Lo que pretendía ser un montaje para denunciar la "dictadura cubana", se convierte en la mejor evidencia de todo lo contrario

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Pequeño grupo de opositores anticastristas trata de montar un vídeo con el que denunciar "la represión de la dictadura", pero vistas las imágenes se convierte en la mejor defensa de su sistema político democrático y respetuoso con los derechos y libertades de la población.
Kaos. Cuba | Para Kaos en la Red | Hoy

Pequeño grupo de opositores anticastristas trata de montar un vídeo con el que denunciar "la represión de la dictadura", pero vistas las imágenes se convierte en la mejor defensa de su sistema político democrático y respetuoso con los derechos y libertades de la población.

Y es que no hay más que ver cómo todos los opositores son escrupulosamente respetados por la policía, tanto las cuatro mujeres que se sitúan, pancarta en mano, a protestar contra el gobierno en las escalinatas del Capitolio de La Habana, como el grupo de personas que insulta e increpa a los miembros de la seguridad que tratan de hacer su trabajo pacíficamente.

Que el vídeo es un montaje, mejor dicho, una escenita teatral preparada de antemano para tratar de capturar alguna buena imagen con la que poder comenzar una de esas campañas internacionales de denuncia a la "dictadura" (que tanto gustan a la oposición y a los grandes medios occidentales), lo demuestran varias cosas.

Primero, que las mujeres estén estratégicamente situadas en uno de los lugares políticamente más emblemáticos de la capital cubana.

Segundo, que las personas que más gritan, que más respaldan a las mujeres que protestan, y que más insultan a la policía, son precisamente los encargados de realizar el vídeo (uno de ellos, curiosamente, portador de una gorra con una bandera de los EEUU).

Tercero, que la inmensa mayoría del resto de personas que se para a ver la escena, se limita a grabar con sus celulares el numerito teatral, siendo apenas unas pocas voces las que se oyen quejarse o protestar, la mayoría de ellas, como decimos, salidas de las mismas personas que graban el vídeo y las personas situadas justo a su alrededor. 

Pero el tiro les ha salido por la culata. Simplemente hay que comparar estas imágenes con las imágenes que hemos visto recientemente en otros lugares como Madrid o Chile, y sacar cada cual sus propias conclusiones. ¿Cuál es la democracia, y cuáles las dictaduras?

Por otro lado, ya que tanto les gusta hablar de cruel dictadura a los opositores cubanos, habría que preguntarse qué hubiese sido de esas cuatro mujeres de haberse manifestado de semejante manera contra el gobierno de Pinochet en Chile, de Videla en Argentina, o de Franco en España. Es más, ¿se hubiesen atrevido? Salvo tener tendencias suicidas, seguro que no. En ninguna dictadura verán jamás ustedes imágenes como estas. Eso solo se hace, cuando uno tiene la seguridad de que no le va a pasar nada grave con su acción. 

Finalmente, es curioso como en esa cruel dictadura que es Cuba, un grupúsculo de personas puede tranquilamente gritar, silbar y proferir insultos contra la policía, sin que esta haga nada por impedirlo, y sin que ninguna de estas personas que gritan e insultan, resulte siquiera identificada por la misma, ya ni hablar de golpes, detenciones o algo similar.  

Así pues, lo que estaba pensado para ser un montaje teatral con el que denunciar a la "dictadura" cubana, se ha acabado por convertir, a la vista de las imágenes, en la mejor defensa posible de un sistema absolutamente democrático y respetuoso con la libertad de expresión y los derechos humanos, como es el actual sistema socialista cubano. 

Ni los mismos defensores a ultranza del gobierno cubano, podrían haber preparado un mejor documento gráfico en sus defensa. Y ahora, amigos anticastristas que visitan Kaos, póngase un vídeo de lo que es una actuación propia de una dictadura: por ejemplo los vídeos de la actuación policial de la semana pasada en Madrid, sin ir más lejos en el tiempo.   Y luego llamen a sus amigos en Cuba, para que los próximos montajes se los trabajen un poco más...

De regalo, les dejamos un vídeo de lo que pasa cuando alguien pretende protestar en las escalinatas del "Capitolio" (es decir, del Congreso) en la "democrática" España. Para que sigan comparando, claro... 

 

La Habana


 

Madrid

 


 

Comentar este post

Israel Castellanos 08/27/2011 05:41



Las imágenes de los videos son elocuentes, como también lo es el intento de crear una provocación en la escalinata del Capitolio de La Habana, con el fin de presentar a la policía cubana como
represiva y seguir inflando toda la manipulación y calumnias que orquestan contra Cuba. Está claro que quien tomó el video está en complicidad con las cuatro mujeres, se nota por sus constantes
comentarios y sus insistentes llamados a que vaya gente a apoyarlas. Y más aún, cuando el agente de seguridad del lugar trata de persuadirlas de que abandonen el lugar y el que maneja la cámara
se pone a gritar !abusador... abusador... suéltalas... suéltalas...! Y nadie estaba abusando, ni siquiera estaba tocando a las mujeres. Era todo un montaje.Incluso, por momentos quitó la cámara
para poder decir sus groseras mentiras sin que las imágenes lo delataran. Pero eso es muy normal en ese tipo de personas, que carecen de ética y medran con la mentira. La policía tuvo que
proceder y sacarlas del lugar pues ya llevaban demasiado tiempo alterando el orden en uno de los sitios más céntricos de la ciudad, y lo hizo sin violencia. Sin embargo, el tipo de la camarita
seguía con su narración no de lo que estaba sucediendo, sino de lo que él y las señoras esas hubieran querido que sucediera. Pero se quedaron con las ganas. Gracias por ofrecernos esta
comparación con lo que pasó en España. Y que tales escenas las vemos también en otras ciudades de la Union Europea y de los propios Estados Unidos.


Iscajim



almir 08/26/2011 15:00



que distintas formas de repreciónj un abismo entre una y otra