Los emails del exsocio de Urdangarín prueban que el Rey consintió los negocios de Nóos

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

por Kaos. Estado Español

Jueves, 03 de Mayo de 2012
Los emails del exsocio de Urdangarín prueban que el Rey consintió los negocios de Nóos
Los correos electrónicos que Torres aún guarda en su poder demuestran que el Rey estuvo siempre al corriente de los oscuros negocios de su yerno, y que si en la primavera de 2006 el monarca forzó su marcha del Instituto Nóos fue porque salieron a relucir los primeros trapos sucios de sus negocios.

Diego Torres, ex número dos del Instituto Nóos, puede ser una bomba de relojería para la Casa del Rey. Los correos electrónicos que el antiguo socio de Iñaki Urdangarín guarda bajo siete llaves, y que ha amenazado con entregar al juez y al fiscal, prueban que Don Juan Carlos conocía los turbios negocios de su yerno, y que los toleró incluso después de que el duque de Palma abandonara formalmente la presidencia de la entidad sin ánimo de lucro.

Así lo han revelado a El Confidencial fuentes cercanas al abogado de Torres, Manuel González Peeters, que han asegurado que éste ha hecho llegar al defensor de Urdangarín, Mario Pascual Vives, el mensaje de que si el duque de Palma no acepta pactar con el fiscal una declaración de culpabilidad a cambio de no pisar la cárcel, dará a conocer los emails que los dos ex socios intercambiaron antes de romper sus relaciones. Y muchos de esos mensajes, según las fuentes consultadas, dejan al Rey en una posición más que incómoda.
La amenaza de González Peeters explica el repentino cambio de rumbo de la defensa de Urdangarín, que hasta ahora había basado su estrategia en descargar sobre Torres toda la responsabilidad de la toma de decisiones en el Instituto Nóos, argumentando que el duque de Palma se limitó a ejercer labores de representación institucional ajenas a la gestión de la entidad. Esa estrategia, además de la diferente vara de medir aplicada por la fiscalía a la infanta Cristina de Borbón y a la mujer de Torres, Ana María Tejeiro -que está imputada en la causa-, ha empujado al ex socio de Urdangarín a desenterrar el hacha de guerra, añaden las mismas fuentes.
Primer aviso
El primer aviso lo dio el pasado 16 de abril. Ese día, González Peeters entregó al juez que instruye el caso Urdangarín, José Castro, tres correos electrónicos que el yerno de Don Juan Carlos envió a Torres a finales de 2007, casi un año y medio después de que la Casa del Rey ordenase supuestamente al duque de Palma romper sus vínculos con el Instituto Nóos y con su entonces socio. Esos mensajes revelan no sólo que Urdangarín continuó haciendo negocios con Torres, sino que el propio monarca y la infanta Cristina hicieron gestiones para ayudarle a seguir recaudando fondos.
El abogado de Torres, en el escrito que entregó al juez junto a esos tres emails, hurgaba en la herida: "¿No quedamos en que se le había pedido [a Urdangarín] por parte de la Casa Real que debía desvincularse de Diego Torres?", se preguntaba González Peeters, que añadía: "¿No quedamos en que la esposa [la infanta Cristina] nada tenía que ver?".
Según las fuentes consultadas, los correos electrónicos que Torres aún guarda en su poder demuestran que el Rey estuvo siempre al corriente de los oscuros negocios de su yerno, y que si en la primavera de 2006 el monarca forzó su marcha del Instituto Nóos fue porque salieron a relucir los primeros trapos sucios de sus negocios. En febrero de aquel año, en efecto, el PSOE de Baleares cuestionó por primera vez en el Parlamento autonómico los pagos que el entonces presidente regional, Jaume Matas, hizo a la entidad sin ánimo de lucro por la organización de un foro sobre deporte y turismo.

Si esos emails se hicieran públicos -ya no pesa el secreto de sumario sobre el caso Urdangarín-, saltaría por los aires la estrategia diseñada por La Zarzuela para tratar de demostrar que el monarca fue el primer sorprendido por la conducta "no ejemplar" de su yerno, expresión empleada por el jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, para justificar la marginación del duque de Palma. Y la infanta Cristina, según las fuentes consultadas, quedaría al borde de la imputación.    

Enlace con el artículo

Etiquetado en Europa

Comentar este post

Leda Méndez 04/05/2012


Pero    todavía  creen en ese señor? ¡¡ por favor!!!   de verdad que la gente en todo el planeta es bien ingenua,  hasta en la cultísma  Europa,  suenan los
chilindrines para entretener los niños.