Los religiosos de Holanda abusaron de entre 10.000 y 20.000 menores

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Fueron vejados desde 1945 por unos 800 miembros de la Iglesia, según el último informe

PÚBLICO.ES / AGENCIAS La Haya 16/12/2011

 

Wim Deetman, exministro democristiano de religión protestante.

Wim Deetman, exministro democristiano de religión protestante.Robert Vos / AFP

Entre 10.000 y 20.000 menores fueron víctimas en Holanda de abusos sexuales por parte de religiosos desde 1945, con unos 800 presuntos autores identificados, según el informe final presentado hoy por una comisión independiente que ha investigado estos delitos.

Según ha explicado el presidente de la comisión, el ex ministro Wim Deetman, la cifra de víctimas es "una estimación de los abusos que ocurrieron en el seno de instancias religiosas".

Deetman ha indicado, en una rueda de prensa, que los abusos abarcan un amplio espectro, desde "contacto físico, hasta penetraciones", de las que ha estimado que se produjeron "unas 1.000".

Según informa la versión en español de Radio Nederland Wereldomroep, aproximadamente la mitad fue sometida repetidamente a abusos sexuales por más de un año, dice el informe. Testimonios personales revelan que los daños físicos y sicológicos causados por períodos tan extensos de victimización son inmensos y permanentes.

La comisión se concentró en internados, orfanatos, seminarios y otras instituciones de la iglesia católica donde los niños corrieron un mayor riesgo de ser violados. La investigación criticó duramente la falla de las instituciones en controlar y proteger el bienestar de los menores a su cargo.

Aunque la comisión ha investigado casos de abusos desde 1945 hasta 2010, la cifra absoluta se corresponde al período comprendido entre 1945 y 1981, ya que son entre esos años cuando más predominaban este tipo de instancias religiosas.


Al rededor de 100 de los culpables identificados están aún vivos


El informe se basa en un estudio de campo realizado sobre 1.800 denuncias de abusos en el fuero de las instituciones católicas, habiendo identificado a 800 de los culpables. En torno a 100 de ellos están aún vivos. 

Tras la presentación de dicho informe, la Iglesia ha anunciado que dará una rueda de prensa este viernes

Según la "Comisión Deetman", que inició sus investigaciones en agosto de 2010, la cultura dentro de la Iglesia católica se regía por la ley del silencio respecto a los casos de abusos, a pesar de que tenía conocimiento de los hechos.

"La atención recaía más sobre los autores que sobre las víctimas", indicó el exministro, quien explicó que "se sabía que había reglas y se conocían los riesgos de los abusos".

El informe puntualiza que el celibato "no constituyó un factor determinante" a la hora de cometer abusos sexuales, pero reconoció que ha sido un factor "de aumento de riesgo".

Deetman ha aclarado que la comisión "no hará públicos datos sobre personas individuales" a la vez que explicó que las informaciones recabadas no constituyen en principio "una fuente de pruebas jurídicas".

Preguntado por su opinión sobre qué necesitan ahora las víctimas, el exministro respondió que "las indemnizaciones son esenciales" al igual que los centros de atención.


La Iglesia se regía por la ley del silencio respecto a los casos de abusos

 

El informe provisional, divulgado hace un año, ya señaló haber recibido un total de 1.975 denuncias y criticó el funcionamiento de la entidad creada por la Conferencia Episcopal para ayudar a las víctimas.

Las cifras divulgadas hoy se basan en esas denuncias y en análisis de archivos de la Iglesia católica, además de entrevistas directas con afectados.

La comisión fue creada por la propia Iglesia católica en marzo de 2010 tras una larga serie de denuncias de abusos sexuales por parte de religiosos.

Este informe final se ha publicado poco más de un mes después de que la Conferencia Episcopal anunciara que pagará indemnizaciones a las víctimas, que recibirán hasta 100.000 euros en los casos de mayor gravedad (por ejemplo violaciones reiteradas), mientras que la mayoría de las compensaciones oscilarían entre 5.000 y 25.000 euros.

Esa decisión siguió a las recomendaciones publicadas en junio pasado por otra comisión, dirigida por un catedrático de la Universidad de Rotterdam, Siewert Lindenbergh, que analizó durante un año la posibilidad de que la Iglesia compensara económicamente a las víctimas de esos abusos.

Según la Oficina Central Holandesa de Estadística, el 29% de los 16 millones de holandeses se identificaban como católicos en 2008, siendo la religión mayoritaria en este país.  

Crímenes contra la Humanidad

Según recoge Radio Nederland Wereldomroep, la Red de supervivientes de abusos por parte de sacerdotes, (SNAP, por sus siglas en inglés) y líderes de otras organizaciones de derechos humanos se presentaron el pasado mes de septiembre en la ciudad holandesa de La Haya portando pancartas y fotografías de infancia para exigir la apertura de un proceso contra el Vaticano ante la Corte Penal Internacional.

La organización SNAP es la más grande y antigua en el campo del apoyo a las víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes. Fundada hace 23 años, cuenta con 10.000 miembros y, a pesar de tener la palabra "sacerdotes" en su nombre, incluye a todas las personas que han sido víctimas de abusos sexuales en los que los victimarios fueron o son representantes de cualquier credo religioso.

La petición del grupo de víctimas es que la justicia internacional investigue al Vaticano por la impunidad que rodea los abusos sexuales de menores, cometidos a gran escala por funcionarios de la Iglesia Católica, y la forma en que el Vaticano protegió a los abusadores.

 

Público

Comentar este post

aristobulo 07/21/2012 01:04


Ni un peso mas del estado argentino para ninguna religion. Que se financien con lo que consigan extraerles a sus afiliados.