Las abejas en peligro

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

RAP-ALLa creciente evidencia de la disminución en las poblaciones de abejas ha causado gran preocupación entre otros, debido al alto valor que cumplen en los ecosistemas.

La mortandad de las abejas tiene efectos nocivos no sólo en la pérdida de producción de miel. Ellas cumplen un papel fundamental en la polinización de las plantas, es decir mortandad de los polinizadores se corta la cadena alimentaria y se impide la continuidad de la vida.

A fines de marzo la revista inglesa Science publicó dos estudios donde se muestran los impactos de los insecticidas de la familia Neonicotinoides sobre las abejas.

Una intoxicación que desorienta a las abejas

Los dos estudios mencionados en la revista tienen la ventaja de fundarse sobre observaciones de campo en condiciones naturales, en vez de hacerse en laboratorio, y ambos hacen hincapié en los impactos que causan los insecticidas de la familia Neonicotinoides sobre el sistema nervioso central de los insectos.

El primer estudio, realizado por un instituto de agronomía francés, observó el efecto de las sustancias con principio activo Tiametoxam y constató la pérdida del sentido de la orientación.

Se colocó un chip radio-identificador en el tórax de 653 abejas. Entre el 10% y el 31% de las abejas intoxicadas, igualmente con dosis reducidas de exposición a estas sustancias, no encontraron el camino de regreso a la colmena. Según el estudio esto explicaría el problema de síndrome de colapso de colonias, ya que las abejas que no encuentran su colmena mueren tres veces más que lo habitual.

Un abejorro (mangangá) sin apetito

La segunda investigación, realizada en Escocia, basó su estudio en el efecto del insecticida Imidacloprid de la familia Neonicotinoides, sobre el abejorro Bumbus terrestris, insecto polinizador que sufre también una disminución de su población.

Después de 6 semanas de exposición a este insecticida, el peso de los nidos era menor, entre el 8% y el 12%, que las colonias de control que no estuvieron expuestas a este tóxico, concluyendo que, la exposición a este insecticidas hizo que los abejorros perdieran el apetito. Por otro lado, los nidos produjeron 85% menos cantidad de reinas, lo que significa 85% menos de nidos para el siguiente año, indicando esto una clara disminución de su población.

Uruguay: agrotóxicos y desaparición de las abejas

Desde hace años, a nivel mundial, los apicultores denuncian el efecto que tienen los agrotóxicos utilizados en las cercanías de sus colmenas. Uruguay no escapa a este hecho tan alarmante.

En diciembre del 2010 la Sociedad Apícola Uruguaya (SAU) llevó a cabo un seminario para tratar el tema, “Agroquímicos y apicultura”, donde el tema de los agrotóxicos estuvo presente, por ser esta una de las causas más importantes en la mortandad de las colmenas.

A raíz de esta preocupación las autoridades competentes toman medidas de restricción del uso de un insecticida altamente tóxico para las abejas, el fipronil. Sin embargo esta medida no ha sido suficiente ya que las abejas siguen desapareciendo.

En Marzo de este año, nuevamente apicultores desde Colonia a Salto se han visto enfrentados a la pérdida de sus colmenas hasta en un 40%, fenómeno que se repite año tras año.

El despoblamiento que se está observando en nuestros campos, es muy similar al ocurrido en los estudios presentados recientemente en la revista Science. Cabría preguntarse si este despoblamiento no se deberá al uso masivo de insecticidas altamente tóxico para las abejas.
La pregunta es relevante ya que sustancias con el principio activo Tiametoxam que se utilizó en el estudio realizado en Francia, son permitidas y vendidas en nuestro país. De acuerdo a los datos de la Dirección General de Servicio Agrícola, dependencia del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca la lista es la siguiente: Engeo 247 SC, Metoxan 70 WS, Actara 25 WG, Equs-D, Uppercut, Luger 70 WS FN, Escudo 247 CE, Escorial 25 FW, Pharaon 35 FS, Geonex, Luger 70 WS, Escudo 247 SC, Tiamethoxan 70 %, Tiametoxan 14.1 + Lambdacialotrina 10.6 Solaris, Extreme 247 S.C, y Renova 25 WDG.

Además el Imidacloprid, insecticida que formó parte del estudio realizado en Escocia también es utilizado ampliamente en nuestro país. Probablemente la respuesta de la desaparición de las abejas se encuentre en el uso de estos tóxicos.

Estudios que muestren los impactos de los agrotóxicos sobre las abejas hay suficientes, pero medidas para que esto no continúe, no. Es hora que las autoridades competentes tomen medidas que permitan la continuidad de la vida y no el exterminio de ésta.

 


Fuente:

La nocivité des pesticides sur les abeilles devient incontestable LeMonde.fr, 29/03/12
http://www.lemonde.fr/planete/article/2012/03/29/le-declin-des-abeilles-precipite-par-les-pesticides_1677865_3244.html?xtmc=abeille&xtcr=4

RAPAL Uruguay

Abril 2012

 

Ver también

El Silencio de las Abejas

Abejas en crisis.

Etiquetado en Salud y Medio Ambiente

Comentar este post