Murió en Miami Orlando Bosch, cómplice de Posada Carriles en la voladura de avión cubano

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Orlando Bosch

Orlando Bosch, el terrorista que junto a Luis Posada Carriles planificó la voladura de un avión comercial cubano en 1976 que costó la vida a 73 personas, murió en Miami el miércoles, según un comunicado emitido en nombre de la familia y divulgado por el diario El Nuevo Herald.

Su muerte se produjo después de “enfrentar una larga y dolorosa enfermedad” que no fue detallada en el comunicado. Tenía 84 años.

“Orlando falleció a las 12:05 de la tarde hoy (miércoles)”, dijo el comunicado citado por el diario de Miami.

Su cómplice, Luis Posada, fue juzgado recientemente en El Paso, Texas, bajo cargos de mentir a funcionarios de inmigración acerca de cómo se infiltró en el país en el 2005 y sobre su presunta participación en atentados contra lugares turísticos de Cuba en 1997. Fue absuelto de todos los cargos tras un juicio de 13 semanas que el jurado remató en tres horas.

Orlando Bosch ha sido arrestado, enjuiciado y sentenciado por innumerables actos terroristas en Venezuela, Estados Unidos y otros países. En 1968, fue condenado a 10 años de privación de libertad por el atentado a un buque polaco que se encontraba anclado en uno de los muelles de Miami.

Posteriormente, cumplió diez años de cárcel en Venezuela por el derribo del avión cubano el 6 de octubre de 1976, sabotaje en el que perdieron la vida las 73 personas a bordo, entre ellos una niña de 9 años y una mujer embarazada.

El Fiscal General de Estados Unidos Dick Thornburgh lo calificó como “terrorista sin arrepentimiento” ["unrepentant terrorist"], y el Fiscal General Asociado Joe D. Whitley se refirió a él como una “amenaza a la Seguridad Nacional” ["a threat to National Security"]. Ambos Fiscales se desempeñaron en sus funciones durante la administración de George H. W. Bush.

Documentos de la CIA y del FBI recientemente desclasificados, son prueba fehaciente de la validez de las aseveraciones de estos Fiscales. Por ejemplo, un informe de 1979 reportó la opinión de Bosch sobre la voladura del avión de Cubana, con respecto a lo cual expresó: “Hay momentos en que no se puede evitar hacer daño a gente inocente”. Por otra parte, un cable del FBI con fecha del 14 de octubre de 1976 refleja las palabras de Luis Posada Carriles — “compañero de lucha” de Bosch–, quien dijo que “Orlando sabía todos los detalles” del avión que iba a ser derribado.

Bosch, en una autobiografía publicada en septiembre, incluyó un capítulo sobre el ataque al avión en el que afirma categóricamente que no tuvo “responsabilidad alguna en este sabotaje”. En una entrevista telefónica en julio del 2005, dos meses después de que Posada fuera detenido en Miami, Bosch le dijo a The Miami Herald que la verdad sobre la voladura del avión sería revelada en una cinta y documentos que se harían públicos después de su muerte.

Bosch no volvería a Miami sino hasta 1988, a partir de un perdón que le otorgó George Bush, padre, antiguo empleador de Luis Posada Carriles en el caso Irán-Contras.

Bosch llamó a su estrategia de combate terrorista “guerra por los caminos del mundo”, un método por el cual estaba dispuesto a ir a cualquier parte del planeta para atacar objetivos cubanos, de acuerdo con El Herald.

Los terroristas no tienen cueva, dibujo animado del ICAIC dedicado a Orlando Bosch y Luis Posada Carriles


 

Tomado de Cubadebate

Etiquetado en Politica

Comentar este post