Los medios apuntan al Gobierno de Cuba, pero son los países ricos quienes impiden viajar a su población

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Lecciones de manipulación
Miércoles, 11 de Mayo de 2011

Duración: 6:30

Los medios mienten al decir que el Gobierno de la Isla solo deja viajar con "permisos especiales". La inmensa mayoría no pueden salir al exterior por las regulaciones migratorias en destino.

 

cubainformacion.tv

 

 

Participa en el debate sobre este video en You Tube e inserta tus comentarios

http://www.youtube.com/watch?v=o991N3SwVKo

 

José Manzaneda, coordinador de Cubainformación.- Los medios han anunciado, a bombo y platillo, que el Gobierno cubano va a autorizar a sus nacionales, tras años de supuesta prohibición, el viajar al exterior como turistas (1). El mensaje es repetido hasta el infinito: el gobierno cubano, en la actualidad, no permite a su población salir del país, salvo con permiso “especial”. Y dan a entender que, muy pronto, la población cubana podrá viajar libre y asiduamente por todo el mundo.

 

Pero ni una palabra sobre las razones principales que impiden viajar a la inmensa mayoría de cubanos y cubanas que cuentan con dinero suficiente para hacerlo: las regulaciones migratorias de los países receptores, fundamentalmente de Europa y EEUU.

 

Increíblemente, son los medios españoles los que más inciden en culpabilizar al Gobierno de La Habana de una supuesta violación del derecho a viajar de su ciudadanía, cuando es la Ley de Extranjería y las exigencias de concesión de visado por parte del Gobierno de España el factor número uno que imposibilita dicho derecho.

 

Televisión Española, medio público controlado por el Ejecutivo de Madrid, hacía este cínico relato: “Uno de los obstáculos más simbólicos del régimen cubano está a punto de caer. El Gobierno de Raúl castro estudia permitir a sus ciudadanos viajar al extranjero como turistas”.

 

Ni una palabra de la exigencia a estos ciudadanos, por parte de la Embajada española, de una carta de invitación, de una cuenta corriente con miles de euros y de otros requisitos que, en la mayoría de los casos, acaban en una arbitraria e inexplicable negativa de visado a miles de cubanos y cubanas que –cada año- desean viajar a territorio español.

 

La periodista de Televisión Española mentía con todo descaro al presentar la noticia: “Ahora necesitan un permiso especial muy dificil de conseguir”.

 

El llamado Permiso de Viaje al Exterior, o “tarjeta blanca”, que debe conceder el Gobierno cubano para que la persona inicie los trámites de visado con las embajadas de destino, ni es un permiso “especial” ni es “muy dificil de conseguir”. Es concedido en la inmensa mayoría de los casos. Solo existe una regulación especial para determinados profesionales, una medida adoptada como respuesta a la política de “robo de cerebros” por parte de EEUU y Europa: los médicos, por ejemplo, deben acreditar cinco años de profesión en la salud pública cubana para poder viajar. Motivos de seguridad nacional regulan también los viajes de miembros de las Fuerzas Armadas y del Ministerio del Interior.

 

El canal La Sexta hacía esta presentación más propia de las televisoras de Miami que de un medio que se presenta como “progresista”: “Los cubanos podrían viajar al extranjero como turistas, y eso sería la primera vez en 50 años que el férreo estado comunista permite a sus ciudadanos viajar libremente al exterior”.

 

Este viaje al imaginario de la Guerra Fría lo hacía también el diario argentino Clarín, que mentía con total desparpajo: “En 52 años de gobierno comunista, las autoridades permitieron solamente a trabajadores muy destacados a viajar como turistas a países del desaparecido bloque soviético” (2). Una mentira absoluta.

 

El periodista Cesar González-Calero titulaba “¿Adiós a los balseros cubanos?” un artículo para el diario también argentino La Nación (3). En él decía que “la hipotética supresión del permiso de salida podría acabar de una vez por todas con el drama de los balseros”. Este autor –excorresponsal en La Habana- sabe a la perfección que el fenómeno de los balseros no tiene nada que ver con los trámites burocráticos para la salida de la Isla. Si estos desaparecen de la parte cubana, los intentos de llegada ilegal a EEUU seguirán produciéndose de la misma manera, porque sus causas son otras: en primer lugar, las diferencias económicas brutales entre EEUU y los países de la región, Cuba entre ellos; y, en segundo lugar, el doble juego migratorio del gobierno norteamericano, que niega el visado para viajar por vías seguras a miles de cubanos y cubanas, pero los acoge si llegan a su territorio arriesgando sus vidas en una balsa (4).

 

Ninguno de los medios ha dicho una palabra sobre esta maquiavélica política migratoria de EEUU, algo básico para entender el contexto de la noticia. Y mientras repiten hasta la saciedad la falacia de que Cuba viola el derecho a viajar, jamás mencionan que EEUU, por ejemplo, prohibe a su ciudadanía, desde hace más de 50 años, viajar a Cuba.

 

Las noticias que estamos comentando parten de la lectura intencionada de una frase de dos líneas, contenida en uno de los 313 puntos aprobados por el reciente VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, que indica que se facilitará “a los cubanos residentes en el país viajar al exterior como turistas” (5). Por supuesto, los grandes medios no han explicado que ésta es una de las miles de peticiones de la ciudadanía cubana incorporadas al documento que, a partir de ahora, deberá guiar los cambios económicos en el país. Ni una sola alusión al proceso de democracia participativa llevado a cabo por cerca de 9 millones de personas, a través de 163.000 asambleas celebradas en calles y centros de trabajo. El tema del turismo y los viajes, por ejemplo, generó 1.195 opiniones en dichas asambleas ciudadanas y, en este punto, el borrador inicial sufrió cambios sustanciales tras el debate popular.

 

La desaparición de permisos y trámites administrativos por parte del Gobierno cubano para quien desee viajar será un paso muy positivo, sin duda, reduciendo molestias y posibles arbitrariedades. Pero no porque vaya a garantizar que ahora cubanos y cubanas puedan viajar con normalidad, un derecho que seguirá cercenado por motivos económicos y por las regulaciones migratorias en destino; sino porque todo este asunto dejará de ser objeto de mentiras y manipulaciones de todo tipo, así como excusa para ocultar a los verdaderos culpables de que a miles de cubanos y cubanas se les impida salir de la Isla: los gobiernos de los países ricos.

 

(1)                  http://www.elheraldo.hn/Ediciones/2011/05/10/Noticias/Cuba-autorizara-viajes-de-turismo-al-exterior

 

(2)                  http://www.clarin.com/mundo/Gesto-oficial-cubanos-vacaciones-exterior_0_478152247.html

 

(3)                  http://www.lanacion.com.ar/1371984-adios-a-los-balseros-cubanos

 

(4)                  http://www.cubainformacion.tv/index.php?option=com_content&view=article&id=337%3Aila-poblacion-cubana-qhuyeq-del-pais&catid=34%3Adicen-que-en-cuba&Itemid=86

 

(5)                  http://www.cubainformacion.tv/index.php?option=com_content&view=article&id=21780:los-lineamientos-de-la-politica-economica-y-social-del-vi-congreso-del-pcc--pdf&catid=116:6o-congreso-del-pcc-2011&Itemid=200093 

 

CUBAINFORMACIÓN

José Manzaneda - Coordinador de Cubainformación

Tel.: 94-4151107

cubainformacion@cubainformacion.tv

www.cubainformacion.tv


Comentar este post