Los lazos de la familia real inglesa a los Nazis y eugenistas: Alex Jones reporta

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.


Abril 28, 2011


Alex Jones y Steve Watson comentan los nexos de un lado de la familia real británica a los eugenistas y Nazis, especialmente los del Príncipe Philip, que también ha ido al Bohemian Grove. http://www.infowars.com/modern-british-royalty-eugenicists-nazis-and-neo-feudalists/


Dos parientes alemanes del Príncipe Philip, invitados a la boda real del viernes -Philipp zu Hohenlohe-Langenburg y Markgraf Max von Baden- pertenecen a familias que tuvieron muchos miembros en el partido Nazi, según un website alemán. Son nada menos que los Hohenzollerns, dinastía descendiente de los Caballeros Teutónicos que fundaron Prusia.  Los Hohenzollerns apoyaron activamente la subida del Nazi Adolf Hitler tras que su tiránico y racista Emperador Guillermo fuera sacado en 1918.

Y se dice que el tío favorito del Príncipe Carlos, Lord Louis Mountbatten, que fue muerto por una bomba frente a la costa de  Sligo, Irlanda en 1979, abusaba muchachos de un hogar en Kincora- y  también un chico de 15 años de Irlanda en el barco en el momento .  La esposa de Mountbatten y otros ingleses de Cromwell saquearon al pueblo irlandés y dejaron morir a millones en una hambruna fabricada, en uno de los capítulos más brutales de conquista colonial de la historia. Reporte completo de Alex Jones: http://www.infowars.com/modern-british-royalty-eugenicists-nazis-and-neo-feudalists/


“El Príncipe Philip es un claro lazo entre la familia real moderna y su despreciable historia. Hizo tantos comentarios racistas en público, que podrían llenar un libro.  1984: preguntó a una mujer de Kenia “Ud es una mujer, verdad?”-  1986 dijo a estudiantes ingleses en China ”Si se quedan un poco más, volverán con los ojos achinados.”  1998: en un viaje a Papua Nueva Guinea, dijo a otro estudiante: “¿Lograste que no te comieran?” En Escocia, vio una caja de fusibles mal conectada y dijo: ”Parece que lo armó un hindú”.  En otra visita a Escocia, conversando con un instructor de manejo, preguntó: “Cómo mantiene a los nativos fuera del alcohol lo suficiente para que pasen la prueba?”.  2002: en Australia, preguntó a un aborigen: “Aún tiran lanzas?”. También dijo a un grupo de estudiantes sordos cerca de una banda jamaiquina de steel drum: “¿Sordos?  No me extraña si están cerca de eso”. Y la lista sigue interminablemente. Mientras los medios se ríen de las “ocurrencias”, son algo más serias cuando se revisa el recorrido de Philip y las organizaciones a las que pertenece.


Está bien documentado su hermana Sofía estaba casada con Christopher of Hesse-Cassel, coronel SS, y llamó a su hijo mayor Karl Adolf, en honor a Hitler. Las 4 hermanas de Philip se casaron con Nazis de algo rango.  El prospecto de su simpatía hacia los Nazis era tal, que a su matrimonio en 1947 con la futura Reina de Inglaterra- sólo se le permitió convocar a dos invitados.


Hace 2 años, más revelaciones de sus lazos Nazis emergieron en un libro con fotografías inéditas de Philip a los 16 en el funeral de su hermana Cecile en 1937 –acompañado por parientes en uniformes SS y Camisas Marrones.

 

Príncipe Felipe (en el círculo) en el funeral nazi en 1937


Otra foto muestra a su hermana menor, Sofía, sentada con Hitler en el matrimonio de Hermann Goering. Philip tuvo que reconocer que su familia encontró “atractivos” los intentos de Hitler por recuperar el poder y prestigio de Alemania, y admitió que tenía “inhibiciones acerca de los Judíos”.


También ayudó a iniciar el World Wildlife Fund en 1961 con el ex oficial Nazi -Príncipe Bernhard de Holanda, afiliado a los fundadores del grupo de poder internacional Bilderberg y a Sir Julian Huxley, hermano de Aldous Huxley, Presidente del British Eugenics Society. También ha ido a reuniones ultra secretas y ritualistas de las élites en el Bohemian Grove, donde se “robó el show” con un “divertido pero salado discurso” en 1962, según la propia literatura del Grove (mostrado en artículo original).


Además, Philip se entrenó en la Juventud Hilteriana. Su creencia en la ideología Nazi es clara cuando se ve lo que ha dicho respecto a la sobrepoblación.  En el prefacio de su libro de 1986, Si Yo Fuera un Animal, el Príncipe Philip escribió, “En caso de reencarnar, me gustaría volver como un virus mortal, para contribuir a resolver la sobrepoblación.”


Usando una idea de científicos estadounidenses de los 30s, los Nazis avanzaron la pseudo-ciencia de la eugenesia y la incorporaron al sueño de Hitler de una super-raza aria. Sabiendo de las conexiones Nazis de Philip, sus vistas en el tema de la sobrepoblación no sorprenden- pero aun así son chocantes.  El año pasado, reiteró estas vistas, anunciando que hay demasiada gente en el mundo y atacando a las familias numerosas por televisión, a pesar de que él mismo tiene 4 hijos y 8 nietos.


Su hijo Charles, siguiente Rey de Inglaterra, siguió tal ideología al viajar por el mundo en sus jets privados, hablando del impacto del cambio climático y cómo hay demasiada gente.  Charles, que heredó todo el Ducado de Cornwall, que se extiende a más de 135,000 acres en 23 condados en el suroeste de Inglaterra, también es “patrón” del genocida Optimum Population Trust, notorio grupo inglés de política pública que aboga por una reducción gradual de la población humana global a lo que ve como un nivel “sostenible”. Otro “patrón” de OPT es el gran Eco-Fascista James Lovelock, que recién pidió que se acabara la libertad para que un poder supremo global hecho de “unas pocas personas con autoridad” supervisen la disminución radical de la población del planeta para combatir el cambio climático. 


Charles y el OPT están afiliados a The Royal Society, institución elitista de 350 años con estatus de chárter real, otorgado por el Rey Charles II. The Royal Society también cunde de eugenistas entusiastas y fanáticos de despoblación.  John Sulston, actual jefe de un estudio sobre población global del Royal Society, tuvo un rol muy famoso en el Human Genome Project, esfuerzo por identificar y rastrear los miles de genes del genoma humano. Sulston trabajó bajo James D. Watson, notorio eugenista que ha argumentado que la gente negra es inherentemente menos inteligente que la blanca y ha abogado por la creación de una “super-raza” humana, en donde los físicamente atractivos y fuertes sean genéticamente fabricados en laboratorio. Watson es del Royal Society, y en 1993 recibió la medalla Copley por “extraordinarios logros científicos, alternando ciencias físicas y biológicas”.


Estos grupos elitistas neo-feudales disfrazados de ambientalistas tienen su razón de ser en meter altos impuestos al carbón a las poblaciones del mundo desarrollado y literalmente des-desarrollar al mundo cortando las emisiones en más del 90%. No sorprende por lo tanto que a la realeza le entusiasme.  El celo real en bajar la población de indeseables tiene poco que ver con supuestas “credenciales verdes,” como pomposamente arguyen los medios.  Como lo documenta Alex Jones en su documental End Game, esta mentalidad es endémica entre la élite.


Sun front page

Pero el racismo de la familia real no se limita al Príncipe Philip.  A inicios de 2005, el nieto de Philip, el Príncipe Harry, fue obligado a disculparse en público por aparecer en uniforme Nazi completo incluyendo gafete de la Wehrmacht y esvástica.  Las fotos de Harry con el uniforme fueron tomadas en un cumpleaños en Wiltshire, con el tema de disfraz “colonial y nativo”.   En 2008, Harry de nuevo tuvo que disculparse por hacer bromas raciales sobre dos otras personas. La misma semana, el padre de Harry, e hijo de Philip (el Príncipe Charles), causó http://newsimg.bbc.co.uk/media/images/40733000/jpg/_40733419_harry_203.jpgotro enredo racial tras insultar a un amigo asiático.

En 2004 salió un asunto desagradable en los medios EUA acerca de la Princesa Michael de Kent, esposa del primo de la Reina Elizabeth. Su padre, Baron Gunther von Reibnitz, también salió expuesto en los 80 como miembro del partido Nazi y oficial SS.  La Princesa se volvió a una mesa de afroamericanos en New York en un restaurante lleno y les regañó por hacer ruido, añadiendo “Deben ir de vuelta a las colonias.”  Luego dijo “No dije que volvieran a las colonias, sino que las recordaran”, añadiendo que en días de la colonia había reglas que eran muy buenas.  Sólo piénselo. Una aristócrata inglesa nacida en Alemania — de padre SS. En EUA, diciendo a afroamericanos que han estado aquí por siglos –que “recuerden las colonias”, notó The LA Times.


Sus ayudantes decían de la difunta Reina Madre que también era virulentamente racista. Trataba pésimamente a la gente de raza negra, se oponía a todo tipo de inmigración, y pensaba de los africanos que eran incapaces de manejar sus países.  Respaldaba el dominio blanco en Rodesia y lamentaba la mala prensa al ex líder del apartheid P.W. Bothas.  También criticaba a Lord Mountbatten, virrey de la India, “por regalar el Imperio” -y a su esposa porque “su madre era medio-judía”.   Pero los medios se referían a ella como “la abuelita preferida de la nación”.  Y se pone peor…


Antes de la Guerra, la Reina Madre era fanática de hacer concesiones a Hitler y los Nazis, sentimiento compartido por muchos aristócratas británicos que admiraban el modo en que Hitler lidiaba con los Comunistas. Por unos 50 años, documentos reales estuvieron en bóvedas en el Castillo de Windsor, detallando las relaciones del abdicado Rey Edward VIII con los Nazis y Hitler, incluyendo documentos alemanes decomisados describiendo la reunión de los Windsors con Hitler en 1937 y planes para volver a  poner a Edward, Duque de Windsor al trono –si los Nazis ganaban la guerra. Algunos documentos aún están ocultos.


En los 20s y 30s, George V y George VI se oponían a un conflicto con su hogar ancestral. La familia real actual se fundó en 1840 cuando la Reina Victoria se casó  con Alberto de Sajonia-Coburg, Duque alemán, creando la Casa de Sajonia-Coburg-Gotha.  Tal era el malestar hacia todo lo alemán en la primera Guerra mundial, que en 1917 el nieto de Victoria, el rey George V – Field Marshal honorario del ejército alemán- encontró prudente renunciar al nombre y títulos alemanes y adoptar el nombre de Windsor, un pequeño pueblo inglés.


Hoy mucha gente piensa que esto ya no importa porque la familia real tiene muy poco poder.  Ese es un enorme MITO.  La Reina es jefe de estado y como tal, puede simplemente reemplazar al gobierno en el momento que le plazca.  La familia real aún tiene enormidades de tierra en Inglaterra y el mundo, y la Reina es jefe de estado en Canadá y Australia

 

Publicado en el blog de 
jane burgermeister
Traducción a cargo de Claudia Calvo.- Costa Rica

Etiquetado en Europa

Comentar este post