Miami: Ninguna investigación anunciada en caso de haitiano asesinado con 100 balas por 12 policías

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

JEAN-GUY ALLARD – Parece que la policía de Miami está autorizada a disparar para matar contra los  jovenes afroamericanos implicados en incidentes en las calles de Miami. Un mes después de la ejecución por 12 policías con 100 balas del joven Raymond Herisse, de 22 años, ninguna investigación oficial ha sido anunciada mientras los medios de comunicación no solo se abstienen de mencionar a tal procedimiento sino que siguen ayudando a la policía a descartar el caso.


En cuanto a las agencias de prensa, tan propensas en publicisar incidentes en países que se oponen al dominio de EEUU en el mundo, ninguna ha readctado una linea para que se conozca fuera de Miami un evento que señala un profundo racismo en la metropoli de la Florida.

Tampoco se mediatisa como seis jóvenes de los barrios segregados de Miami han sido víctimas fatales de tiros policíacos en los últimos diez meses sin que un solo informe de investigación haya sido entregado ni un solo policía inculpado, ni siquiera por negligencia criminal. 

La única referencia a Herisse en la prensa local apareció este 4 de julio en un diario local, al final de un texto sobre otro incidente violento cuando un policía borracho atropelló con un todoterreno a dos ciudadanos en Miami Beach.

En estos pocos parrafos, se recuerda el acontecimiento del 30 de mayo, afirmando que Herisse, la víctima de los policías, era “un chofer que iba armado”.

Sin embargo, el mismo organo de prensa reportaba anteriormente como fue solo después de varios días que la policía “descubrió” una pistola en el carro de su víctima, precisando que era “escondida”.

Los policías de Miami tienen fama de “plantar” armas en los carros de “sospechosos” ejecutados algo que ha sido objeto de varios escándalos en el pasado.

El incidente fue grabado por varios testigos con sus teléfonos móviles y a las pocas horas las imágenes de lo ocurrido se colgaron en Internet.

La Policía de Miami Beach fue acusada por un testigo de arrebatarle y pisotearle el teléfono móvil. Los agentes también fueron denunciados por quitarle la cámara a un videoreportero de WPLG-ABC Canal 10.

Hijo de una humilde inmigrante haitiana, madre de tres hijos, Herisse beneficia de una buena reputación entre sus vecinos, reportó un fotógrafo local, Liam Crotty, unico representante de la prensa en interesarse en quién era el joven.

Herisse ha sido acribillado después de haber chocado con su Hyundai contra una barricada de la policía para luego huir, en el medio de un evento popular de hip-hop.

 

Nota anterior

 

 

Tomado de

Contrainjerencia

Etiquetado en U.S.A - Canadá

Comentar este post