Los agrotóxicos aumentan el riesgo de contraer diabetes

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

RAP-ALUn estudio dado a conocer recientemente confirma que la exposición a los plaguicidas - en especial los clasificados como Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP) - puede afectar la capacidad del cuerpo para regular el azúcar en la sangre, y también puede favorecer la obesidad. Ambos efectos, a su vez aumentan el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

La diabetes ocurre cuando el cuerpo no produce suficiente insulina para regular los niveles de azúcar en la sangre o cuando los tejidos dejan de responder a la insulina, es un desorden del metabolismo, proceso que convierte el alimento que ingerimos en energía.

El estudio, dirigido por Riikka Airaksinen del Instituto finlandés Nacional de Salud y Bienestar Social, midieron los niveles de varios Contaminantes Orgánicos Persistentes en los cuerpos de unos 2.000 adultos mayores. Más del 15% de los analizados tienen diabetes tipo 2, y los investigadores encontraron que quienes tienen los más altos niveles de agrotóxicos en la sangre están más propensos a sufrir la enfermedad.

Más de 25 millones de adultos y niños en los EE.UU. - 8,3% de la población – tienen diabetes. Estos nuevos hallazgos, de acuerdo con Airaksinen, "apuntan hacia una relación de causa-efecto" entre la exposición a los agrotóxicos catalogados como COP y la diabetes.

Pruebas cada vez más fuerte. La vinculación entre los agrotóxicos y la diabetes no es nueva. En 2008, el Instituto Nacional de Salud estudió 30.000 aplicadores de agrotóxicos y a sus familias en Carolina del Norte e Iowa, y se encontró que los plaguicidas son un factor que contribuye a la diabetes.

Relación de los plaguicidas COP y la obesidad - un factor de riesgo conocido en el desarrollo de la diabetes. Un reciente estudio analizó los niveles en sangre de tres plaguicidas COP en 900 personas, y encontraron que aquellos con niveles más altos de los productos químicos eran más propensos a tener más grasa corporal.

Los COP pueden persistir en el medio ambiente y en los cuerpos de los animales - incluyendo a los humanos por décadas. Haciendo caso omiso de las fronteras nacionales, estas sustancias químicas viajan con las corrientes de viento y el agua hacia latitudes más frías del norte, y tienden a asentarse finalmente en el Ártico.

Las tasas de diabetes han aumentado en forma alarmante entre los pueblos indígenas del Ártico, que a menudo se basan en una dieta tradicional de carne y grasa de mamíferos marinos. Dado que los COP se bioacumulan a medida que avanzan en la cadena alimentaria, estos animales depredadores a menudo están muy contaminados con estas sustancias altamente tóxicas y persistentes.

Situación en Uruguay

De acuerdo a información otorgada por el Ministerio de Salud Pública, en el 2003 el 8.2% de la población uruguaya tenía diabetes y los estudios internacionales proyectan que en 2025 esta cifra se duplicará. Esto se traduce en costos humanos, padecimientos, y costos económicos.

Según una entrevista realizada al Dr. Raúl Pisabarro, docente de la cátedra de endocrinología y medicina interna, de la facultad de medicina de nuestro país, describe la obesidad como una pandemia que avanza, y agrega que dentro de la población uruguaya, el 54 % tiene un exceso de grasa corporal, poniendo esta situación a las personas en riesgo, el 20% son obesos de riesgo y el 34% tienen sobrepeso.

Más de la mitad de la población tiene exceso de peso, obesidad que puede estar asociada a la diabetes, situación que es generada a edad muy temprana. En relación a la población infantil las cifras indican que uno de cada cuatro niños tiene sobre peso, y uno de cada diez es obeso. Las razones que argumenta el Dr. Pisabarro para la obesidad, son el estrés crónico, sedentarismo y nuestra alimentación.

A través de los alimentos se produce la ingesta de plaguicidas, siendo los COP las sustancias más peligrosas por ser bioacumulables y a medida que avanzan en la cadena alimentaria estos se magnifican, siendo los humano los seres vivos más expuestos a estas sustancias.

Plaguicidas COP en la agricultura en Uruguay

En nuestro país se continúa con el uso del endosulfan, sustancia catalogada como COP. Si bien las autoridades han anunciado la prohibición de este dentro de un par de años, al momento se encuentran en el mercado 17 marcas comerciales y con autorizaciones de ventas en algunos, hasta fines del 2014.

Esta situación deja a la población de nuestro país expuesta a este insecticida por unos cuantos años, convirtiéndose en un elemento altamente negativo para la salud de la población y la del ambiente. Y su uso no ayuda a la prevención de la diabetes y la obesidad.

Artículo basado en: http://www.panna.org/blog/pesticides-increase-diabetes-risk

RAPAL Uruguay

Setiembre 2011

Etiquetado en Salud y Medio Ambiente

Comentar este post