Lo que más importa: el despertar

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Hace un rato recibí un correo de una compañera donde me comentaba que, si bien uno es consciente de que los medios de información mas bien desinforman, cuando vio el articulo sobre Libia y el montaje de los festejos en la plaza, no lo podía creer y me cuenta lo que sintió, pero sobretodo, lo que ha cambiado en ella de un tiempo a esta parte:

 

Hay que tomarse todo con pinzas. Lo que si te digo que he cambiado un montón del año pasado para éste. Antes me amargaba y me ponía mal con todo lo que leía (las mentiras, las injusticias, las desgracias... etc...). Hoy leo para enterarme, pues creo que es algo de suma importancia el estar al tanto, sobre todo a través de fuentes no oficiales. Es importante leer y contrastar, corroborar por uno mismo... Pero de ahí a ponerme mal....., aprendí que te vas marchitando, que vas perdiendo las fuerzas (que es eso justamente lo que quieren). Aprendí que cuando sentimos rabia, indignación, tristeza, impotencia, nos frustramos, no logramos otra cosa que perder fuerzas, energía y no solo nos debilitamos, sinó que si estamos así, no podemos dar a los demás lo que no tenemos adentro. No podemos dar impulso y ánimos cuando no los tenemos, no podemos pasar nada positivo. “

 

Entonces, como me suele suceder cada vez que alguien me habla de el tema que sea, me viene como un flash a la cabeza donde me acuerdo de algo que publique anteriormente en el otro blog, o que leí en algún momento, o de un video o un documental que trata sobre ese tema, y salgo en búsqueda y captura del material para compartirlo.

Y mientras leía la reflexión de Claudia, me acorde de un articulo, publicado en una pagina brillante como es El Proyecto Matriz, y me pareció buena idea ademas de necesario traerlo, no solamente para ella.

Entonces, va para todos nosotros, los que no estamos dispuestos a que nos sigan embaucando y sabemos que aun se puede y se debe hacer algo para cambiar este mundo.

Los que muchas veces nos sentimos bichos raros porque nos preocupan cosas que pareciera que la gente que nos rodea no ve, para que no nos gane la frustración, ni la desesperanza o el dolor, que no nos paralicemos ante la indiferencia y aprendamos a encontrarnos y que de una vez... despertemos.

 

EL SÍNDROME DEL DESPERTAR

 

.

.

Tras el vivir y el soñar, está lo que más importa: el despertar”

ANTONIO MACHADO

.

No es fácil asumir el panorama que se nos presenta ante los ojos cuando uno decide abandonar esta caverna de Platón y despertar. En ocasiones, puedes desear volver a cerrarlos para siempre.  ¿Y vivir al margen de tu vida? ¿Continuar alienado, idiotizado, controlado, vigilado y conducido? ¿Vivir? ¿Es eso vivir?

Respiremos hondo, miremos al frente y adelante, abre los ojos. Te necesitamos. Nos necesitamos.

El proceso no es fácil, pero no temas, no estás solo. Si sientes alguno de estos síntomas,  eres uno de nosotros.

.

INCREDULIDAD Y ESCEPTICISMO

.

.

No entendemos lo que nos cuentan.

Dudamos de la solvencia de la persona y/o

de la veracidad de lo que dice

.

MOFA, IRONÍA, BROMAS…

.

.

Acusamos de “catastrofistas” a quienes

nos hablan de una realidad que

no podemos asimilar de entrada.

.

RECHAZO

.

.

Rechazo a que nos hablen sobre el tema.

Esquivamos información relacionada.

Consideramos “pesad@s” a l@s que reflejan

lo que no podemos aún asimilar

.

ESCAPISMO

.

.

Seleccionamos la información: buscamos o aceptamos noticias,

lecturas u opiniones

que contradicen la información que hemos recibido antes y

que aún no podemos asimilar

(búsqueda de alivio)

.

.

Nos debatimos entre aceptar lo que nos cuentan

o continuar en el País de las Maravillas.

Nos apoyamos en las actitudes de huida de la realidad del resto:

tod@s lo ignoran, luego no existe

.

DERIVACIÓN OPTIMISTA DE LA RESPONSABILIDAD: ESPERANZA

.


.

“La tecnología dará una respuesta”

“Los gobiernos, las empresas, la Sociedad, el Estado… darán una respuesta”

“La Energía Universal encontrará el camino para…”

.

DERIVACIÓN PESIMISTA DE LA RESPONSABILIDAD: CATASTROFISMO

.

.

“Ya se veía venir”

“Yo ya lo dije…”

“No hay nada que hacer…”

“¡Pues que reviente todo!”

.

DISONANCIA COGNITIVA

.


.

Nuestra inteligencia percibe contradicciones en los mensajes sociales y mediáticos.

En nuestro fuero interno, sabemos que estamos huyendo,

que hay una incoherencia de fondo

y que habría que dar una respuesta desde un@ mism@.

.

MIEDO Y TANTEO

.


.

Miramos con prudencia la realidad que no queríamos ver.

Vamos abriendo los ojos conforme nos lo permite nuestro mundo emocional.

Van cayendo algunas defensas

(negación, relativización, optimismo, pesimismo…)

.

ESTUPEFACCIÓN

.

.

Observamos a l@s demás.

Nos sorprende su aparente falta de conciencia

sobre la realidad en que viven

.

DESESPERACIÓN

.

.

Nos sentimos abrumad@s y sobrepasad@s por una realidad

que nos afecta y comenzamos a conocer.

También, por la falta de conciencia de l@s demás.

Sensación de impotencia y falta de poder.

.

ENCRUCIJADA

.

.

Aquí nos encontramos como el personaje Neo en la historia Matrix:

se nos ofrecen dos píldoras.

Una nos mantendrá en el mundo de creencias y realidades ficticias

en la que somos meras marionetas;

otra nos sumergirá en la realidad dura, pero que nos conecta  radicalmente con la Vida

y nos da poder para afrontarla.

.

.

La píldora de la realidad, una vez elegida, nos arrastra cada vez más al fondo,

en un viaje que desconocemos, y que no tiene vuelta atrás.

.

COMPULSIÓN

 

.

Buscamos frenéticamente indagar, saber más, buscar a otr@s…

Enfocamos unidireccional y compulsivamente nuestra energía.

.

ANSIEDAD

.

.

Sentimos que nos falta tiempo para saber,

conocer más, para planificar los cambios,

para elegir caminos que no están aún claros…

Nos debatimos entre salvar el mundo o salvarnos nosotr@s.

.

RABIA

.

.

Arremetemos contra el mundo, contra la Vida, contra Dios…

Buscamos algún responsable,

nos subleva la falta de conciencia de l@s demás, sus incoherencias…

Estamos agresiv@s.

.

DOLOR

.

.
No hay culpables, no hay responsables.

Nos sentimos sol@s e impotentes.

Podemos derrumbarnos.

.

GUERRILLA

.

.
Alertar a l@s otr@s se convierte en una necesidad compulsiva.

Nos sorprende su respuesta tibia,

frente a la trascendencia de lo que les comunicamos.

.

COMPLEJO DE MARCIANO

.


.
Sensación de que no hablamos el mismo idioma que el resto.

Nos miran con extrañeza,

como a individuos excéntricos o lunáticos.

.

AISLAMIENTO

.

.

Ya no nos importa la respuesta de l@s demás.

Vivimos en nuestra realidad al margen de la Sociedad “inconsciente”.

Apostamos más por la salvación individual.

.

PEQUEÑEZ Y HUMILDAD

.

.
Constatamos que somos un@ entre millones.

No podemos cambiar el mundo.

Tenemos poder sólo sobre nuestros pasos de hoy.

No somos dueñ@s del devenir de nuestras acciones.

.

ENCUENTRO

.

.

Descubrimos a otras personas que, como nosotr@s,

están en un proceso de Transición personal.

Reconocemos en su camino nuestro camino.

.

COOPERACIÓN

.

.

Ya no estamos sol@s.

Nuestra disposición al cambio y a dar lo mejor de nosotr@s

se potencia y multiplica su valor al cooperar con otr@s en un fin común.

.

PODER

.

.

Descubrimos con alegría que,

al cambiar  nosotr@s y hacer nuestro camino en coherencia,

cambia el mundo de nuestro entorno.

.

 

 

Trabajo realizado por

El Proyecto Matriz

el proyecto matriz

Comentar este post

Ana Inés Badaracco 08/28/2011 02:52



¿Como haríamos para despertar sin estos sitios donde leemos y vemos el mundo real? Muchas gracias por tus publicaciones.