Mientras la OTAN abre ¨fuego y olvida¨, el Consejo de Seguridad de la ONU también padece de amnesia

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

ROLANDO SEGURA /teleSUR / Tercera Información – Con el inicio de los ataques de la OTAN contra Libia comenzó también la persecución contra Muammar al Gaddafi. Pero líder libio estaría en la mira, desde mucho antes, como ¨objetivo legítimo¨ de un asesinato político trasnacional.

Según un informe de Daily Star de este fin de semana, la operación ¨Fire And Forget¨ ya tenía desplegados sobre Libia unos 130 agentes secretos británicos y franceses, a la caza del Coronel.

Un millón de libras a la semana costaría esta misión de vida o muerte del MI6 británico y los servicios de seguridad franceses, autorizada por el primer ministro del Reino Unido, David Cameron y por el Presidente de Francia Nicolás Sarkozy. 

Los ¨espías¨ viven en el país desde hace varios años, hablan el árabe, tienen buenos contactos o trabajan en áreas clave. “Estos agentes son personas muy valientes. Si los pillan van a desaparecer y no van a sobrevivir una hora”, dijo una de las fuentes citadas por Daily Star.

Ahora la OTAN dispone a su antojo de los cielos de Libia, para intentar completar la misión de disparar y olvidar. Los llamados asesinos aéreos, aviones no tripulados estadounidenses del tipo Depredador, ayudan en la tarea de vigilar las 24 horas del día territorio libio con sofisticadas cámaras para ver en la oscuridad, a través del humo y las nubes. Ya en una ocasión estuvieron a punto de alcanzar su objetivo cuando dispararon varios misiles contra la residencia del hijo menor de Gaddafi en Trípoli.

“El guía y su esposa estaban en la casa” pero no resultaron heridos; dijo el portavoz del gobierno al denunciar “una operación cuyo objetivo era asesinar directamente al dirigente del país”. Luego otras fuentes aseguraron que minutos antes del ataque el líder libio había abandonado el lugar, donde la OTAN si alcanzó a asesinar a Saif el Arab Gaddafi de 29 años quien no ocupaba cargo oficial. Otros tres nietos de Gaddafi también perdieron la vida: Saif, de 2 años e hijo de Mohamed Gaddafi; Carthage, de 2 años e hija de Hanibal Gaddafi; y Mastura, de 4 meses e hija de Aisha Gaddafi.

Fracasar en los intentos no ha impedido que Bab Al Aziziya, la residencia oficial de Gaddafi sea bombardeada una y otra vez. Los salones, donde cinco presidentes de la Unión Africana propusieron a Gaddafi una hoja de ruta para la paz en Libia, fueron atacados días después.

También fue blanco de misiles la edificación donde Jacob Zuma, Presidente de Sudáfrica, conversó en plan de paz con el Coronel durante su última visita a Trípoli. Cada uno de estos ataques cobró víctimas fatales sobre todo de civiles. Mientras la OTAN abre ¨fuego y olvida¨, el Consejo de Seguridad de la ONU también se contagia de amnesia.

 

Tomado de

Contrainjerencia

Etiquetado en Zona de conflictos.

Comentar este post