La traducción como fraude: De cómo se fabrica el mito de Yoani Sánchez

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

yoani-dinero-yankyPor Machetera y Manuel Talens
Tlaxcala


“Los accidentes no existen”. Sigmund Freud

 

Como era de esperar, Bloomberg y Reuters han difuminado su información sobre la reciente visita a Cuba de la presidenta brasileña Dilma Rousseff con sendas alusiones a la campaña de Yoani Sánchez en Twitter, en la que esta trató de presionar a Rousseff para que convenza al gobierno cubano de que le conceda una visa de salida que le permita asistir a un acto de propaganda en Salvador de Bahia (Brasil).

Ya nada nos sorprende. Para empezar, Sánchez tiene la ególatra desfachatez de insistir en que todo el mundo se ocupe de ella cuando, en paralelo, durante más de una década USA se ha negado a conceder visas de entrada a sus compatriotas Olga Salanueva y Adriana Pérez O’Connor para que puedan visitar a sus maridos (René González y Gerardo Hernández, dos de los cinco héroes cubanos), a los que tiene injustamente encarcelados. Pero, ¿qué culpa tiene ella si le basta con escribir un tweet para que la prensa acuda babeando y le preste el mismo valor que a las declaraciones de Rousseff contra el gulag de Guantánamo? Al fin y al cabo, estas cosas forman parte de un plan de márketing que cuenta con la complicidad de los medios.

Sin embargo, lo interesante de este tweet es que la prensa en lengua inglesa no se ha limitado a hacer una simple traducción y a difundirla, sino que ha mentido con premeditación y alevosía. Es difícil adivinar dónde se originó el fraude, pues tanto Bloomberg como Reuters han utilizado palabras casi idénticas.

Matthew Bristow y Cris Valerio informaron para Bloomberg de la siguiente manera:

Sánchez, de 36 años de edad, que se opone al gobierno de Castro en su blog Generación Y, aludió a la persecución de Rousseff por parte de la dictadura brasileña (1964-1985) al exigir que le concedan una visa para asistir a la proyección en Salvador de un documental en el que ella aparece. Durante los últimos cuatro años a Sánchez se le ha denegado viajar al extranjero.

“Vi una foto de la joven Dilma, sentada en un banco con los ojos vendados ante los hombres que la acusaban”, escribió Sánchez en Twitter el 24 de enero. “Así me siento yo ahora mismo.” ["I saw a photo of young Dilma, sitting on a bench blindfolded as men accused her," Sanchez wrote Jan. 24 on Twitter. "I feel that way right now."]

Por su parte Jeff Franks, de la agencia Reuters, escribió:

La semana pasada, Sánchez anunció en Twitter que había visto una fotografía de “la joven Dilma, sentada en un banco con los ojos vendados ante los hombres que la acusaban. Así me siento yo ahora.” [Last week, Sanchez wrote on Twitter that she had seen a photograph of "young Dilma, sitting on a bench blindfolded as men accused her. I feel that way now."]

Sin duda se trata de una imagen irresistible: una mujer joven con los ojos vendados, acosada por hombres vociferantes. Sí, es muy conmovedor, excepto por el hecho de que esa foto no existe.

Esto es lo que Sánchez dijo exactamente en Twitter:

#cuba Vi foto de @Dilmabr joven sentada en banquillo de los acusados y juzgada por hombres con la cara tapada. Yo me siento asi mismo ahora”

La traducción fraudulenta de Bloomberg y Reuters alteró el verbo tapar para convertirlo envendar, lo cual no es un error inocente dadas las circunstancias de un juicio militar. Pero fue mucho más allá en la alteración del significado, pues en inglés ya no son los jueces acusadores quienes “se tapaban la cara”, sino Dilma Rousseff quien “tenía los ojos vendados”.

Mención aparte merece la pobrísima escritura de Yoani Sánchez, que pide a gritos unas cuantas lecciones de gramática. La prensa en español no pudo resistirse a retocar su tweet. El periódico argentino La Nación lo mejoró así:

“Vi la foto de Dilma sentada en el banco de los acusados y siendo juzgada por hombres que se tapan la cara. Yo me siento así ahora”

(nótese que la versión de La Nación tiene 129 caracteres con espacios incluidos, todavía por debajo del límite de 140 que permite Twitter)

Y aquí abajo está la foto. Dilma no tiene los ojos vendados. Dos hombres vestidos con uniforme militar ocultan su cara a la cámara con las manos.

Dilma Rousseff

Dilma Rousseff

Gracias a Wikileaks sabemos desde hace un tiempo que la falsa entrevista de Yoani Sánchez a Barack Obama fue en realidad un producto manufacturado por la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, no por ella. ¿Cómo es que una bloguera cubana puede contar con la ayuda de un equipo de ese calibre, el personal diplomático de una superpotencia puesto a su disposición y una prensa corporativa que altera y refina sus tweets?

¿Quién buscó la foto de Rousseff en los archivos y no dudó en equiparar a la Dirección de Inmigración de Cuba con la dictadura militar de Brasil mediante una traducción mentirosa, concebida para desinformar y convertir el día a día de Yoani Sánchez en algo trágico y conmovedor? El márketing aprendió hace mucho tiempo la vieja ley psicológica de la contigüedad, según la cual los seres humanos tenemos tendencia a asociar ideas o imágenes con las ideas o imágenes que inmediatamente las preceden y, así, el martirio que evoca la fabulación de una Dilma Rousseff enfrentada con los ojos vendados a los ladridos de los militares brasileños no está ahí por casualidad, sino más bien para crear en el lector el efecto de realidad de que Yoani Sánchez es la nueva mártir de nuestra época, pues no hay que olvidar que casi todo el mundo suele dar por buena la versión que ofrecen los medios y casi nadie se habrá tomado la molestia de buscar la foto.

Entonces, ¿quién está detrás de este engaño? Se admiten apuestas.

 

Cubadebate

Comentar este post

Marcos Revérberi 02/07/2012 17:25


Muy bien, Ivonne, me dejás más tranquilo..., los servidores proxy son locales, y no actúan directamente en la red global, sino indirectamente, desde donde están. Me preocupa que el Gran
Hermano no me identifique bien..., si lo hace verá que como consumista soy un total fracaso, casi vivo solo entre varias peronas, y sólo con aire y agua: no le sirvo al sistema. Gracias siempre
por tu trabajo. 

Marcos Revérberi 02/07/2012 16:00


Hola Ivonne: te escribo desde la ciudad de Maué, en Sao Paulo, y en el globo terráqueo que indica los lugares en que  está siendo sintonizado tu sitio aparece al nombre de Riberao Pires, Sao
Paulo, que es una ciudad muy cercana al sureste de la que estoy yo en SP, un par de paradas del tren nomás, unos pocos kilómetros hacia el sur, y una parada antes de finalizar la línea 'turquesa'
del mapa de la red de tren y metro. Sospecho que es un desajuste de la información, y que esa comunicación sea la que estoy haciendo yo mismo desde el sudeste de SP, en Mauá, ciudad algo aislada.
De cualquier manera, aquí estoy por ahora... Un abrazo, Marcos.

Ivonne Leites. - Atea y sublevada. 02/07/2012 16:09



Hola Marcos, seguramente seas vos el que marca, a veces lee con errores, hay días que a mí me pasa, yo estoy en Vila-real, provincia de Castellón, y la mitad de las veces me marca
Vilá – Galicia, ¡que sí que hay quilómetros de diferencia! Otras veces me marca Nules, que es la localidad de al lado.
No sé bien como es la historia, pero dice mi novio que eso es por el noseque de los servidores proxys de los operadores de Internet (¿?)