La tragedia de un pueblo: el modelo libio aplicado en Siria

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Siria-Bashar-al-Assad-partidarios

 

STELLA CALLONI – Las denuncias de  funcionarios rusos, de periodistas de Francia, Bélgica, grupos humanitarios de Gran Bretaña   y otros sobre la presencia de miles de  mercenarios y tropas especiales de las potencias, enfrascadas en una guerra de invasión contra  Siria, y  responsables de crímenes  en ese país, evidencian que se está aplicando el  “modelo” de intervención en Libia, casi sin diferencias contra el pueblo sirio.

El hecho de que unos dos mil 500 militares sirios han muerto en defensa de su país, junto con civiles que quedan al paso de las hordas mercenarias, da cuenta del poder de fuego de los supuestos opositores y de la verdadera génesis del llamado Consejo Nacional Sirio(CNS) y el Ejército Sirio Libre(ESL), ambas organizaciones creadas y sostenidas por el poder hegemónico.

La suerte de Siria estaba echada desde hace  años atrás y figuraba junto con Libia, Irak y otros en la lista negra, en los futuros objetivos del imperio.

En su artículo “¿Tendrá lugar la guerra de Siria?”, Michel Chossudovsky señalaba que “La CIA, MI6 y el SAS están detras de los ‘rebeldes’ sirios” (2-01-12/Global Research-Patria Grande)  y que  varios medios de comunicación británicos  confirmaban que  las Fuerzas Especiales estaban asistiendo y entrenando a los grupos que actuaban contra el gobierno del presidente  Bashar al-Assad.

La acción no difería en nada con lo sucedido en Libia  “El patrón subyacente es similar al de Libia donde las Fuerzas del Servicio Especial británico (SAS en sus siglas en inglés) estaban en el terreno antes de la intervención militar de la   OTAN”.

Una serie de informes  confirmaban que estaban dentro de territorio sirio no sólo  fuerzas especiales inglesas, sino de  Estados Unidos, Israel  y Francia.

Con mayor precisión se mencionaba que  las Fuerzas Especiales británicas mantenían reuniones con miembros del Ejército Sirio Libre  (ELS) el brazo armado del Consejo Nacional Sirio.

Los analistas europeos en temas militares mencionaban también  los entrenamientos de las fuerzas especiales a los grupos armados entre los que estaban los “ejércitos privados” (mercenarios) y otros.

Todo esto se iba preparando mientras se azuzaban  movilizaciones de protesta contra Al-Asaad   que  tenían una misma tónica con  otras que se produjeron en la región, pero eran en todos los casos más pequeñas y dispersas.

En agosto detrás de una manifestación  hubo duros ataques de los grupos armados que nada tenían que ver con los manifestantes. Usando cohetes, cañones, misiles  y otros, estos terroristas cortaron carreteras,  protagonizaron varios ataques y quemaron estaciones de policías y otros edificios importantes en la población de Hama.

El ejército sirio llegó a enfrentar esta situación,  y de inmediato los medios  difundieron sobre “la represión contra el pueblo”. En realidad fue un duro enfrentamiento con los invasores de lo que no habló ninguno de los medios de incomunicación del mundo.

Ya el 20 de noviembre de 2011 se había producido el primer ataque con cohetes que impactaron  contra la sede del Partido Baaz (gobernante) en Damasco.

En Libia, los golpes certeros de los invasores comenzaron en zonas fronterizas como Benghazi, donde en febrero de 2011  hubo una  manifestación en que  participaron  además unos  200 parientes de presos que en 2008 fueron informados por grupos ligados a la CIA que el gobierno libio los había supuestamente asesinados en una cárcel en 1996. Estaban detenidos después de intentar entrar al país, para formar fuerzas de ataques contra el gobierno, bajo mandato de la CIA..

La manifestación de febrero en Benghazi terminó con la quema de edificios, cuarteles de policía, matanza de militares y civiles. Y esto ya mostraba la presencia de grupos fuertemente armados, que incluso superaron rápidamente a las fuerzas gubernamentales en el lugar.

Actuando en las zonas fronterizas tenían preparadas sus retaguardias y además se aseguraban la entrada permanente de armamento pesado.

El mismo esquema se escenifica hoy en Siria, gracias a la impunidad con que se apoderaron de Libia, matando a unas 80 mil personas y desapareciendo a otras miles, para después desintegrar el territorio.  Benghazi puede ser simbolizada en Homs.

Pocos analistas o periodistas  ignoraban los entrenamientos de  miembros del  Ejército Sirio Libre por parte de las fuerzas especiales de las potencias agresoras.

Menos aún se ignora que los más importantes jefes de los mercenarios son los hombres de Al Qaeda, especialmente los que quedaron como jefes militares en la Libia ocupada.

En su artículo ¿Tendrá lugar la guerra de Siria?,Michel Chossudovsky sostiene que “La CIA, MI6 y el United Kingston Special Force (UKSF) o fuerzas especiales británicas (SAS/SBS) están detrás de los ‘rebeldes’ sirios” (2-01-12/Global Research-Patria Grande). Han estado entrenando a los     ‘rebeldes’ en guerra urbana como también suministrándoles armas y equipos.

Se cree que agentes de la CIA y Fuerzas Especiales están suministrando   asistencia en comunicaciones a los llamados ‘rebeldes’.  “Estos informes confirman inequívocamente la injerencia extranjera en los  asuntos de un estado soberano.  Este no es un levantamiento popular”, escribía el economista canadiense y analista  Chossudovsky. Señalaba que  varios medios de comunicación británicos  confirmaban que  las Fuerzas Especiales estaban asistiendo y entrenando a los grupos que actuaban contra el gobierno del presidente  Bashar al-Assad. Y añadía que tanto “la  insurrección como también los asesinatos de civiles fueron patrocinados por los poderes occidentales desde el principio”.

Denunciaba entonces que agentes de Estados Unidos, Reino Unido y Turquía “están suministrando armas a los  “rebeldes” violando las leyes internacionales” y que los informes mostraban a los llamados “rebeldes” como hombres armados entrenados y también miembros de organizaciones afiliadas con Al Qaeda”.

Registraba que  “Gran Bretaña se está preparando para el combate que podría ser más grande    y sangrienta que la batalla contra Gaddafi”.

De la misma manera informaba que el ministerio de Defensa(británico) estaba diseñando planes secretos para una zona de exclusión aérea patrocinada por la OTAN “pero primero necesita el respaldo del Consejo de Seguridad de la ONU”. El mismo esquema aplicado en Libia.

El “trabajo” de los mercenarios era atacar a las fuerzas militares sirias, confiados en los poderosos armamentos que traían, tratando de que aparecieran todos estos hechos como  “represiones contra el pueblo” por parte de Al Assad.

INTERVENCIÓN DESCARADA

El analista político, Basem Tajeldine (Word Press), opinó que  “Hay muchas evidencias que muestran la terrible  implicación del aparato de seguridad, la CIA estadounidense y el Mossad israelí, inclusive agentes directos de Francia que han sido    capturados y su financiamiento a grupos mercenarios traídos de  otras partes de la región a Siria”.

Tajeldini advertía que se está “violando la Carta democrática de Naciones Unidas, todos   aquellos instrumentos internacionales que en una ocasión los gobiernos mundiales escribieron para evitar males mayores, tal  como lo estamos viendo hoy en Siria. Es una intervención descarada por parte del imperialismo estadounidense y de otros grupos de la región con el propósito de desestabilizar y destruir al Gobierno   legítimamente constituido de Bashar al Assad”,concluye el analista

http://actualidad.rt.com/actualidad/internacional/issue_37173.html

En la edición del derechista  diario español  ABC del 17 de diciembre de 2011,  se publicó el testimonio  de su enviado especial , el reportero y fotógrafo Daniel Iriarte, quien relató haber estado con los hombres del Ejército Sirio Libre y se entrevistó con responsables de Al -Qaeda en Libia. Se trataba de un grupo de libios y otros, que estaban, según ellos,  en Siria para «evaluar» los medios de apoyo a la insurgencia.

En la edición del derechista  diario español  ABC del 17 de diciembre de 2011,  se publicó el testimonio  de su enviado especial , el reportero y fotógrafo Daniel Iriarte, quien relató haber estado con los hombres del Ejército Sirio Libre y se entrevistó con responsables de Al -Qaeda en Libia. Se trataba de un grupo de libios y otros, que estaban, según ellos,  en Siria para «evaluar» los medios de apoyo a la insurgencia.

En la edición del derechista  diario español  ABC del 17 de diciembre de 2011,  se publicó el testimonio  de su enviado especial , el reportero y fotógrafo Daniel Iriarte, quien relató haber estado con los hombres del Ejército Sirio Libre y se entrevistó con responsables de Al -Qaeda en Libia. Se trataba de un grupo de libios y otros, que estaban, según ellos,  en Siria para «evaluar» los medios de apoyo a la insurgencia.

También el 19 de diciembre la Red Voltaire denunciaba lo mismo con una cantidad de datos, mostrando las implicancias de Al Qaeda de la mano de las fuerzas especiales de las grandes potencias

ABC entrevistó a un grupo vinculado con el “ex yihadista Belhadj (Abdelhakim)”. Incluso el reportero acompañó a un grupo de estos que trataban de salir de Siria y debían evitar  «un control del Ejército en la entrada de la carretera»,  en las rutas de salida de Yebel Zawi.

Estos hombres mencionaron que eran informados por reporteros extranjeros sobre los movimientos de tropas y que por esa razón estaban evitando quedar atrapados.

“Finalmente, cuando anochece, Brahim encuentra una solución. Moviliza tres coches que, conducidos a oscuras, tratan de hallar una ruta alternativa. “Tras horas de espera, logran hacernos cruzar las líneas enemigas por otro punto. Brahim se ríe, satisfecho:¡El Ejército Sirio Libre ha encontrado una salida!», dice”.

Relata que  viajan hasta una casa de campo donde los espera otro grupo “que va a ser evacuado con nosotros. “Y entonces llega la sorpresa: se trata de tres libios tres hombres  de Abdelhakim Belhadj, actual gobernador militar de Trípoli y hombre clave de Al Qaeda en el pasado”.

“Uno de ellos resulta ser un viejo conocido de los reporteros que cubrieron la guerra de Libia: Mehdi al-Hatari, el antiguo comandante de la Brigada de Trípoli, que desempeñó un papel fundamental en la toma de la capital y la caída de Gadafi. El segundo, Adem Kikli, dice que trabaja para Belhadj, y lleva casi dos décadas exiliado en el Reino Unido. El tercero, Fuad, parece ser un guardaespaldas”

Pero la historia de Hatari relatada por el reportero nos hará ver qué clase de personajes del submundo mercenario están en Siria.

Sostiene que Hatari ha renunciado a su puesto en Trípoli el 11 de octubre mientras que  Adem, además, afirma que ha estado con otros libios, “unas cuantas decenas», que se han desplazado a Siria para “ayudar” a los insurgentes.

El periodista recuerda que el nombre de Hatari saltó a la palestra después de su “participación” en la Flotilla de paz que iba a Gaza en la primavera de 2010.

“Hatari  que vive en Dublín y tiene pasaporte irlandés, se despidió de su mujer y su hijo y, junto con otros libios exiliados en Irlanda, se dirigió a Libia. Allí creó la Brigada de Trípoli, un grupo de élite, entrenado por asesores de Qatar”, que combatió ferozmente en la batalla final por la capital.

ABC ha constatado, además, “su reciente paso por lugares como Bahréin, Sudán y Ankara”, con propósitos no aclarados. “Hace poco, Hatari se vio implicado en un extraño episodio, cuando, según su propio relato, una banda de ladrones asaltó su casa, llevándose abundante joyería y 200 mil libras esterlinas (unos 238.000 euros). Harati le dijo a la Policía que una gran cantidad de dinero le había sido entregado por un agente de la CIA para financiar la lucha de su grupo contra Gadafi. Le dejó esas 200 mil libras a su mujer, por si le ocurría algo, y se llevó el resto a Libia”.

Hasta aquí he mantenido parte del relato de Iriarte publicado en ABC, como un testimonio de algo que ya es imposible encubrir.

Los rebeldes sirios apoyados por Washington están bajo el mando de un «ex»-terrorista de Al-Qaeda” escribió el pasado 19 de diciembre ,Thierry Meyssan de la Red Voltaire. “Explotando el mito de la llamada ‘primavera árabe’ y las intervenciones de la OTAN, tanto oficiales como secretas, Qatar trata de imponer dirigentes islamistas donde quiera que se le presenta la oportunidad de hacerlo. Esta estrategia no sólo ha llevado a Qatar a financiar la Hermandad Musulmana y a poner al servicio de esta las cámaras y micrófonos de la TV Al Jazzera sino incluso a apoyar a los mercenarios de Al-Qaeda (…)Estos últimos dirigen ahora el Ejército Sirio Libre”, lo cual despierta gran inquietud en Israel y entre los partidarios del «choque de civilizaciones».(Red Voltaire | Damasco (Siria) | 19 de diciembre de 2011)

Refiere Meyssand  que “Abdelhakim Belhaj es un  líder histórico de Al-Qaeda actual gobernador militar de Trípoli “con la bendición del Pentágono y jefe del Ejército Sirio Libre”. Y que Mahdi al-Harati, estuvo junto a otros agentes de Estados Unidos y otros servicios secretos infiltrado en la Flotilla de la Paz, que fue atacada en aguas internacionales por tropas israelíes, que luego se supo mantenían contacto con los infiltrados.

“Durante la batalla de Trípoli, Mahdi al-Hatari dirigió el grupo de Al-Qaeda que sitió y atacó el hotel Rixos, donde yo mismo me encontraba con mis compañeros de la Red Voltaire y la prensa internacional, y cuyos sótanos servían de refugio a varios dirigentes de la Yamahiria protegidos por la guardia de Khamis el-Kadhafi . Según este último, junto a Mahdi al-Hatari se hallaban varios oficiales franceses, presentes en el terreno como consejeros de este miembro de Al-Qaeda” señala el director de la Red Voltaire.

Son muchos más los testimonios, pero ahora esto ha sido denunciado por Rusia y otros países.

IMPEDIR LA INTERVENCIÓN DE LA OTAN. SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO SIRIO 

En estos días de marzo la llamada oposición “democrática” contra el que denominan “régimen sirio” exige   a la  comunidad internacional ( Naciones Unidas) que declare  “zona de exclusión aérea” para el gobierno sirio sobre su territorio, de manera que le dejen las manos libres para “actuar” militarmente a la OTAN y sus mercenarios, a pesar de todas las posibilidades de diálogo  a las que siempre se ha prestado el gobierno de Bashar Al.Assad.

La intervención extranjera en Siria es un calco del “modelo” de lo sucedido en Libia, con una guerra sicológica previa, sostenida por el esquema de contrainsurgencia mediático, que mantuvo una campaña convirtiendo al gobierno del presidente Al-Assad en el supuesto represor de su  pueblo, que mayoritariamente  lo apoya y que recientemente votó en un referéndum por una nueva constitución.

En realidad el ejército sirio,  fue el primer objetivo  de los atentados terroristas de los mercenarios y las tropas especiales infiltradas por las grandes potencias y ha estado enfrentando una verdadera invasión a su país, aprovechando las fronteras como las de con Turquía por el norte, Iraq por el este, Israel y Jordania al sur, y Líbano por el oeste. Además la rodea una serie de bases e instalaciones de Estados Unidos.

El pasado 12 de marzo se produjo una masacre contra la población civil , mientras transcurrían conversaciones   para encontrar una salida diplomática, que para Estados Unidos no es otra que la renuncia de Bashar al –Asaad, como lo ha especificado la secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton, en ocasión del último plebiscito donde el pueblo votó en más de 89 por ciento el cambio constitucional propuesto por el gobierno.

A pesar de los canales de diálogo abiertos por la ONU, el CNS tan similar al CNT libio, ambos creados en capitales europeas,  exigió “a los Estados árabes y a la comunidad internacional” la declaración del país como zona de exclusión aérea que permita bombardeos y detenga las “masacres” cometidas por el régimen.

El tipo de masacre realizado es sólo comparable con lo actuado por los mercenarios extranjeros en cada uno de los países en que han estado, como lo hicieron en Libia, cometiendo crímenes atroces de lesa humanidad que nadie juzga. El uso de decapitaciones, desmembramientos, torturas, o quemar a las víctimas, niños, mujeres, ancianos, hombres, es la forma común de matar entre los mercenarios y  las tropas especiales de las potencias.

Fueron medio centenar de civiles, la mayoría mujeres y niños los asesinados en la ciudad  de Homs. Alrededor de 50 cadáveres  en el barrio de de Karm el Zeitun fueron encontrados apuñalados y quemados. El barrio de Homs es donde los mercenarios han actuado en los últimos tiempos y se registraron acciones  terroristas  de Al Qaeda  que se le adjudican al ejército sirio.

Por supuesto que los medios en el mundo  titularon  una vez más “masacre  en Siria por represión del gobierno contra el pueblo”.Ni siquiera intentaron saber de qué se trataba esta situación.

DENUNCIAS SIRIAS

La agencia oficial de noticias de Siria  SANA, denunció en su página web- que ninguno de los grandes medios dijo que “grupos armados terroristas secuestraron a civiles en la ciudad de Homs, los mataron y mutilaron sus cuerpos, para luego filmarlos y mostrarlos a la prensa internacional” en un tarea criminal de guerra sucia para poner el mundo contra Siria  y justificar una invasión, como la que piden los opositores.

La  coincidencia  que la matanza en Homs, y ataques  a la  ciudad de Idlib se produjeron  cuando estaba el enviado de Naciones Unidas  Kofi Annan, no deja lugar a dudas de que pretendían forzar al enviado a una medida  contra Siria.

El diputado embajador de Rusia, Mikhail Lebedev denunció ante un foro humanitario sobre Siria realizado por Naciones Unidas en Ginebra que  “el presidente sirio Bashar al-Assad, está luchando contra terroristas apoyados por Al Qaeda incluyendo al menos a 15 mil combatientes extranjeros que se apoderarían de las  ciudades a lo largo de Siria, si el gobierno retirara las tropas de las ciudades como proponen”.

Sostuvo que los llamados “rebeldes” cometieron ataques a gran escala contra infraestructura siria, contra escuelas y otros sitios. De la supuesta “revuelta popular”, que algunos falsamente enmarcan dentro de una  inexistente “primavera árabe” nada queda.

En Siria los opositores democráticos, advirtiendo el peligro y la tragedia de una intervención se han mantenido al margen  de estas fuerzas “rebeldes” cuyas direcciones se ubican fuerza del país.

“Los grupos rebeldes atacan, matan, torturaran e intimidan a la población civil. El flujo de todo tipo de terroristas de algunos países vecinos sigue en aumento”,dijo Lebedev en el foro. Rusia ha pedido un alto al fuego pero para todas las partes.  Lebedev dijo que la reunión de la ONU fue exageradamente crítica con  Assad.

“Instamos a nuestros asociados a no ceder a la tentación de exagerar las cosas, sino de impulsar un enfoque equilibrado y profesional para ofrecer ayuda a todos los segmentos de la población siria, sin excepción”, dijo.

“La mayoría de los militantes de esos grupos(mercenarios) están, en efecto, directa o estrechamente asociados con Al Qaeda”.

También explicó que si “ exigimos que el gobierno sirio  retire sus fuerzas de las ciudades sin tener en cuenta la misma llamada a la oposición debemos estar preparados (para ver) que las ciudades relevantes serán inmediatamente  ocupadas por los grupos armados violentos”.

Rusia y China han vetado en dos ocasiones una intervención militar en Siria ,  Lebedev quien reafirmó que su gobierno se opone terminantemente a una invasión extranjera a Siria.( Tomado de   Detail .Get News- 10 15 de marzo)

Moscú avalando las afirmaciones del gobierno sirio de que el grueso de los sublevados armados son extremistas islámicos que reciben apoyo desde terceros países.

El embajador de Siria en Moscú, Riyad Haddad, aseguró que su país “continuará la lucha contra grupos armados, denominados la oposición siria,hasta abatirlos por completo”, aunque reiteró que el gobierno apoya cesar la violencia y sostener un diálogo sin condiciones previas. Es difícil continuar las reformas cuando no hay garantías de seguridad para la sociedad, pero seguiremos la lucha contra los grupos armados hasta su completa eliminación”, dijo Haddad en una rueda de prensa en Moscú citada por la agencia SANA. Según Haddad, “esta política cuenta con el apoyo de todo el pueblo sirio”. El diplomático denunció además que los “grupos terroristas” que actúan en Homs “tienen buena preparación y armamento, llevan combates a nivel muy alto lo que permite suponer que habían pasado un adiestramiento en combate urbano”.

Estos grupos, agregó Haddad, trajeron a periodistas extranjeros, sobre todo franceses y británicos a la ciudad, ilegalmente, a los que el gobierno sirio considera “espías” ya que infringieron la soberanía del país y entraron en el territorio ilegalmente “para manipular los procesos de guerra en Siria”.

Lo que contiene una intervención genocida en Siria es el veto de Rusia y China en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, las contradicciones surgidas en el proceso electoral de Estados Unidos, la presencia de la flota rusa en el lugar, las dudas que han surgido en algunos sectores.

Siria tiene pruebas por la detención de grupos de franceses y otros, por la cantidad y el tipo de armas que han tomado a los mercenarios. Y algo que nadie dice, el ejército sirio puso sobre las cuerdas a los mercenarios y la situación es difícil para estos, si no fuera  porque los medios de comunicación mienten en el esquema de desinformación de guerra en que están comprometidos.

En Siria continúan las manifestaciones multitudinarias de la población, con opositores democráticos incluidos, en respaldo al gobierno y para rechazar cualquier intervención. Esto ha puesto a las potencias imperiales, en una situación no fácil. Por eso si los pueblos se movilizaran ahora en respaldo del gobierno y el pueblo sirio y su derecho a defenderse de una invasión, eso sería una gran derrota para las redes mediáticas, hasta ahora impunes  y para los planes imperiales de controlar el mundo. Por la paz hay que parar esta guerra.

 

Contrainjerencia

Etiquetado en Zona de conflictos.

Comentar este post