Miles de inmigrantes africanos serán confinados en campos de detención israelíes

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

El ministro israelí del Interior, Eli Yishai, afirmó este viernes que decenas de miles de inmigrantes africanos indocumentados serán trasladados a centros de detención, que actualmente están siendo construidos al sur de Israel, para evitar que los extranjeros lleguen a las ciudades de esa nación porque “amenazarían la identidad judía”.

Yishai no precisó la fecha en la que iniciará esta medida avalada por una corte de Israel, que este jueves autorizó la deportación de alrededor de 1.500 nacionales de Sudán del Sur, bajo el argumento de que sus vidas “no corren peligro” en esa nación.

Dijo que las autoridades israelíes se asegurarán que todos los inmigrantes africanos que entren a Israel sean directamente transferidos a los centros de detención que denominó una “ciudad de tiendas de campaña”, donde permanecerán por “largos periodos de tiempo”.

El titular de la cartera del Interior afirmó que “están en la mira” 40.000 sudaneses y eritreos para que sean los próximos en ser trasladados de Tel Aviv (capital), Eilat (sur) y otras zonas de Israel a los centros de detención.

“Hay todavía unos 15.000 (inmigrantes) de Sudán del norte y 35.000 de Eritrea (…) no estoy autorizado a expulsarlos en este momento”, señaló el Ministro.

Los campos de concentración, que tendrán entre 20.000 y 25.000 tiendas de campaña, tiene un costo aproximado de 6,7 millones de dólares y quedarían concluidos “en pocos meses”, puntualizó Yishai.

El plan ya ha sido presentado al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, a primera hora de este jueves, después de que el Ejecutivo haya pedido una respuesta rápida y eficiente al asunto migratorio, que ha generado debates en el país.

“Facilidades” para marcharse

Según Eli Yishai, el Gobierno sionista está ofreciendo facilidades a los inmigrantes para marcharse de forma “voluntaria”, pero no precisó qué tipo de incentivos.

Yishai estimó que unos 6.000 ilegales podrían haber ingresado sin ser detectados a través de la frontera con el Sinaí de Egipto, a lo largo de cuyos 240 kilómetros Israel construye un muro alto y con sofisticado mecanismo tecnológico de seguridad.

Alrededor de 60.000 africanos han atravesado en los últimos años las fronteras de Egipto e Israel en el desierto de Sinaí, huyendo de las guerras y de las precarias condiciones en las que viven en sus naciones, según datos divulgados por el Ministerio del Interior de Israel.

EP / PL / Telesur /LibreRed.Net

Etiquetado en Migración

Comentar este post

Néstor 06/12/2012 00:01


Hay que reconocer que la similitud de estos acontecimientos con hechos históricos allá por los años 40 del siglo pasado, son lamentablemente similares.


Como puede entenderse que quien ha sufrido tantas barbarie en carne propia, como sin duda ha sido el colectivo judío, pueda actuar de la misma forma, bárbara y criminal contra otras personas, en
este caso puntual con estos desdichados inmigrantes africanos.


Realmente no dejo de sorprenderme lamentablemente con una frecuencia exagerada de tantas violaciones, crímenes y atropellos contra los derechos humanos.....hasta cuando se les permitira esta
vergonzosa impunidad, me pregunto?????