Las medidas neoliberales desencadenan una oleada de suicidios en Grecia

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

El lunes, un catedrático de geología de 38 años se ahorcó desde un poste de luz público de Atenas, y el mismo día un sacerdote de 35 años se lanzó al vacío desde su balcón en el norte de Grecia. El miércoles, un estudiante de 23 años se pegó un tiro en la cabeza.

Para un país que tenía la tasa de suicidios más baja en el mundo, el aumento en el número de estos casos en medio de una crisis capitalista sin precedentes tiene impactada y consternada a la nación mediterránea antes de las elecciones del 6 de mayo.

Pero la muerte del farmacéutico Dimitris Christoulas, que se pegó un tiro en la cabeza en una esquina del centro de Atenas a causa de la pobreza generada por los recortes sociales aplicados por el gobierno griego bajo presión del Fondo Monetario Internacional (FMI), la Unión Europea (UE) y el Banco Central Europeo (BCE), generó enorme consternación entre la sociedad.

Antes de dispararse -a la hora más ajetreada de la mañana del 4 de abril en la Plaza Syntagma y frente al edificio del Parlamento griego- el jubilado de 77 años se dio el tiempo de escribir una nota.

“No veo otra solución que este final dignificado para mi vida para no encontrarme buscando en latas de basura para subsistir”, escribió Christoulas, que desde entonces se ha convertido en símbolo de la lucha popular contra las medidas neoliberales que están afligiendo a millones de ciudadanos y ciudadanas.

Desde entonces, los medios griegos han reportado suicidios similares casi a diario, empeorando una sensación de pesadumbre poco antes de las elecciones de la semana próxima.

“La crisis ha desencadenado una sensación creciente de culpa, de pérdida de autoestima y humillación para muchos griegos”, dijo Nikos Sideris, connotado psicoanalista y autor en Atenas.

“El pueblo griego no quiere ser una carga para nadie y existe esta sensación cada vez mayor de desamparo. Algunos desarrollan una actitud de odio hacia sí mismos y eso lleva a la autodestrucción. Eso es lo que está detrás de la subida en los suicidios y en los intentos de suicidios. Estamos viendo una categoría completamente nueva: suicidios políticos”, dijo.

La policía dijo que el catedrático de geología, Nikos Polyvos, que se ahorcó, estaba angustiado porque una oferta para un puesto de profesor había sido bloqueada por el congelamiento global en las contrataciones en el sector público.

Expertos afirman que el incremento en los casos y en los intentos de suicidio, el uso de medicamentos para la depresión y la necesidad de ayuda psiquiátrica están generando alarma en el país.

Antes que la crisis capitalista empezara a causar estragos, en 2009, Grecia tenía una de las tasas de suicidios más bajas del mundo: un 2,8 por ciento por cada 100.000 habitantes. Hubo un aumento de un 40 por ciento en los suicidios durante el primer semestre del 2010, según el Ministerio de Salud.

No hay estadísticas confiables para el 2011, pero expertos afirman que la tasa de suicidios en Grecia probablemente se ha duplicado a cerca de 5 por 100.000 habitantes.

LibreRed.net

Etiquetado en Europa

Comentar este post

Néstor 05/01/2012 16:29


En este caso que horroriza a la sociedad griega, no cabe duda que tenemos responsables de este horror, y estos responsables tienen nombre y apellido, decir que el sistema neoliberal es el
causante, es generalizar y desvanecer responsabilidades, sin duda que el sistema es terrible, pero "solo" como un acto natural o milagroso no se instaura en ninguna siciedad, detrás de todo esto
tenemos personas, por llamarlas benévolamente personas, porque en realidad son monstruos, que no les interesa en lo mas mínimo el semejante, son de los peores delincuentes que nos podamos
imaginar.


Y vuelvo a insistir que tienen nombre y apellido, documento identificatorio, domicilio real y a la gran mayoria los conocemos, a esos infames, a esos delincuentes, hay que sentarlos en el
banquillo de los acusados por todos estos suicidios y muchos desastres más, ecológicos, sanitarios, etc.y juzgarlos, y luego le podríamos dar a elegir, si la horca o la guillotina, es a gusto del
consumidor...y como dice el refrán: muerto el perro se acabó la rabia.