“Lo de Strauss-Kahn es un complot”: así lo piensa el 57% de los franceses

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Strauss kahn

Una mayoría de franceses, el 57%, considera que Dominique Strauss-Kahn, acusado de tentativa de violación y agresión sexual por una empleada de un hotel de Nueva York, es “víctima de un complot”, según un sondeo del instituto CSA publicado este miércoles.

El 32% considera que el socialista francés, director gerente del Fondo Monetario Internacional y hasta ahora favorito para la elección presidencial de 2012, no es “víctima de un complot”. El 11% no se pronuncia, según este sondeo efectuado para la televisión BFM, la radio RMC y el diario gratuito 20 Minutes.

Entre los simpatizantes socialistas, el 70% cree en un complot contra “DSK”, un 23% no lo cree y el 7% no se pronuncia.

El sondeo fue efectuado por teléfono el lunes 16 de mayo entre una muestra nacional representativa de 1.007 personas, de 18 años de edad en adelante.

Detenido el sábado en un avión de Air France cuando se disponía a volar a París, el director del FMI espera desde el lunes en la cárcel de Rikers Island de Nueva York que un jurado popular resuelva si lo inculpa de intento de violación y agresión sexual a una empleada de hotel.

Francia: FMI debe resolver sucesión de Strauss Kahn “en próximos días”

El jefe de fila de la Unión por un Movimiento Popular (UMP, derecha), Jean Francois Cope, partido del presidente francés Nicolas Sarkozy, consideró el miércoles que el FMI debe “resolver” el reemplazo de Dominique Strauss Kahn al frente de ese organismo “en los próximos días”.

“No veo cómo puede ejercer sus funciones de director gerente del FMI. Por lo tanto, este asunto deberá ser resuelto en los próximos días”, respondió Copé a la prensa a la salida del buró político del partido interrogado sobre el futuro de Strauss Kahn al frente del Fondo Monetario Internacional (FMI), institución que dirigía desde 2007.

Desde hace dos días, Strauss Kahn, de 62 años, está encarcelado en Estados Unidos tras una denuncia por agresión sexual e intento de violación y secuestro de una empleada de limpieza de un hotel de Manhattan ocurrido el sábado.

Varios gobiernos ya están dando a entender que debe buscarse un reemplazo al dirigente francés que además era gran favorito a las elecciones presidenciales francesas de 2012.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, afirmó el martes que Strauss-Kahn no “está en posición de dirigir” el FMI.

 

(Con información de AFP)

 

Strauss-Kahn en celda aislada y bajo vigilancia de suicidio

 

 

dominique-strauss-kahn-sex1Bajo extrema vigilancia ante el temor de  que pueda suicidarse, Dominique Strauss-Kahn viste un traje de presidiario  especialmente diseñado y duerme en una diminuta celda, monitoreado por un  guardia a sólo a unos pasos, dijo una fuente el miércoles.

La celda de 3,3 x 3,9 metros se encuentra en el área oeste de la prisión de  Rikers Island, ubicada en una isla del East River en Manhattan.

Allí, Strauss-Kahn, quien apenas unos días atrás se alojaba en una suite de  3.000 dólares la noche del Sofitel en Times Square, espera que llegue el  viernes para saber si deberá someterse a un juicio bajo cargos de haber  intentado violar a una empleada del hotel.

El jefe del Fondo Monetario Internacional -y el hombre que antes de este  escándalo se perfilaba como candidato socialista a la presidencia de Francia-  está considerado en riesgo de suicidio y ha sido puesto bajo vigilancia  especial.

Por lo general, un sospechoso a la espera de juicio, considerado inocente  hasta que se demuestre lo contrario, tiene algunas licencias durante su  detención, como el derecho a vestir su propia ropa.

Pero no es el caso de Strauss-Kahn.

Una fuente policial, quien habló bajo el anonimato, dijo a AFP que el  magnate de 62 años ha sido ubicado en un área normalmente reservada a detenidos  con enfermedades contagiosas.

Esto se debe a la disposición de la cárcel, con celdas diseñadas para  aislar prisioneros, un requisito indispensable en este caso.

En este diminuto espacio, Strauss-Kahn tiene, además de su cama, una ducha,  un inodoro y una mesa para comer.

Y está completamente solo. O casi.

“No hay nadie más excepto los guardias. En este caso, hay un guardia a muy  pocos pasos de él”, indicó la fuente.

En lugar de tener permiso para vestir uno de sus trajes elegantes,  Strauss-Kahn ha estado usando un uniforme gris de preso diseñado especialmente  para minimizar riesgos de suicidio.

“Con esto, existen menos posibilidades de esconder cosas, por ejemplo”,  explicó la fuente.

Además, tiene que usar calzado sin cordones -muy distintos a los zapatos de  cuero que utilizan líderes mundiales- por temor a que los use para ahorcarse.  Estos son “zapatos estándar del caso, con suela de goma y material de lona”,  detalló la fuente.

El político francés, que niega todos los cargos, tiene permiso para  ejercitarse una hora fuera de la celda cada día. Tiene, además, autorización  para ir a un salón donde puede ver televisión, incluso seguir la cobertura  permanente de noticias sobre su caso.

La fuente sostuvo que había celdas más pequeñas aún en Rikers Island, un  edificio sombrío comparable a la legendaria prisión de Alcatraz en San  Francisco.

Pero reconoció que las celdas del ala donde se ubica la de Strauss-Kahn  eran bastante compactas.

“La idea es que si los presos tienen enfermedades contagiosas puedan ser  encerrados en celdas aisladas”, dijo.

Funcionarios de Rikers Island no quisieron hacer comentarios acerca del  estado de ánimo de Strauss-Kahn o sobre si se encuentra bajo vigilancia de  suicidio.

Un portavoz del departamento de Corrección de Nueva York dijo que todos los  reclusos tienen el mismo protocolo de seguridad.

“El protocolo dicta que cada presidiario es evaluado sobre el riesgo de  daños que se pueda infringir a sí mismo y a otros”, dijo en un comunicado.  “Todos los registros de salud de un preso son confidenciales según la ley”.

PRESUNTA VICTIMA DECLARO ANTE GRAN JURADO

La camarera del Hotel Sofitel de  Nueva York que acusó al director del FMI Dominique Strauss-Kahn  de haber abusado sexualmente de ella, declaró hoy ante un gran  jurado designado, informó su abogado, Jeffrey Shapiro.

En tanto, los abogados defensores del acusado presentarán  mañana un segundo pedido de libertad bajo fianza, informó la  cadena CNN.

Shapiro afirmó que “no alguna razón de ser” las teorías según  las cuales el titular del FMI fue víctima de un “complot”, como  creen muchos en Francia.

“Escuché tantas cosas en estos días, también hablar de  teorías de un complot. No tienen razón de ser. Mi cliente dijo  la verdad”, enfatizó el abogado.

La presunta víctima es viuda, originaria de Guinea, y vive  con su hija de 15 años, en la actualidad en un “lugar seguro”,  contó Shapiro.

El caso se conoció el sábado pasado cuando Strauss Kahn fue  detenido por agentes de la división de víctimas especiales en el  avión donde se aprestaba a abandonar Estados Unidos tras la  denuncia de la camarera.

Shapiro había anunciado en la mañana que “cuando el jurado  pueda escuchar su testimonio y cuando nuestra cliente pueda  contar su historia públicamente, los miembros del jurado se  darán cuenta perfectamente de que las afirmaciones de que fue  una relación consentida son completamente falsas”.

“No hubo nada consentido en lo que sucedió en esa habitación  de hotel”, agregó el abogado.

Los abogados del director del FMI dieron a entender que la  defensa estará centrada en el hecho de que la relación sexual  entre ambos fue “consentida” y no un intento de violación de  Strauss-Kahn, quien está en la cárcel.

El banquero francés, tras ser detenido el sábado en el sector  de primera clase del avión en el cual pretendía dejar el país,  negó las acusaciones.

Incluso expuso la coartada de que a la hora señalada por la  denunciante de la agresión sexual él estaba almorzando con su  hija.

Los abogados defensores de Strauss-Kahn presentarán mañana un  nuevo pedido de libertad bajo fianza para su cliente, informó la  cadena CNN, citando fuentes de la defensa.

En la defensa, los abogados precisan que su cliente está  dispuesto a someterse a algunas medidas de restricción para  salir de la cárcel, como la aplicación de un brazalete  electrónico.

La jueza interviniente en la causa denegó la excarcelación al  banquero socialista y precandidato presidencial de Francia, pese  al ofrecimiento del pago de un millón de dólares por parte de  sus abogados.

Una de las razones fue el temor de que Strauss-Kahn regrese a  su país, el cual difícilmente otorga una extradición a Estados  Unidos.

El abogado de la presunta víctima, una camarera del hotel  Sofitel de Nueva York, Jeffrey Shapiro, dijo que “si él fuera  liberado, mi cliente estaría preocupada por su seguridad  personal”.

En tanto, el diario New York Post escribió hoy que la mujer  vive en un condominio alquilado exclusivamente a portadores del  virus HIV y enfermos de Sida, por el Centro contra el Sida de la  Comunidad Unida de Harlem.

Consultado en una entrevista por la cadena NBC, Shapiro dijo  que esa versión es falsa y ratificó que vive en el Bronx.

En las últimas horas también se conocieron declaraciones del  hermano de la denunciante, un empleado de un restaurante de  Harlem, de 42 años.

El hombre definió a su hermana como “una musulmana  practicante” que, además, es “honorable y decente, que trabaja  duro para criar a su hija”.

“Sigue en estado de shock. Un hombre que no conocía intentó  abusar de ella”, recordó que le relató la mujer, quien  desconocía que se trataba del titular del FMI.

(Con información de AFP y ANSA)

Cubadebate

 

 

Rival de Nicolas Sarkozy, molestaba a Washington: ¿Strauss-Kahn, habra sido víctima de un complot?

 

MANUEL E. YEPE – El sábado 14 de mayo fue arrestado en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York el director general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Khan, acusado por una camarera del Hotel Sofitel de Manhattan, donde se alojó algunos días, de agresión sexual, retención ilegal e intento de violación.

Foto: AFPHaber declarado la muerte del Consenso de Washington pudo haber llevado a Strauss-Khan al banquillo y a las primeras planas.

El arresto tuvo lugar un día después que personas cercanas a Strauss-Khan, un político socialista francés de 62 años, dijeran a la prensa que este era víctima de una campaña de desprestigio por parte del entorno del presidente francés, Nicolas Sarkozy, a quien le preocupaba su popularidad en las encuestas que lo convertían en uno de los favoritos para las elecciones presidenciales del 2012. 

Pero, si en Francia, Strauss-Khan fue un problema para Sarkozy, no menos conflictivo había pasado este a ser para Wall Street y la Casa Blanca cuando anunció a inicios de abril en la Universidad George Washington, de la capital federal estadounidense, la defunción del Consenso de Washington.

El Consenso de Washington es un listado de políticas económicas neoliberales elaborado por un complejo de entidades y personalidades estadounidenses como receta a aplicar por los países de América Latina para impulsar su crecimiento. Forman parte de ese colectivo político-económico y académico el FMI, el Banco Mundial (BM), el Congreso, la Reserva Federal, los “tanques pensantes” y los más altos dirigentes del Gobierno.

El borrador fue redactado por el economista inglés John Williamson para una conferencia organizada en 1989 por el Institute for International Economics con el título de Lo que Washington entiende por reforma de políticas (What Washington Means by Policy Reform), y en el que se sintetizaban los criterios de los economistas nor-teamericanos acerca de los objetivos que deben fijarse los países latinoamericanos para su desarrollo, de manera que se articulen con los intereses estratégicos de Estados Unidos partiendo del criterio de que lo que es bueno para Washington es bueno para el resto del mundo y viceversa.

El Consenso fue “enriquecido” en dos ocasiones posteriores a su aprobación inicial dando lugar a los Consenso de Washington II y III. Paulatinamente se convirtió en el proyecto neoliberal que Estados Unidos ha pretendido imponer a escala global, con los desastrosos resultados que lo sitúan como responsable de las recientes y severas crisis en países de América Latina y Europa.

Estados Unidos y los demás países del primer mundo han impuesto bilateralmente las políticas del Consenso de Washington sobre las economías de las naciones subdesarrolladas pero, sobre todo, se han servido para ello de organizaciones supraestatales como el BM y el FMI.

Durante décadas, el FMI enarboló las banderas del Consenso de Washington promoviendo privatizaciones, reducción del papel de los gobiernos en la economía, disciplina fiscal sin déficit, reformas impositivas, liberalización de la entrada de inversiones extranjeras directas, reordenamiento de las prioridades del gasto público, auge de los mercados financieros, liberalización del comercio exterior, desregulación para suscitar competencia, liberalización de las tasas de interés, promulgación de tasas de cambio competitivas y el reconocimiento de derechos de propiedad. También impuso los célebres programas de ajuste estructural (PAE) llamados a “apretar el cinturón” a los pueblos de los países endeudados para que sus gobiernos puedan pagar sus débitos a las naciones desarrolladas.

El Consenso de Washington ha servido para abrir el mercado laboral de bajos ingresos de los países subdesarrollados a la explotación por parte de compañías del primer mundo en detrimento de los intereses de la clase obrera en las naciones industrializadas.

“Pero todo esto se derrumbó con la crisis financiera global. Ya el Consenso de Washington es historia”, reconoció Strauss-Khan, quien llamó a que el Estado ejerza mayor papel en la economía y controle los excesos del mercado. “El Consenso debe ser superado por una nueva política económica con acento en la cohesión social y el multilateralismo”, señaló.

La expansión económica que el Consenso de Washington prometía a Latinoamérica no se ha traducido en un desarrollo significativo, sino en severas crisis económicas, incremento de la deuda externa y más subdesarrollo.

“Es necesario un impuesto sobre las actividades financieras para forzar a ese sector a asumir parte de los costes sociales de su actividad inherentemente arriesgada”, dijo Strauss-Khan.

“No me malinterpreten: los viejos patrones de la globalización dieron muchas cosas buenas (… ) pero la globalización tiene su lado oscuro: el crecimiento de la brecha entre ricos y pobres. Mientras que la globalización en el comercio se asocia a la reducción de las desigualdades, en las finanzas la globalización las incrementa.

“Necesitamos una globalización con rostro más humano porque las desigualdades pudieran ser causas silenciosas de las crisis.”

Haber declarado la muerte del Consenso de Washington sin el debido consentimiento de Wall Street y la Casa Blanca pudo haber sido la causa de que Strauss-Khan haya sido situado en parecido banquillo de acusado que Julian Assange, fundador de Wikileaks.

 

Tomado de

Contrainjerencia

Etiquetado en Internacional

Comentar este post