Los restos óseos de Allende están íntegros y no hay pérdidas pese a las exhumaciones anteriores

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

ANDES / TELESUR – Las primeras pericias que realizó el pasado lunes el Servicio Médico Legal (SML) a los restos del ex presidente chileno Salvador Allende confirmaron que estos pertenecen al ex mandatario y que están en buen estado de conservación. El resultado definitivo de este proceso, que determinará las causas de su muerte, se dará a conocer en tres meses, informó el Poder Judicial.

El juez a cargo del proceso, Mario Carroza, recibió ya el resultado de las pericias odontológicas, que confirmaron que los restos son de Salvador Allende y dio a conocer la información a la familia del ex mandatario.

El Servicio Médico Legal (SML) informó que los restos óseos de Allende están íntegros y que no hay pérdida de piezas pese a las inhumaciones y exhumaciones realizada en 1973 y 1990. Esto permitirá a los especialistas trabajar sin dificultades en las indagaciones de la causa de muerte. 

La conclusión de esta primera etapa de peritajes indica que “con base a la información disponible y la aplicación del método de comparación, se observa correspondencia plena de las características ante mortem y post mortem analizada, por lo que se puede confirmar que los restos analizados pertenecen al señor Salvador Allende Gossens”.

Los resultados de las pericias de ADN ya fueron enviados a Austria, por lo que el informe final sobre las causas del deceso del ex mandatario estará listo en los próximos 90 días.

Determinar la identidad de los restos exhumados fue el primer análisis ordenado por el juez Carroza, dado que existía alguna duda ante versiones de prensa de la época afirmando que los restos, enterrados en 1973, pudieron haber sido robados por partidarios, informó la prensa chilena.

El cadáver de Allende, que gobernó Chile entre 1970 y 1973, fue sacado de La Moneda (sede del Gobierno chileno) por las fuerzas militares que dieron el golpe de Estado y se le practicó una autopsia en el Hospital Militar, tras lo cual su ataúd fue sellado.

Pese a que su viuda, Hortensia Bussi, insistió en ver el cadáver de su esposo, los militares se negaron y la condujeron a Viña del Mar, 120 kilómetros de Santiago (capital), en cuyo cementerio fue enterrado el dignatario.

 

Tomado de

Contrainjerencia

Comentar este post