Multitudinaria marcha contra la pastera Botnia-UPM

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Miles de ciudadanos argentinos y de países vecinos marcharon este domingo contra la ex Botnia y por el medio ambiente, en el séptimo Abrazo por el río Uruguay, en una multitudinaria movilización al puente internacional General San Martín. En una proclama, advirtieron a la presidenta, Cristina Fernández, que el conflicto no terminó;  le hicieron saber que profundizarán la lucha, y exigieron al Uruguay “el desmantelamiento y la erradicación de Botnia UPM”.

http://www.aimdigital.com.ar/aim/wp-content/uploads/2011/05/marcha-contra-botnia-otra.jpg
Miles de ciudadanos marcharon contra Botnia-UPM.
Este domingo, Gualeguaychú se levantó presta a realizar –una vez más-, otra multitudinaria marcha contra la pastera UPM (ex Botnia) en el puente General San Martín,  que une las ciudades de Gualeguaychú y Fray Bentos.
El paisaje urbano mostró una fisonomía distinta: colectivos con otros recorridos, automóviles que inundaron el centro de la ciudad y luego marcharon a la frontera en caravana, y miles de ciudadanos en camionetas, a pie, en bicicletas  o motocicletas trasladándose desde primeras horas de la mañana. Ese fue el aspecto que la localidad entrerriana tuvo horas antes de la séptima gran marcha contra Botnia, porque al final, todos dicen: “la marcha es contra Botnia”. Ni contra UPM ni contra la pastera. Contra Botnia. Y contra la colonialista Finlandia.
La asambleísta Cristina Limba, una de las dirigentes de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú, señaló que unas trescientas personas repartidas en diez comisiones participaron en la organización de esta movilización que convocó a delegaciones de diversos puntos del país.
En diálogo con esta Agencia, Limba expresó que “si Gualeguaychú baja los brazos, tendríamos seis Botnias más en la región”. En ese sentido, remarcó que “en lugar de una empresa, habría muchas más”, y sentenció que a esas obras “el Primer Mundo no las quiere”.
Los políticos también se manifestaronEl líder de Proyecto Sur (PS), Fernando “Pino” Solanas, presente en la marcha, aseguró a AIM: “estamos aquí para reafirmar la posición de defensa del derecho sagrado del agua, el aire, la vida”, dijo.
En diálogo con esta Agencia, el candidato a jefe de gobierno porteño destacó la lucha de Gualeguaychú y afirmó que esta localidad entrerriana “sembró conciencia ambientalista en Argentina. La causa está por encima de banderas ideológicas y concepciones políticas”.
Solanas estuvo acompañado por los dirigentes de Proyecto Sur en Entre Ríos Oscar Luppi (Gualeguaychú); Fernando Cañete (Gualeguay), Darío Olivera (Paraná), Miguel Neira (Basavilbaso)  y la integrante del partido Socialista de Gualeguaychú Marina Simón. También se sumaron a esa delegación representantes del GEN en Gualeguaychú como Osvaldo Fernández y Juan Carlos Quintero.
En tanto, Olivera indicó a AIM que “es muy importante que esta marcha se mantenga, ya que continúa el espíritu de defensa del medio ambiente, que caracterizó siempre a la Asamblea Ciudadana de Gualeguaychú. Algo que Pino remarcó que el de Gualeguaychú ha sido un ejemplo para otras provincias del país, que si bien no luchan contra las pasteras, si lo hacer contra la minería a cielo abierto o la instalación de incineradores de residuos para generar energía y biocombustibles, entre otras formas de contaminación”.
http://www.aimdigital.com.ar/aim/wp-content/uploads/2011/05/marcha_contra_botnia.jpg
Miles de personas se movilizaron contra la pastera UPM y por el medio ambiente.
Para Olivera, “es muy importante que la marcha se mantenga, a pesar del fallo de La Haya y las demás instancias en contra que hubo, y que permanezca el espíritu de lucha de Gualeguaychú”.  
También se hizo presente el Gualeguaychú el candidato a gobernador por el Frente Entrerriano federal (FEF), Jorge Busti, quien estuvo acompañado por alrededor de 200 vecinos de Concordia. “Gualeguaychú ha marcado un hito en la agenda medio ambiental y cultural de Entre Ríos”, afirmó Busti.

Como todos los años, Busti estuvo presente en la jornada de reflexión y lo hizo en esta oportunidad junto a los candidatos a vicegobernador, Jorge Kerz y a intendente local y senador provincial, Osvaldo Chesini; el intendente de Pueblo Belgrano, Francisco Fiorotto y los diputados Juan Bettendorff y Daniel Bescos.

En este marco, Busti recordó que la lucha medio ambiental “es un derecho adquirido por la conciencia ciudadana de los entrerrianos de querer vivir en una provincia sin contaminación”.

“Una vez más y como cada año hemos venido a acompañar a Gualeguaychú que se ha manifestado una vez más a favor de la vida. Y lo hemos hecho junto a más 200 compañeros de Concordia que han venido solidariamente, con las ganas y el entusiasmo de participar activamente”, aseveró.
http://www.aimdigital.com.ar/aim/wp-content/uploads/2011/05/Concordia-marcha-contra-Botnia.jpg
Concordia también marchó contra Botnia.

Así, Busti contó que desde la Cámara de Diputados “le hemos dado como siempre todo nuestro apoyo a esta marcha no solo declarándolo de interés provincial, sino también brindándoles un aporte económico para colaborar con la organización y logística”.

“Hay un antes y un después luego de la lucha ambiental contra Botnia, hoy UPM”, sostuvo y fundamentó que “sin dudas Gualeguaychú ha marcado un hito en la agenda medio ambiental y cultural de Entre Ríos”, afirmó el candidato a gobernador.
Más ambientalistas en la marchaComo todos los años, también estuvieron presentes los vecinos de Ciudad Evita,  que desde hace tiempo  reclaman por el cierre de los rellenos sanitarios y se oponen a la instalación de incineradores de residuos para generar energía y biocombustibles, ya que aseguran que se trata de “un sistema perverso de contaminación e incentivo de consumo irresponsable de recursos no renovables”.
http://www.aimdigital.com.ar/aim/wp-content/uploads/2011/05/marcha-contra-botnia.jpg
Niños con banderas argentinas y de Entre Ríos reclamaron por un ambiente sano.
También participaron integrantes de la Asamblea Popular Ambiental Colón- ruta 135 y miles de vecinos de todo el país que se oponen a  la minería a cielo abierto, bajo el lema “el agua vale más que el oro”.
Además, la ambientalista de Fray Bentos Delia Villalba, que en 2003 advirtió en Gualeguaychú  sobre los proyectos celulósicos para la cuenca del Uruguay, aseguró hoy que en la localidad de la que es oriunda, existe una enorme frustración sobre la pastera UPM (ex Botnia), aunque señaló que pocos vecinos manifiestan su desencanto. “La situación en Fray Bentos es peor que antes de que se instalara UPM- Botnia: hay más pobreza, más desempleo y menos posibilidades laborales que en 2003”.
Transito asistidoLa delegación de Gendarmería Nacional en Gualeguaychú informó que durante la movilización hubo a “tránsito asistido” para los vehículos que pasaron por la ruta internacional.
Apoyo del GEN nacionalLa diputada nacional (GEN) Margarita Stolbizer presentó en la Cámara de Diputados de la Nación un proyecto que propone declarar de interés legislativo a la séptima marcha hacia el Puente Internacional General San Martín que se realizó este domingo.
La proclamaPasadas  las 13:30, un sacerdote y representantes de otros credos, se unieron en una oración ecuménica, para dar lugar a la movilización hacia el centro del puente, donde se cantó el Himno Nacional y se leyó la proclama, de la que transcribimos los párrafos más importantes.
Una vez más la Marcha al Puente muestra la inclaudicable decisión de luchar hasta que la ilegal Botnia – UPM sea erradicada definitivamente del río Uruguay. Una vez más como desde hace siete años estamos aquí, todos juntos los pueblos de la cuenca del río Uruguay, abrazados a nuestro río de los pájaros, preocupados y angustiados pero muy firmes en nuestras convicciones de que a este río debemos salvarlo de los depredadores, por nosotros y el mandato de los que todavía no han nacido.
Sentimos también el grito presencial a la distancia de centenares de movimientos sociales y ambientales con sueños compartidos. Con todos ellos, hoy gritamos juntos que seguiremos luchando contra toda contaminación ambiental que ponga en peligro la vida en todas sus formas.
El río va muriendo frente a nuestros ojos por la presencia de esta empresa invasora que con su prepotencia brutal se instaló por la decisión irresponsable social y ambientalmente de los gobiernos de dos países: Uruguay y Finlandia, y por la aceptación inoperante del nuestro; contrariando la vocación de dos pueblos hermanos, que están unidos en su rechazo a recibir la contaminación que resolvió Lawrence Summers, asesor hoy de la Casa Blanca cuando sentenció en la Cumbre de la Tierra Eco 92 de Río de Janeiro: “el Banco Mundial debe alentar la transferencia de industrias sucias al tercer mundo,  pues una carga de basura toxica a un país con salarios mas bajos es impecable desde la lógica económica”, publicada en Inglaterra bajo el titulo “Hay que darles de comer contaminación a los países no desarrollados”.
El articulo 41 de nuestra Constitución nacional exige que “las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las generaciones futuras”. Preguntamos: ¿desde el Estado se exige el cumplimiento de este precepto constitucional?
La determinación de Gualeguaychú ha demostrado ser más fuerte que todas las presiones y hemos ganado muchas batallas: contra las mentiras de los que prometían tecnologías limpias; de los que anunciaban puestos de trabajo y prosperidad; de los que decían que esta empresa se había instalado legalmente; de las consultoras internacionales que anunciaban cínicamente que no iban a contaminar; del Banco Mundial al que pusimos frente a su propia miseria moral, cuando vinieron aquí a tratar de convencernos de sus falsedades, subestimándonos; de los falsos ambientalistas internacionales que venían a tratar de engañarnos con informes ambientales falsificados. Nada volverá a ser lo mismo desde la heroica resistencia de estas comunidades.
En el camino que llevamos recorrido hemos conocido la verdadera dimensión del agravio a la naturaleza que están efectuando estos enemigos de la humanidad que vienen a tomar por asalto nuestros recursos naturales, nuestras tierras, nuestros acuíferos, nuestros minerales, nuestras decisiones soberanas, nuestro derecho a otorgar licencia social destruyendo todo en su camino hasta la vida misma.
No olvidamos las falsas promesas de Tabaré Vázquez asumidas por el presidente José Mujica: “si Botnia contamina la cierro”.
Desde aquí le decimos: presidente Mujica, si usted tiene honor y dignidad,  cumpla su palabra: ya ha quedado suficientemente probado que Botnia-UPM contamina, y mucho más de lo que temíamos al principio. Compartimos lo expresado por el fiscal uruguayo, Enrique Viana, en los juicios que inició contra su propio Estado, cuando en su alegato manifiesta “que el asentamiento en el país del emprendimiento industrial de Botnia es incompatible con los exigentes mandatos de derecho ambiental uruguayo y más aun por la inhabilidad para su control que la propia administración demandada confesara públicamente.
A la República Oriental del Uruguay le decimos: “su gobierno ha violado el Tratado del Río Uruguay permitiendo inconsultamente la instalación de Botnia UPM y además lo ha hecho de mala fe, como lo ratifica la Corte Internacional de Justicia. Estamos indignados por ello y exigimos una reparación: el desmantelamiento y la erradicación de Botnia UPM de la cuenca del río Uruguay. No aceptamos que siga mintiendo, defendiendo y propiciando empresas de este tipo que son altamente contaminantes, como hoy pretende hacerlo con Stora Enso-Montes del Plata.
A nuestra presidenta le decimos que el pueblo de Gualeguaychú y demás hombres y mujeres del todo el país que camina hoy en procesión por la vida en este puente para abrazarse al río Uruguay no aceptaran jamás como dicen desde las fuentes oficiales que “el conflicto por la pastera ha terminado”.
Todo lo contario, estamos diciendo que vamos a profundizar la lucha, que no alcanza lo que hemos hecho, que tenemos que sumar nuestras voluntades con las de nuestros hermanos uruguayos que ahora saben que las promesas eran mentiras, que el progreso nunca llegó, que los puestos de trabajo tampoco; pero si la contaminación y elenvenenamiento del río y del aire. Y que el conflicto terminará con el retiro definitivo del invasor colonialista: el gobierno de Finlandia encarnado en la transnacional Botnia – UPM.
Le decimos también que el ex presidente Tabaré Vázquez confesó públicamente días pasados que Néstor Kirchner  no aceptó el control y monitoreo conjunto de Botnia que el mismo le ofreció allá por el año 2008, porque sabia seguramente él que ese monitoreo era condenar a los habitantes de esta región a una flagrante contaminación irreversible ya probada por los científicos y consolidar el incumplimiento del principio ambiental “precautorio” previsto en la CN de ambos países.
Le recordamos, señora presidenta,  que el fallo de La Haya reconoció que existía contaminación. Decenas de científicos de nuestras universidades encontraron y probaron la contaminación que nuestro país presentó como prueba ante el Tribunal Internacional; pero a un año de dicho fallo, nada sabemos de lo que pasa en la actualidad, que aire respiramos, y en que condiciones está nuestro río, ya que Botnia-UPM sigue funcionando, diluyendo sus efluentes en forma artera y grave y requiriendo autorización de la Dinama para tirar al río los efluentes con mayor temperatura, como lo denunciara la delegación argentina de la Caru, sin que nada se haya hecho al respecto, ya que el Uruguay defiende a “capa y espada” a esta empresa.
En resumen, pedimos nuevamente a las autoridades políticas de todos los niveles de la República Oriental del Uruguay y de la República Argentina que escuchen el clamor por la vida de ambos pueblos, que no miren para otro lado ni se laven las manos como modernos Pilatos, frente al peligro de contaminación ambiental a que estamos expuestos.
A todos los ciudadanos del mundo y en especial a los de América Latina, a los de Argentina y Uruguay a los de Gualeguaychú y de la Cuenca del Río Uruguay, los convocamos a seguir de pie con dignidad a escuchar la naturaleza y a seguir luchando por nosotros por nuestros hijos, por la vida de todos. Por eso en esta nueva Marcha al Puente ratificamos nuestra inclaudicable determinación de luchar para que Botnia UPM sea desmantelada y se retire definitivamente de la cuenca del río Uruguay.
¡Todavía se puede!¡Ni un paso atrás!¡Gualeguaychú nunca bajará los brazos! No otorgará jamás Licencia Social a ningún emprendimiento contaminante.
¡Seguiremos luchando hasta que estas empresas se vayan del río Uruguay!
¡Si a la vida! ¡No a las papeleras. Fuera Botnia UPM!
Por Isabella Pelliza, para AIM desde Gualeguaychú.

Etiquetado en Salud y Medio Ambiente

Comentar este post