[Málaga] Una esvástica nazi se cuela en la procesión del Cristo de la Buena Muerte. Estas son las FFAA españolas

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Uno de los doce legionarios que levantaron a pulso la imagen del Cristo mostraba una esvástica nazi tatuada en su brazo izquierdo junto a otros símbolos. Algo que se considera tabú en todo el mundo y que, por ejemplo, en Alemania está prohibido y sancionado por la legislación.
Kaos. Antifascismo | Kaosenlared/Prensa | 23-4-2011 a

El homenaje de la legión al Cristo de la Buena Muerte en Málaga cada jueves Santo se ha convertido en una de las imágenes más tradicionales de la Semana Santa andaluza. Una unión reaccionaria y casposa de lo religioso y lo militar que, curiosamente, pese a ello, fascina a miles de personas, que capta cada año la atención de cientos de medios de comunicación, y que en esta ocasión  ha despertado la polémica debido a una fotografía distribuida por la agencia Efe.

Uno de los doce legionarios que levantaron a pulso la imagen del Cristo mostraba una esvástica nazi tatuada en su brazo izquierdo junto a otros símbolos. El detalle pasó inadvertido a ojos del gran público pero se puede apreciar, perfectamente, en las imágenes difundidas por los medios de comunicación de la celebración militar. Algunos de estos medios, incluso, según informa elconfidencial.com, optaron por borrar la esvástica con Photoshop. Toda una muestra de cómo funcionan algunos medios, siempre al servicio del nacional-católicismo. 

El legionario en cuestión, que formó parte del selecto grupo de militares que levantaba al popularmente conocido como Cristo de Mena, aparece en las imágenes con su brazo izquierdo, el mismo que utiliza para portar la talla, profusamente tatuado, esvástica incluida. Algo que se considera tabú en todo el mundo y que, por ejemplo, en Alemania está prohibido y sancionado por la legislación.

El uso de la simbología nazi está castigado en otros ejércitos europeos. En 2009, el ministro checo de Defensa,  Martín Bartak, destituyó a dos oficiales de su ejército que pusieron en sus cascos símbolos nazis durante su misión en Afganistán. Bartak aseguró entonces que no había “lugar en el ejército para gente que adopte ideas como esas”. En 2006, otra polémica similar afectó al ejército alemán, pues varios soldados de la KSK exhibieron símbolos nazis durante una misión en Afganistán. El Ministerio de Defensa abrió una investigación para aclarar los hechos.

El legionario, que debido a la nueva normativa aprobada por el Ministerio de Defensa, sólo puede participar en este tipo de actos religiosos de forma voluntaria, también lleva tatuado en su codo una tela de araña, otra simbología asociada a las bandas neonazis.

Más allá de lo indignante que resulta ver en cualquier contexto un símbolo nazi, lo verdaderamente indignante es saber la complicidad que existe en las leyes españolas con dicha simbología. El código penal español castiga y condena la blasfemia y otras memeces relacionadas con los sentimientos religiosos, sin embargo, permite impunemente que la simbología nazi se pueda exponer libremente.

Pero si tal hecho es indignante ya, mucho más lo es aún saber que las Fuerzas Armadas españolas permiten que sus soldados muestren tal simbología, cuando, se supone, y según la propia constitución española, son garantes del orden constitucional. Poca democracia defenderá quien lleva una cruz gamada tatuada en su brazo, una imagen que recuerda, y no por casualidad, a otras épocas no tan pasadas. El fascismo se ha hecho fuerte en los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, al igual que en las fuerzas armadas, como demuestran sucesos como este. No por casualidad tampoco el asesino de Carlos Palomino era otro soldado de las FFAA españolas.

Un estado que permite que el fascismo se instale en sus FFAA, demuestra bien a las claras cuál es el respeto que dicho estado siente por la democracia. Luego, normal, la democracia acaba por brillar por su ausencia en tal estado, y lo que se impone es el autoritarismo policial y judicial. De qué nos vamos a extrañar ya a estas alturas. Una demostración más de que el estado español es cualquier cosa menos un estado verdaderamente democrático. 

Kaos. Antifascismo. Con información de elconfidencial.com 

 

separador

Una esvástica sujeta al Cristo de la Buena Muerte

Uno de los legionarios que participó en la procesión en Málaga llevaba tatuado el símbolo nazi en uno de sus brazos

PÚBLICO.ES   23/04/2011

 

Legionarios participan en la procesión del Cristo de la Buena Muerte en Málaga. En el brazo izquierdo de uno de ellos se observa una esvástica.

Legionarios participan en la procesión del Cristo de la Buena Muerte en Málaga. En el brazo izquierdo de uno de ellos se observa una esvástica. AFP PHOTO/ JORGE GUERRERO

 

Un simple detalle en una fotografía. Casi invisible en toda la instantánea, pero ahí está. En primer término, en el brazo izquierdo de uno de los legionarios que el pasado jueves sujetaba la imagen del Cristo de la Buena Muerte, procedente de la Iglesia de Santo Domingo de Guzmán, en Málaga. 

Debajo del Cristo, un brazo y en él, una esvástica tatuada en la piel del legionario, quien alza la cabeza mientras canta uno de los himnos que acompaña la procesión. 

Quizá el anónimo miembro de la Legión pensó que nadie vería esa marca nazi en su piel, pero el objetivo del fotógrafo de AFP, Jorge Guerrero, captó el dibujo y la simbología en su epidermis.

El diario La Gaceta utilizó la misma imagen, en su caso de la agencia EFE, en su portada de los días 22 y 23, aunque borró el símbolo nazi.

 

 

separador

'La Gaceta' borra la esvástica de un legionario que iba en procesión

En la portada del diario de los días 22 y 23 aparece un soldado de la Legión con un tatuaje retocado para que no se vea el símbolo nazi

PÚBLICO.ES Madrid 23/04/2011

 

Arriba, la foto original de EFE; debajo, la de La Gaceta.-

Arriba, la foto original de EFE; debajo, la de La Gaceta.- 

El diario La Gaceta ha borrado la esvástica del joven legionario que aparece en una fotografía levantando la imagen del Cristo de la Buena Muerte el pasado jueves durante una procesión en Málaga.

La foto de portada del diario de los días 22 y 23 muestra a un grupo de legionarios y sobreimpresionada por el siguiente titular: "Orgullosos de nuestra Semana Santa". En la fotografía original, enviada por la agencia EFE, puede apreciarse con todo detalle el símbolo nazi tatuado en el brazo de uno de los soldados de la Legión.

Desde La Gaceta no han sabido explicar a Público por qué ellos la han publicado sin la esvástica. Por su parte, la agencia EFE niega haber manipulado la imagen antes de enviarla al diario así como al resto de medios.

Comentar este post