"Las telefónicas saben desde hace mucho que sus cachivaches afectan negativamente a la salud"

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

ENTREVISTA DE LOS LECTORES DE DIAGONAL AL PERIODISTA ESPECIALIZADO EN SALUD MIGUEL JARA

"Las telefónicas saben desde hace mucho que sus cachivaches afectan negativamente a la salud"

La necesidad de vacunarse masivamente, la contaminación electromagnética producida por la telefonía móvil o las redes de conexión a internet inalámbricas o la falta de investigación de enfermedades como la fibrolmialgia o la sensibilidad química múltiple son algunas de las cuestiones que ha contestado al periodista Miguel Jara, autor de Laboratorio de Médicos a las preguntas enviadas a DIAGONAL por sus lectores.

Redacción web
Viernes 10 de junio de 2011.  Número 152
JPG - 59.9 KB
Foto: Óscar Rivilla.

Jorge Tinoco: ¿Es dañino para la salud de las personas vivir cerca de una antena WI-FI de larga distancia (para todo un pueblo)?
Miguel Jara: Es dañino vivir cerca de cualquier fuente de contaminación electromagnética y el WiFi es una y potente. Y además es absurdo porque a nadie se le ocurre renunciar a internet teniendo adsl por cable, limpio, seguro y fiable. Este tipo de contaminación está despertando la sensibilidad de muchas personas que no pueden llevar una vida normal, que enferman, y que nos avisan del enorme problema que podemos sufrir todos pues esta contaminación afecta a casi todo el mundo que esté “bajo cobertura”. Hay alternativas, insisto.

"hay es un mayor número de personas críticas con las vacunas en general y con algunas en particular"

Elena: Quisiera preguntar, al margen del escándalo de E. Coli, algo acerca del movimiento antivacunas: consiguió muchos adeptos, sin embargo hace relativamente poco salió un artículo en el que se expresaba que sus estudios no tenían una correcta metodología, tamaño de muestra, etc. Además hace poco ha salido tb alguna noticia relativa al aumento de algunas enfermedades en principio erradicadas, debido (según se explica en el artículo) a este movimiento antivacunas. En definitiva: ¿Qué hay de cierto en el movimiento anti-vacunas?
M.J.: Por lo general, se denomina antivacunas a cualquier persona que de manera libre e informada (o no) opta por no seguir los calendarios vacunales (que no son obligatorios, ninguna vacuna es obligatoria en nuestro país, por suerte porque hay muchas cuestionadas por la comunidad científica) o no vacunarse cuando no le merece confianza una vacuna o varias o cuando no le da la gana. Vacuna viene de vaca, de ganado y en cierto modo eso que se considera el “movimiento antivacunas”, que con seguridad no es tal pues en su mayor parte está generado por la desconfianza en dichos productos sanitarios, se niega no sólo a no ser vacunado sino a no ser ganado.

La verdad es que el asunto de las vacunas es tan subjetivo que pocas personas están vacunadas de todo o de nada aunque no sé a qué intereses responde intentar catalogar a la población en uno u otro “bando”. Lo que hay es un mayor número de personas críticas con las vacunas en general y con algunas en particular. Hay vacunas útiles pero en los últimos años la industria ha presionado con fuerza para que cada vez se incluyan más en los calendarios vacunales y muchas hay especialistas que dicen que no están justificadas pero ponérselas o no es una decisión personal.

Ignacio Gómez: En un informe presentado por un equipo de la Agencia Internacional del Cáncer, que ha sido publicado recientemente, se afirma que hay un posible vínculo entre el cáncer y el uso del teléfono móvil. ¿Qué reacciones está habiendo en la industria de la telefonía móvil y en las compañías telefónicas? ¿Está habiendo presiones a investigadores? ¿Podrían aparecer estudios que indicasen lo contrario financiados por estas compañías?
M.J.: Desconozco las actuales reacciones de la industria, supongo que estarán preocupados porque su negocio nació cojo, es cuestión de tiempo, como ocurrió con el tabaco que se tomen medidas drásticas para relacionarnos de otra manera con teléfonos móviles y demás tecnologías inalámbricas. Las compañías eléctricas y telefónicas saben desde hace muchos, muchos años, que la contaminación electromagnética que despiden sus cachivaches afectan de manera negativa a la salud de la población. Está documentado, como también lo está que presionan a los científicos que están demostrando esta contaminación y avisan a la población y como también que realizan estudio financiados por ellas para crear confusión y que no haya “consenso científico” que es a lo que se agarran para seguir con su negocio hasta que se demuestre lo contrario, es decir, la carga de la prueba la tenemos que poner los ciudadanos, no ellos; una aberración pues lo que hay que hacer de entrada es aplicar el principio de precaución: antes de vender algo que puede ser negativo para la salud hay que comprobar que esto no es así. Si le interesa lea el primer capitulo del libro Conspiraciones tóxicas que explica bien todo esto con datos y nombres.

"la prensa dedicada a temas de salud está muy presionada por los interés privados"

Ese-Alud: Hola Miguel! Acabo de leer el informe sobre maternidad en el mundo realizado por Save the Children. Mi tendenciosa pregunta es: ¿crees que el gran silencio sobre la sanidad en Cuba está relacionado directamente con el fomento a gritos de la privatización de este servicio público en España?
M.J.: Es cierto que existe una obvia tendencia a privatizar poco a poco los servicios públicos de salud, y todos los demás, pero no es fácil documentar que sea porque en Cuba la sanidad funciona bien para los recursos con los que cuenta. Lo que tengo muy claro es que la prensa dedicada a temas de salud está muy presionada por los interés privados de las compañías farmacéuticas, de material sanitario y de diagnóstico y sanitarias en general que quieren exhibir las bondades de un modelo basado en el gasto y consumo y no en el ahorro y eficiencia y centrado en las personas.

Isao: Quisiera preguntarle si no debiésemos los sanos organizarnos para combatir la falta de derechos médicos, sociales y asistenciales de los enfermos de sensibilización central (sindrome de fatiga crónica, fibromialgia y sensibilidad química múltiple). ¿Cómo es posible que no conozcamos la situación tan dramática que "vive" este colectivo?
M.J.: De hecho existen numerosas asociaciones y colectivos que están trabajando por el reconocimiento oficial de la sensibilidad química múltiple y la hipersensibilidad a los campos electromagnéticos o electrosensibilidad. Lo que hace falta es que el movimiento se lo crea aún más, tenga más confianza en sí mismo y que esté más unido, además de que aumente el número de personas que apechuguen y arrimen el hombro a la causa.

Victor: Hola Miguel, teniendo en cuenta que no se puede confiar en organismos tales como la OMS, ¿en qué organismos, instituciones, organizaciones o gentes... podemos confiar los ciudadanos de a pie que no disponemos de conocimientos e información a nuestro alcance, de cara a velar por nuestra salud?
M.J.: Como ocurre en todos los ámbitos en la Organización Mundial de la Salud hay muchas personas honestas y valiosas haciendo un buen trabajo. Lo que sucede es que estamos asistiendo a un gobierno en la sombra de los grandes poderes económicos y financieros y una de sus estrategias es desarrollar conflictos de interés en las instituciones que tienen capacidad de decisión. Es decir, en la OMS, insisto, como sucede en casi todas las instituciones con poder, hay personas que trabajan al mismo tiempo para los intereses público y los privados o que reciben presiones, aunque sean sutiles, para que tengan en cuenta a los intereses privados a la hora de tomar decisiones. Es lo que se llama lobby, algo que sólo pueden hacer los que tienen dinero, aunque cada vez más los ciudadanos se organizan para que también se les tenga en cuenta pero esta deriva no es democrática.

"antes de vacunarse una persona debe estar bien informada sobre la vacuna que cree que necesita"

Marta: ¿Qué opina de lo que otros medios califican como la "moda de la no vacunación"? ¿Es cierto que son peores las vacunas que las enfermedades que remedian? Según lo poco que he podido leer, los brotes de enfermedades víricas como el sarampión transmitidos por niños no vacunados pueden causar síntomas muy graves en adultos. ¿Es esto cierto? ¿Puede la no vacunación de los niños causar un problema de salud pública? ¿O detrás de esta idea está el alarmismo que tanto beneficia a las farmacéuticas? Muchas gracias por su respuesta y a DIAGONAL por organizar una charla digital tan interesante. M.J.: Mi respuesta es continuidad de la anterior sobre le tema. Mire lo que interesa a los que venden vacunas es tener una población que se pone todas las que le dicen, en masa y sin cuestionarse si son necesarias, efectivas y seguras. Y que además su discurso generalice hasta el punto de plantear si “todas” son buenas o “todas” son malas. El discurso que nos interesa es ir vacuna por vacuna y persona por persona, lo que no ocurre. Es decir, antes de vacunarse una persona debe estar bien informada sobre la vacuna que cree que necesita y acudir a un profesional sanitario que estudie las circunstancias personales, ambientales y sanitarias de esa persona para saber si en verdad necesita esa vacuna y damos por hecho que ese profesional sabe sobre la vacuna que ha de aconsejar. Existen muchas vacunas y más que van a existir y algunas pueden ser útiles para algunas personas en ciertas circunstancias lo que por lo general se critica son las vacunaciones masivas, las vacunas para todos, eso responde a intereses creados, debemos tender a un modelo de vacunación personalizado. De todos modos como digo arriba vacunarse es libre en nuestro país así que usted decide.

 

diagonal web

Etiquetado en Salud y Medio Ambiente

Comentar este post