Madrid: Tres policías antidisturbios expedientados o cuando la amnesia es norma

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

PolicíaDespués de las miles de denuncias, pruebas, cientos de vídeos y testimonios de víctimas el gobierno decidió expedientar a tres policías antidisturbios relacionados con agresiones durante la marcha laica del 17 de agosto de 2011 en Madrid y las jornada mundiales de la juventud realizadas los mismos días.

El 19 de agosto la policía tomó de nuevo la puerta del Sol en Madrid, cerró las bocas de metro, prohibió el tránsito por el centro de la plaza y desplegó decenas de agentes por los alrededores. Dos días antes, no prohibió una manifestación laica organizada por las redes cristianas y la organización Europa laica en protesta por los gastos públicos destinados a las Jornadas Mundiales de la Juventud (católica), pero permitió que grupos religiosos ocuparan la plaza e increparan a los manifestantes en un claro ejercicio de provocación consentida.

LA REACCIÓN DEL GOBIERNO.

La dirección general de la policía ha pedido que se abra un expendiente disciplinario a tres agentes”, dijo a la AFP un portavoz policial y precisó que se dieron curso por instrucción del director general de la policía, Francisco Javier Velázquez.

LA REACCIÓN DE LA POLICÍA.

Conocemos su reacción por medio de la rueda de prensa emitida por su sindicato corporativo Sindicato Unificado de Policía SUP, por boca de su portavoz Felipe Brihuega. En referencia al 15-M y la marcha laica del 17-A.

“Lo que hace el Ministerio del Interior es acallar la presión mediática y buscar la salida más fácil".

"Ha sido un desastre absoluto, con la calle tomada por cientos de personas".

"Fue un error no detener a personas que insultaban y vejaban a los policías".

CONCLUSIONES.

La confrontación entre la población en su lucha por sus intereses pasa necesariamente por la confrontación con la policía, defensores de los intereses de la clase privilegiada. En último término contra el ejercito. Parece ser que aún hay gente que se sorprende de este hecho.

Después de años de abusos, torturas en comisarías y cárceles, suicidios, denuncias y muchos golpes las gentes nos damos de que ahora hay una policía omnipotente y omnipresente, creada a base de desidia, contra la cual no se puede hacer nada ¡Cualquier día nos daremos cuente de que existen los crímenes de estado! Indignante. La amnesia borra los libros, el alzeimer limpia la sangre seca en las calles, las sirenas ahogan los gritos. Hemos perdido la memoria y creemos que la lucha a empezado ahora con la crisis.

Al gobierno le importa, hasta cierto punto, la opinión del movimiento popular creado por dos motivos, su impacto mediático y que no han podido criminalizarlo, a pesar de muchos intentos. Por eso han expedientado por primera vez a tres agentes por realizar su trabajo, cosa que hacía años no sucedía. A pesar de que la policía es su garantía de que el sistema se mantendrá no les importa crear un poco de descontento en sus filas si retienen el malestar social. El rey sacrifica al caballo y evita el jaque.

Los opresores conocen la situación, pero desconocen su magnitud. Acostumbrados a la mano dura su opción es la de reprimir evitando el movimiento en sí, impidiendo las reuniones en la calle, las acampadas, las manifestaciones espontáneas, encarcelando a los responsables y difundiendo propaganda. En última instancia con toque de queda como en USA o Inglaterra. Vamos lo de toda la vida.

El gobierno actual opta por la mano blanda, la permisividad, permitiendo el derecho a reunión y manifestación, sabiendo que el propio movimiento se “autorregula” y se contiene. Evitando su radicalizaron eluden o más bien posponen que se extiendan todas las actitudes revolucionarias que pueden llevar al colapso de la sociedad y cambio de sistema. Un parche más.

La política represiva acelera los procesos de cambio convenciendo de golpe a las personas que la sufren. La situación económica y de desprotección acelera el proceso de cambio al tener que buscar alternativas a los problemas.

La represión de baja intensidad, en el que se permiten manifestaciones pero se reprimen duramente, no tiene resultados efectivos en una población que no tiene nada que perder y un movimiento sin líderes.

Lo único que puede ahora mismo calmar el descontento social es la recuperación económica, imposible.

¿Es necesario el cambio de régimen? ¿Cuantas personas serán necesarias para iniciar el cambio de régimen? ¿1millón, 5 millones? ¿se creará la situación política económica y social que lleve a este cambio? ¿Se sabe qué régimen nuevo se desea? La candidez humana no tiene límites y provoca preguntas ya respondidas. Los hijos del capitalismo nos hacemos preguntas y nos negamos a aceptar las respuestas. Pero la situación se responde.

El sistema actual de organización social es una dictadura democrática. Cuando no funciona hay que cambiarlo. Para cambiarlo tiene que haber una dirección, hay que sustituirlo por otro o caer en la barbarie del más fuerte, fascismo. La “voluntad popular” aún no ha decidido, empeñada en poner parche sobre parche hasta el desastre final.

BOLA DE CRISTAL.

Con el inminente cambio de gobierno, que optará por las medidas represivas, los movimientos populares en un principio perderán fuerza y miembros, pero poco a poco se irán fortaleciendo idiológicamente

Desempolvemos los libros, aprendamos de la historia, construyamos el futuro y luchemos el presente. Salud.

Pablo Heraklio

Portal Libertario OACA

Etiquetado en Europa

Comentar este post