento.


 

Gracias a Jim H. P. y a Daniela Steklov por sus ideas e información para este trabajo

Tercerainformación

Etiquetado en Internacional

Comentar este post