Metro de Madrid pide cárcel por usar el freno de emergencia en vagones detenidos

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Represalias a "Toma el metro"

Metro de Madrid pide cárcel por usar el freno de emergencia en vagones detenidos

La Policía detuvo tres personas a las que relaciona con la acción de parar 13 vagones de metro y provocar retrasos de 5 a 10 minutos en protesta por la subida del billete. Uno salió en libertad sin cargos a última hora de la tarde, los otros dos siguen detenidos.

- Comunicado de "Toma el Metro" ante la criminalización


Redacción web
Jueves 26 de abril de 2012.  Número 173
JPG - 170.6 KB
Intervención sobre una campaña publicitaria de Metro de Madrid.

La Policía Nacional ha detenido el jueves a mediodía en Madrid a tres personas acusadas de participar ayer en la acción "Toma el metro", que consistió en la parada sincronizada de trece vagones del suburbano. Uno de los detenidos es W., fotógrafo que documenta acciones del 15M conocido por el nick @phierrecom, y a última hora de la tarde ha quedado en libertad sin cargos. Fuentes cercanas a él afirman que no estaba en el metro a esa hora y "la Policía se confundió de persona". Los otros dos, D. y F., que participan en la asamblea del barrio de Austrias y en otros colectivos vinculados al 15M, siguen detenidos y aún no han prestado declaración.

La Brigada de Información se ha presentado en sus domicilios y les han llevado a la comisaría de Moratalaz, acusados de desórdenes públicos y amenazas. La acción se enmarca en un proceso de protesta contra el reciente ’tarifazo’ del Gobierno regional, que con la subida que entrará en vigor a partir del 1 de mayo ha incrementado el precio del billete en un 90% en nueve meses.

No se van a ir "de rositas"

Horas después de las paradas, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, declaró que los participantes no se iban a "ir de rositas". A su juicio, se había puesto en riesgo "la seguridad de los viajeros y ciudadanos", aunque los vagones se detuvieron antes de salir de las estaciones. Desde el sindicato Solidaridad Obrera, de fuerte arraigo en los trabajadores del suburbano, se afirma que "cualquiera que conozca cómo funciona un tren de Metro de Madrid sabe que en ningún caso la actuación sobre un tirador de emergencia supone peligro para la integridad de nadie, ni mucho menos pone en peligro ninguna vida".

Aún así, el consejero Ignacio González incluso ha encontrado "ciertas semejanzas" entre esta acción de desobediencia civil y la "kale borroka". Por su parte, la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, calificó ayer la acción de "absolutamente reprobable" y anunció la puesta en marcha de un dispositivo policial para evitar que vuelva a ocurrir.

Ordenamiento jurídico "forzado"

Cifuentes también declaró que los responsables se enfrentan no sólo a las sanciones administrativas previstas por el Reglamento de Viajeros, que preve multa de 30,05 a 516,87 euros por accionar el freno sin motivo, "sino también a todas las consecuencias legales que se deriven de la aplicación del Código Penal". Metro de Madrid ha denunciado los hechos ante un juzgado de guardia y pide entre 6 meses y 3 años de cárcel por desórdenes públicos. Le entidad entiende que se ha "obstaculizado la vía pública de manera peligrosa para los que por ellas circulen", pero admite que no se produjo ningún daño personal o material a los viajeros o en las infraestructuras.

Estas detenciones se producen tras el decreto de prisión provisional sin fianza para la secretaria de organización de CGT en Barcelona por su participación en la huelga, y con tres jóvenes encarcelados en prisión preventiva desde el 29 de marzo, acusados de participar en unos disturbios que sucedieron a una hora en la que ya estaban detenidos en comisaría. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha admitido ante el Congreso que "ha habido que forzar el ordenamiento jurídico" para mantener en prisión a estos activistas.

diagonal web

Activistas contra la subida de tarifas del Metro paralizan 9 líneas en Madrid

Miércoles, abril 25, 2012,

Un grupo de activistas bajo el nombre ‘Toma el Metro’ han paralizado el servicio de la capital tirando de las manivelas de emergencias en 13 trenes simultáneamente. 

Metro de Madrid.Tras la drástica subida de los precios del Metro llevada a cabo por la Comunidad de Madrid, un grupo de activistas ha decidido actuar contra el denominado ‘tarifazo’. La acción ha tenido lugar de manera simultánea hacia las 08.30 horas y han resultado afectadas más de 8.000 personas, según fuentes del servicio de transportes.

Los activistas han tirado del freno de emergencia de 13 trenes pertenecientes a nueve líneas distintas, lo que ha provocado que el servicio quedara interrumpido por un tiempo estimado de diez minutos.

Según Metro de Madrid, los hechos han tenido lugar entorno a las 8.30 horas en trenes que en ese momento estaban en Cuatro Caminos (línea 1); Sevilla (línea 2), Argüelles y Embajadores (línea 3), Núñez de Balboa (línea 5), Príncipe Pío, Ciudad Universitaria y Sáinz de Baranda (línea 6), García Noblejas (línea 7), Colombia (línea 8), Ventilla y Príncipe de Vergara (línea 9) y Nuevos Ministerios (línea 10). Las mismas fuentes informan de que ya se ha presentado denuncia ante la Policía.

Según han informado los activistas en un comunicado, la acción se ha denominado ‘Toma el Metro’ y con ella lo que pretendían era demostrar que “los ciudadanos de Madrid no están dispuestos a aceptar esta subida abusiva de las tarifas”. “Haremos lo que sea necesario para frenar el incremento”, han apuntado, al tiempo que han considerado el incremento “escandalosa” e “intolerable”.

Este grupo ha anunciado que la de hoy sólo es la primera de sus acciones, y que no pararán “hasta que la subida de tarifas sea retirada y comience una bajada progresiva de los precios hasta que el acceso de todas las personas al transporte público esté garantizado”.

Además, llaman “a todas las personas” que viven en Madrid “a emprender la acción colectiva y la movilización en las calles” contra la nueva subida de precios del transporte madrileño.

Agencias/LibreRed.Net

Contra el #tarifazo de Metro, más #frenazos

 

A partir de mayo, coger este metro será mucho más caro
A partir de mayo, coger este metro será mucho más caro

Cómo hace huelga un viajero de Metro? La pregunta surgió inmediatamente después de conocer el tarifazo del suburbano madrileño y casi ninguno sabíamos la respuesta: ¿colándonos? no parecía que esa acción pudiera diferenciar la protesta de la simple pillería; ¿manifestándonos? creemos que a Esperanza Aguirre y su séquito las protestas ciudadanas se la traen bastante al fresco; ¿dañando las instalaciones? el vandalismo solo repercute en más gasto que tendremos que sufragar nosotros mismos ¿con el voto de castigo? las elecciones autonómicas aún están demasiado lejos.

Justo cuando habíamos perdido la esperanza de que la subida injusta, indiscriminada e inoportuna del Metro quedase sin respuesta, un grupo de personas que se ha refugiado el nombre de #tomaelmetro ha hallado la manera de protestar, dar visibilidad a la acción, de forma pacífica, sin poner en peligro la seguridad de los viajeros (por mucho que la Comunidad diga lo contrario) y sin vandalismos: un frenazo simultáneo en 13 estaciones diferentes. La actuación, tremendamente simple, ha colapsado en un momento la red de Metro sin romper nada y tan solo creando unos minutos de retraso a los viajeros.

Lo que esta actuación demuestra es que siempre hay formas alternativas de protesta a las tradicionales, y que con imaginación se pueden superar normativas, legislaciones injustas y sacar los colores a los que gobiernan contra el pueblo. Puede ser que la próxima manifestación venga también en forma de frenazo, todavía mayor, o por cualquier otra vía que los burócratas dirigentes de Metro de Madrid aún no pueden ni imaginar. Quizás, como dice Toni Garrido, no deberíamos detener solo el Metro; deberíamos parar el continente.

 

LOS SABOTAJES DE METRO Aviso41/2012

LOS SABOTAJES DE METRO

El miércoles 25 de abril, según denunció la presidenta de la Comunidad de Madrid, metro sufrió unos actos de sabotaje que “han puesto en peligro la seguridad de los ciudadanos y viajeros de Metro de Madrid”. En Solidaridad Obrera, por una vez y sin que sirva de precedente, estamos de acuerdo con la presidenta: es una auténtica salvajada sabotear de esta forma el bolsillo de los usuarios de Metro aplicando esta subida tarifaria y realmente supone un daño irreparable a la economía de numerosísimas familias de la Comunidad de Madrid.

Desde las Administraciones, se está reprimiendo de forma sistemática cualquier atisbo de protesta, oposición o resistencia, bien mediante la represión brutal con la que intentan someter las movilizaciones de los trabajadores, trabajadoras y los ciudadanos, bien mediante la criminalización y manipulación de las informaciones que vierten en sus “medios oficiales de desinformación”, o bien decretando leyes con las que legalizar las agresiones contra los manifestantes y que imputen a las organizaciones más activas discrepantes con la política que viene dictada desde el gobierno central y el regional.

Es dentro de esta campaña de criminalización y manipulación donde se deben interpretar las acusaciones vertidas desde el gobierno de la Comunidad de Madrid, que no soporta que existan ciudadanos inconformistas que no se resignan a tragar con todo.

 

Cualquiera que conozca cómo funciona un tren de Metro de Madrid sabe que en ningún caso la actuación sobre un tirador de emergencia supone peligro para la integridad de nadie, ni mucho menos pone en peligro ninguna vida.

Estas acusaciones sin sentido, este alarmismo gratuito de un acto simbólico de protesta completamente trivial, puede provocar que los usuarios teman utilizar, en adelante, los dispositivos de emergencia y se cause un daño irreparable.

Antes de realizar acusaciones y declaraciones totalmente descabelladas, nuestros políticos deberían medir sus palabras y no provocar con sus actuaciones las contestaciones populares que tanto les irrita.

Solidaridad Obrera comprende perfectamente que exista una ola de descontento que rechace este brutal incremento tarifario decidido por el gobierno de la Comunidad de Madrid, verdadero responsable de lo ocurrido.

Le recordamos a la señora presidenta que, ya en el pasado año 2007, denunció sabotajes en Metro de Madrid, falsos sabotajes que nunca se pudieron demostrar, intentando ocultar la falta de mantenimiento adecuado de los trenes, verdadero causante de las averías de entonces.

Hacer uso de un tirador de emergencia no es un acto de sabotaje, que según la Real Academia Española es:

1. m. Daño o deterioro que en las instalaciones, productos, etc., se hace como procedimiento de lucha contra los patronos, contra el Estado o contra las fuerzas de ocupación en conflictos sociales o políticos.

2. m. Oposición u obstrucción disimulada contra proyectos, órdenes, decisiones, ideas, etc.

También queremos denunciar que los medios de comunicación (de desinformación) se hacen eco de la noticia extendiendo innecesariamente un alarmismo inusitado, cumpliendo fielmente su cometido habitual (intoxicar, confundir y manipular).

 

En Madrid, a 26 de abril de 2012

Por Solidaridad Obrera

Comentar este post