Madrid: 150.000 personas en la manifestación #7F "Lo público es de todos. ¡No a los recortes!"

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

"Lo público es de todos. ¡No a los recortes!". Bajo este lema, los sindicatos CCOO, UGT, CSIT Unión Profesional y CSI-F han convocado una manifestación contra los recortes establecidos en los servicios públicos por el Gobierno regional de Madrid

España | Tercera Información | 08-02-2012

"Lo público es de todos. ¡No a los recortes!". Bajo este lema, los sindicatos CCOO, UGT, CSIT Unión Profesional y CSI-F han convocado una manifestación contra los recortes establecidos en los servicios públicos por el Gobierno regional de Madrid y contra la utilización de la ley de Medidas Fiscales para usurpar la Negociación Colectiva, a la que han acudido miles de personas

Después de más de un mes de movilizaciones y concentraciones frente a sus lugares de trabajo, los empleados públicos de Madrid se manifiestan a estas horas por las calles de la capital convocados por CC OO, UGT, CSIF y CSIT-UP. Bajo el lema Lo público es de todos. ¡No a los recortes!, los cerca de 170.000 trabajadores del sector público madrileño están llamados a oponerse a los recortes que el Gobierno regional incluyó en la Ley de acompañamiento de los presupuestos antes de Navidad. La marcha ha arrancado a las seis y media de la tarde ha arrancado en la plaza de Neptuno y concluirá en la Puerta del Sol. Son al menos 10.000 manifestantes y muchos se han quedado en Banco de España y aledaños ante la imposibilidad de llegar a Neptuno.

A las 19.00, la cabecera había pasado Cibeles. La marcha, que ha obligado a modificar el itinerario de 25 líneas de la EMT, es muy heterogénea y tiene varias cabeceras, ya que a ella se han sumado desde maestros a familias enteras, bomberos con su uniforme -está prohibido-, policías de paisanos con prótesis en el trasero y lemas comoNos han dejado con el culo al aire, agentes forestales, funcionarios de justicia, sanitarios, empleados de Metro... En las pancartas se ven también ecos del 15-M y de su No nos representan. Algunos bomberos han escalado al andamio de la fachada de Alcalá 22, en obras, donde han descolgado una pancarta que dice Bomberos quemados.

El consejero de Economía, Percival Manglano, ha declarado que los sindicatos "se equivocan gravemente al convocar huelgas políticas y no leer los resultados de las elecciones" y ha subrayado que las medidas que está tomando el Gobierno regional son "reformas", no recortes.

"Creemos que está plenamente justificada esta decisión en las circunstancias actuales de grave crisis y de perspectivas que nos llevan a una nueva recesión", ha dicho tras presentar los datos de la economía madrileña de 2011. "Los españoles han votado para que los gobiernos pongan en marcha reformas y para que ayuden a relanzar la economía y eso es lo que está haciendo el Gobierno", ha dicho, para después insistir en el "carácter reaccionario de respuesta de los sindicatos a esta voluntad de reforma".

Los sindicatos han corregido a Manglano, al que ha recordado que la convocatoria es "una manifestación" y no una huelga y que estas "no son políticas" sino laborales y contra la política de vulneración de derechos y de destrucción de empleo público.

Con un ambiente festivo, numerosos carteles, silbatos y bocinas, vuvuzelas y tambores, los empleados públicos están desafiando los cuatro grados que hace en Madrid para protestar por los ajustes realizados por el Gobierno de Aguirre con diversas cabeceras y lemas como Educar es invertir, No a los recortes y Recortes completos a reyes y clero. "Menos voluntarios, más bibliotecarios" es otro de los lemas coreados en relación con la propuesta del Ayuntamiento de Madrid de utilizar voluntarios en lugar de profesionales del sector. En la manifestación han aprovechado para repartir folletos contra los desahucios. También se han recogido firmas para frenar el cierre del centro de especialidades de Fuencarral previsto para el 1 de marzo.

Javier López, secretario general de CC OO de Madrid, ha definido la marcha como la "marea de mareas de todos los colores", en referencia a lamarea verde protagonizada desde septiembre por los profesores madrileños y a la blancaque acaban de iniciar los sanitarios. "Espero que tome nota el Gobierno de Esperanza Aguirre de esta manifesación", ha destacado el secretario general de UGT-Madrid, José Ricardo Martínez, informa Efe.

Son dos las decisiones que han enfurecido a los empleados públicos, informan Pilar Álvarez y Elena G. Sevillano. Por un lado, el aumento de la jornada laboral de 35 a 37,5 horas semanales, que según cálculos de EL PAÍS podría suponer la pérdida de 8.000 empleos al dejar de cubrirse esas horas con personal interino o eventual. Se trata de una estimación grosso modo resultante de dividir la ampliación de horas al año (12 millones) entre la jornada anual laboral que ahora tendría un trabajador con 35 horas semanales: 1.533 horas. El resultado es el equivalente a la jornada completa de 7.827 trabajadores en un año. Según los sindicatos, supondrá la pérdida de 11.000 empleos: 5.000 puestos en sanidad, 3.000 en educación y otros 3.000 en el resto de la función pública.

Y por otro, la penalización a los funcionarios y demás empleados públicos que se pongan enfermos y estén de baja. Esta medida, que la Comunidad de Madrid ha justificado en el ahorro, pero sobre todo en reducir el absentismo -algo que nunca ha cuantificado-, provocadesigualdades entre las diferentes consejerías e incluso entre los centros de trabajo de los empleados. En algunos casos, dejarán de cobrar parte de su sueldo a partir del cuarto día de baja; en otros, a partir del cuarto mes; y finalmente habrá algunos que pierdan dinero a partir del séptimo mes.

La marcha es el colofón de toda una serie de movilizaciones y asambleas informativas que se han desarrollado en los centros de trabajo a lo largo del mes de enero contra la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas -conocida como Ley de Acompañamiento o Ley Escoba- aprobada el pasado mes de diciembre y que contiene la ampliación de la jornada semanal y la penalización de las bajas.

Según el manifiesto elaborado por los convocantes de la manifestación, aprobar estas medidas en el marco de la Ley Escoba supone una "flagrante e intolerable invasión en el derecho a la negociación colectiva". "Todos estos recortes forman parte de la estrategia privatizadora de los servicios públicos que lleva a cabo el Gobierno de Esperanza Aguirre", sostiene el manifiesto.

 

[Fotos: CCOO]

El País invisibiliza a más de 100.000 ciudadanos que protestaban contra los recortes en el sector público

Artículo perteneciente a la sección de 3i "desmonta los medios"

César Pérez Navarro - Tercera Información | 08-02-2012

 

El centro de Madrid se colapsó el 7 de Febrero por una macromanifestación que aunó a diversos trabajadores en defensa de lo público, donde confluyeron una “marea verde” (*) de profesores con otra blanca de médicos, con bomberos, profesionales del transporte, militantes de izquierda, asambleas del 15M, sindicatos de concertación y otros más combativos, numerosos colectivos sociales y -en definitiva- ciudadanos con o sin empleo bajo el lema “Lo público es de todos ¡No a los recortes!”.

Según el diario Público, todos coincidieron en afirmar que “se produce una ofensiva muy visible en el terreno de los servicios públicos”, convertidos en “objeto preferente de las políticas de recorte”. Muy visible es, en efecto, la ofensiva, pero no las protestas contra la misma, pues buena parte de la prensa y -muy significativamente- la edición impresa de El País, censuró ayer la marcha en defensa de los servicios públicos (**).

Decenas de miles de personas (hasta 150.000 según los organizadores, leemos en Público) marcharon gritando consignas como las populares “¡que la crisis la paguen los especuladores, no los trabajadores!”, “¡Hace falta ya una Huelga General!”, u otras más ingeniosas como “bomberos quemados”. Habría que preguntarse cuántas decenas de miles de manifestantes necesita El País para considerar relevante una movilización, e informar de la misma a sus decenas de miles de lectores a fin de que -por ejemplo- estos decidan si quieren -o no- unirse a la próxima.

A estas alturas no nos sorprende el silencio sobre noticias como la exigencia de IU a que se levante el secreto de todos los archivos del golpe del 23-F; que Venezuela y Argentina hayan reducido sus niveles de pobreza antes que ningún otro país latinoamericano en los últimos 20 años, y con bastante diferencia respecto a los demás, según CEPAL; o que Cuba sea el único país libre de desnutrición infantil en Latinoamérica según Unicef. Tampoco nos sorprende que se censuren las huelgas en Grecia o la extensión de las protestas en Italia en semanas anteriores, y esto mientras la edición impresa de El País de hoy dedica cinco páginas a deportes, media a publicidad bajo formato de noticia a una ultimísima cámara de fotos, otra media al nuevo concurso de una cadena de TV, y varias columnas a banalidades como “el día que Trueba comió con Brad Pitt y Meryl Streep”.

Lo que parece ya demasiado descarado es que no aparezca en la edición impresa de El País ni una miserable columna ni tan siquiera después -ya no digo antes- de una movilización tan plural como multitudinaria en Madrid.

-

(*) Expresión utilizada por Público, que sí llevó esta movilización a su portada de hoy.

(**) A menudo la censura se disimula en la web, donde muchos contenidos se publican a regañadientes, en lugares no muy visibles y se omiten de la edición impresa. La noticia de la manifestación sólo puede leerse en la edición digital dedicada a la Comunidad de Madrid (desconocemos si aparece en las páginas impresas específicas de esa comunidad) donde fue leída por pocos miles de personas. La edición impresa estatal alcanzó una difusión media anual en 2011 de 365.117 ejemplares diarios, un 1% menos que en 2010, según datos de la Oficina para la Justificación de la Difusión (OJD).

Tercerainformación

Comentar este post