Los indignos cubanos, los indignos liberales europeos y el cuento de la "libertad de Cuba". Por Justo Cruz*

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

MARTIANOS

Seguidores del pensamiento de José Martí


Los indignos cubanos, los indignos liberales europeos y el cuento de la “libertad de Cuba”.

 

Por Justo Cruz*/Foto Virgilio PONCE - Cubainformación-Hermes-Martianos

 

 

Justo Cruz@VirgilioPONCE

 Foto Virgilio PONCE

 

“Por la libertad” es el lema que acompaña al nombre de la Fundación Friedrich Naumann Stiftung de Alemania. En el año 2007 decidieron agregar este lema a su nombre oficial llamándose desde entonces “Fundación Friedrich Naumann por la libertad”.

 

Los activistas de esta fundación cercana al Partido de los Demócratas Libres (Liberales), por sus siglas en alemán (FDP) consideran como uno de sus objetivos más importantes la lucha por la “libertad”, por la “democracia” y por la universalidad de los ideales liberales y neoliberales.

 

El día 6 de julio la Fundación Friedrich Naumann organizó en la ciudad de Berlín y en “cooperación” con la tristemente célebre IGFM, Sociedad Internacional por los Derechos Humanos, por sus siglas en alemán, otra conferencia contra  Cuba bajo el lema: “Cuba, cambios sin libertad política”.

 

Los extremistas europeos en concuvenio con los indignos cubanos están incrementando sus acciones para que el Parlamento Europeo mantenga la controvertida, injusta y arrogante Posición Común contra Cuba en su afán de castigar al pueblo cubano para que se rebele y así  lograr una “revolución árabe” en La Habana.

 

Para la realización de estos “teatros políticos” cuentan siempre con la presencia de “representantes” de la llamada oposición cubana en el extranjero. Los mismos indignos de siempre haciéndose los “indignados”.

 

Digo “una conferencia contra Cuba” porque como comentaba alguien del público durante la actividad, la misma parecía un tribunal inquisidor con Cuba sentada en el banquillo de los acusados sin la posibilidad de defenderse.

 

Al señor Carlos Alberto Montaner, uno de los prominentes indignos del Panel no se lo ocurrió otro argumento para justificar a los organizadores que contestarle: “Si usted organiza una actividad para criticar a los nazis, usted tampoco invitaría a los Nazis”.

 

La comparación es tan ridícula y perversa que la mayoría nos quedamos boquiabiertos. Así es como contestan estos indignos cubanos cuando carecen de argumentos.

 

Para el inicio de la conferencia estaba planificada la presentación de una “entrevista” vía-online con la bloguera number one de Cuba, Yoanis Sánchez que fue presentada en todos los anuncios relacionados con la actividad como “Yaomi Sánchez”.

 

Hasta el momento de comenzar la actividad a nadie se le ocurrió rectificar el nombre de nuestra “dama rebelde” y fue así que fue presentada por la moderadora con el mismo sobrenombre.

 

“Quizás” esta fue la razón por la que en el momento de presentar el video no llagábamos ni a 10 los que estábamos sentados en la sala, o ¿será que la “popularidad” de Yoanis se está empezando a apagar?

 

Nos “quedamos con las ganas” de ver una entrevista con Yoanis, lo que vimos fue un video aburrido de nuestra “campeona en ganar premios” que le agradecía a sus “premiadores” por haber tenido la gentileza de haberle regalado un premio. “Esto la alentaba en su lucha y le daba ánimos para seguir luchando”, no sin antes explicarle a sus oyentes “lo difícil que le es comunicarse en Internet en Cuba”.

 

“Nuestra bloguera rebelde” no deja de hacernos los mismos cuentos de siempre.

 

Carlos Alberto Montaner “deleitó” a los presentes con una disertación primero acerca de los “valores” del pensamiento neoliberal, catalogándose él mismo como un liberal de pura cepa, para después continuar con su tema preferido como él mismo dice, “la libertad de Cuba”.

 

Este señor como siempre no deja de valerse de conjeturas y suposiciones atrapadas en el aire para pronosticar la caída de la Revolución Cubana. Y es así que con la inesperada enfermedad del presidente Chávez, Montaner ha comenzado una tirada de artículos y publicaciones pronosticando la “ya inevitable” caída del socialismo en Cuba. Él al parecer ya está preparando las maletas para su entrada triunfal en La Habana y postularse como Presidente de la República.

 

Nosotros, los cubanos participantes en la actividad y, muchos alemanes no podíamos salir de nuestro asombro al escuchar la perorata llena de anacronismo de este señor, fuera de contexto y brillante por su absurdo.

 

Desde hace 50 años el señor Montaner no ha puesto un pie en Cuba, después de haber salido  corriendo de la isla luego de haberse escapado de una cárcel donde cumplía una condena por haber puesto “petardos” (bombas) en La Habana, pero habla de Cuba como si hubiera salido la semana pasada del país.

 

Mientras Montaner hablaba sobre los logros de la política liberal y neoliberal en el mundo, la mayoría del público no podía más que asombrarse. Teníamos la sensación de que este señor o no tiene idea de lo que habla o se estaba burlando de nosotros.

 

La Fundación Friedrich Naumann está afiliada al Partido de los Liberales alemanes, FDP, que en coalición con los Democratacristianos, CDU, conforman el gobierno en Alemania. En las últimas elecciones parlamentarias en el 2009 los Liberales lograron el 14,6 % de los votos. La tercera fuerza política en el Parlamento alemán.

 

Para que se tenga una idea de los “logros” de la política Liberal en Alemania, aquí el ejemplo más elocuente: según las encuestas actuales en Alemania, si se realizaran elecciones este fin de semana los liberales alemanes no obtendrían ni el 3 % de los votos. La tendencia es que sigan perdiendo simpatizantes. En menos de dos años los Liberales que predican el desarrollo de la libre empresa para Cuba y exigen “libertades individuales” para sus ciudadanos han perdido casi el 80 % de los votos.

 

Si esto es lo que queda del famoso Partido Liberal en uno de los países más desarrollados del mundo que se puede esperar de los países más necesitados del planeta.

 

Pero señores como Montaner y compañía siguen empecinados en que este es el sistema político qué necesita el pueblo de Cuba para lograr su bienestar.

 

El Dr. Jürgen Morlok, presidente del Curatorium de la Fundación habló en nombre de la misma y trató de embelesarnos durante la conferencia con arengas sobre “la necesidad de liberar a Cuba y de llevar a su pueblo las ideas neoliberales y de democracia porque según él, los cubanos no tienen idea de lo que es una verdadera democracia.  El pueblo de Cuba sólo está acostumbrado a vivir bajo dictaduras”.

 

Estas fueron las palabras de un Liberal que no tiene la más mínima idea sobre Cuba. Su arrogancia y prepotencia indignó a casi todos los cubanos y alemanes presentes en la actividad y nos demostró una vez más que estos políticos de pacotilla no sólo no sienten el más mínimo respeto hacia nuestros pueblos sino también hacia esos indignos cubanos que con sus actos y fechorías no hacen más que defender estas políticas injerencistas, demagógicas y prepotentes.

 

Roma paga a los traidores, pero los desprecia, dice un proverbio muy conocido.

 

Las ponencias de los demás indignos cubanos miembros del panel no valen la pena un comentario. Si nos llamó la atención a los cubanos presentes que la representante de las llamadas “damas de verde” (disculpen, quise decir “damas de blanco”) hacía mucho énfasis en que los ex prisioneros cubanos, que “gracias” a las mediaciones de la Iglesia Católica fueron puestos en libertad y que decidieron irse para España con todos sus familiares, habían sido deportados por el estado cubano.

 

Un cubano del público la ripostó comentándole que la propia Laura Pollán, vocera de la organización había dicho en una declaración a un periódico de Miami que ninguno de los ex prisioneros y familiares que se habían ido para España podía decir que habían sido deportados porque cada cual tuvo la posibilidad de decidir si se quedaban en Cuba o se iban a España.

 

La Iglesia Católica también hizo las mismas declaraciones pero estos papagayos después de haber llegado al “paraíso encantado” y vivir en carne propia los valores de la sociedad de consumo que ellos predicaban para Cuba, se han dado cuenta que el pájaro no es tan lindo como lo pintan y ahora necesitan un culpable.

 

Este es a grosso modo una síntesis de la obra de teatro Bufón que tuvimos el disgusto de disfrutar en los salones la Fundación Friedrich Naumann el miércoles pasado que no logró agrupar a más de una treintena de personas que salieron con más preguntas del evento que las respuesta obtenidas.

 

Cabe hacer ahora las preguntas:

 

¿A quién le puede interesar una actividad organizada por la mal llamada Sociedad Internacional por los Derechos Humanos y por una fundación afiliada a un partido que por los errores cometidos y los intereses  que representa, está luchando por sobrevivir?

 

La respuesta está más que clara: Este tipo de actividad sólo le puede interesar a los indignos cubanos que andan regado por el mundo haciéndole la vida imposible a sus hermanos de la tierra.

 

¿A qué Latinoamericano le puede interesar una actividad organizada por una fundación conocida por su apoyo a los golpistas hondureños dirigidos por un Lobo hambriento que a punta de bayoneta expulsó del poder al presidente constitucional Manuel Zelaya?

 

A los mismos indignos de siempre, a Carlos Alberto Montaner y compañía.

 

*Justo Cruz, cubano residente en Alemania y Coordinador de Cuba Si

 

Foto Virgilio PONCE

  

Fuente original: enviado por el autor a Hermes-Martianos-Cubainformación 
  
  

 

Etiquetado en Europa

Comentar este post