Niños víctimas de abuso sexual, castrados en centros psiquiátricos católicos holandeses en los años 50

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Holanda: Menores castrados en centros católicos

HILVERSUM (RNW). Niños víctimas de abuso sexual fueron castrados en departamentos de psiquiatría de hospitales católicos holandeses, así lo informa el periódico holandés, NRC Handelsblad. La castración se realizó a supuestos niños homosexuales, pero también a menores que trataron de dar la voz de alarma para denunciar el abuso, escribe el diario.

 

Holanda: Menores castrados en centros católicos Internado Harreveld, Wikipedia

Esa fuente tiene evidencias de que un niño fue castrado y dispone de importantes indicios de que al menos diez víctimas de abuso sexual fueron sometidas al mismo tratamiento. Las pruebas incluyen documentos judiciales y médicos y cartas de abogados, entre otros. El NCR Handelsblad escribe que se informó de esa práctica en 2010 ante la Comisión Deetman, que el pasado mes de diciembre completó su investigación sobre abusos sexuales en el seno de la Iglesia Católica holandesa. Sin embargo, la comisión encabezada por el ex ministro, Wim Deetman del partido democristiano, CDA, en su informe final no menciona la castración de las víctimas de abuso. El rotativo holandés informa asimismo de que el que sería primer ministro, Vic Marijnen intentó por aquel entonces obtener el perdón para los religiosos que fueron condenados por abuso sexual en Harreveld, un antiguo internado situado en la provincia holandesa de Gerderland. Marijnen fue presidente del centro cuando se cometió el abuso.

También ocupó el cargo de vicepresidente de la principal organización católica para la protección de menores y líder del extinto Partido Popular Católico, KVP, que más tarde pasó a ser el Partido Democristiano. La Comisión Deetman nombrada por la Iglesia Católica respondió que no hizo mención sobre la castración de las víctimas de abuso infantil "porque no disponía de indicios suficientes para continuar la investigación”. En el informe final no se dan a conocer datos personales para proteger la privacidad de los implicados. Por su parte, la oposición en el Parlamento opina desde hace tiempo que el informe final de la Comisión deja muchas preguntas sin respuesta y considera que se ha de realizar una investigación parlamentaria para obtener más claridad sobre el papel desempeñado por el gobierno en la cuestión.

 

"Niños huérfanos castrados en internado católico"

LA HAYA (ANP/AGENCIAS) La Comisión Deetman, que investigó los abusos sexuales en la Iglesia Católica en Holanda, no encontró ningún indicio para realizar más investigaciones sobre la presunta castración de niños en los años cincuenta.

 

Wim Deetman, Wikipedia

Una persona anónima informó a la comisión de casos de abuso sexual y de castración de niños huérfanos. Según Joep Dohmen, periodista del diario holandés, NRC Handelsblad, en la d'ecada de los 50 un menor del internado para niños, Harreveld, en la provincia holandesa de Gelderland habría sufrido abuso sexual y posteriormente fue castrado. Otros menores también "habrían sido castigados con ese método para acabar con su conducta homosexual". El viernes la Comisión publicó opiniones y comentarios en su página web sobre preguntas acerca del informe final y explicó "que la investigación no profundizó en la castración de menores porque las pistas eran demasiado reducidas".

 

Radio Nederland

Centros católicos holandeses castraron a una decena de menores en los años 50

  • Por su 'comportamiento homosexual' o como castigo por denunciar abusos

Una decena de menores sufrieron castraciones forzadas en la década de 1950 en centros psiquiátricos católicos en Holanda por su "comportamiento homosexual" o como castigo por haber denunciado abusos en el ámbito eclesiástico, publica el periódico holandés 'NRC Handelsblad'.

Al menos uno de los niños también fue víctima de abusos por parte de religiosos, según el medio, que menciona "pruebas" de estos hechos como informes médicos, documentos jurídicos, cartas de abogados o correspondencia privada, además de varios testimonios.

Según el diario, estos hechos fueron analizados por la 'Comisión Deetman', puesta en marcha por el Gobierno holandés en 2010 para investigar los abusos sexuales a menores por parte de miembros de la Iglesia Católica.

No obstante, la comisión dirigida por el ex ministro de Educación Wim Deetman no hizo ninguna mención a las supuestas castraciones de víctimas de abusos sexuales en su informe final.

Fuentes de la Comisión explicaron que no se incluyó ninguna referencia a las castraciones de menores "porque las pistas eran demasiado reducidas como para profundizar en la investigación", según el periódico.

La 'Comisión Deetman' constató en su informe que "entre 10.000 y 20.000" menores fueron víctimas a partir de 1945 de abusos sexuales por parte de religiosos en Holanda, una práctica que era conocida por una jerarquía eclesiástica, cuya mayor preocupación era evitar el escándalo.

El pasado 15 de febrero, el Gobierno encargó la apertura de una nueva investigación sobre abusos en la Iglesia católica, esta vez centrada en niñas y mujeres que presuntamente han sido víctimas de ese tipo de delitos.

 

En centros psiquiátricos de la Iglesia Católica

Las autoridades holandesas estaban al corriente de las castraciones, pero callaron 

  • Los abusos se llevaron a cabo durante los años 50 contra varios menores
  • Pretendían 'ayudar' a las víctimas a superar su 'comportamiento homosexual'

Las autoridades sanitarias holandesas especializadas en el cuidado de enfermos mentales estaban al corriente de que en algunos centros psiquiátricos católicos de los Países Bajos se practicaban castraciones a menores en los años 50 pero callaron. Según informa el periódico 'De Limburger', los responsables del sector estaban al corriente de la existencia de estos abusos en las provincias de Limburgo y Brabante, en el sur del país.

La información proviene de las actas de reuniones que, sobre ese tema, se realizaron en los años 50 en varios centros católicos en los cuales se practicaron las castraciones. Los padres de los entonces menores de edad no fueron informados de esas intervenciones o sólo se les informó una vez que sus hijos ya habían sido castrados.

En los años 50, la Iglesia catolica holandesa ordenó castrar a 10 menores con el objetivo de "ayudarles" a superar su "comportamiento homosexual", según una investigación periodística realizada por el rotativo 'NRC Handelsblad', cuyos resultados fueron publicados el pasado viernes.

La investigación, realizada en base a testimonios de víctimas de abusos sexuales por parte de eclesiásticos en Holanda, concluye que entre los casos investigados se encuentra el de un menor que sufrió abusos sexuales por parte de sacerdotes católicos en un centro psiquiátrico y que después fue castrado. El periódico holandés indica que supuestamente habría otros 10 casos más de abusos y subsiguientes castraciones.

La Comisión Deetman

Según publica 'De Limburger', aunque teóricamente los padres de los menores debían dar su aprobación para las intervenciones, en la práctica las castraciones se realizaron sin su visto bueno.

Una comisión especial creada para investigar los casos de presuntos abusos sexuales a menores en el seno de la Iglesia holandesa, la Comisión Deetman, no hizo referencia alguna a esos casos de castración en su informe publicado el año pasado pese a que fue informada de la sospecha de que existían varios casos de este tipo. Supuestamente lo hizo por "falta de pruebas concluyentes".

Esta investigación especificó que "entre 10.000 y 20.000" menores fueron víctimas a partir de 1945 de abusos sexuales por parte de miembros de la Iglesia Católica en Holanda, una práctica que era conocida por la jerarquía eclesiástica, cuya mayor preocupación era evitar el escándalo.


Comentar este post

german 02/09/2016 13:48

Ya es hora de que se juzgue a estas personas que ha cometido delitos en contra de personas indefensas, en este caso niños. En ilegalesinternamientosperu.blogspot.com, se ve como hay gente sin ética junto con pseudos clínicas que por afán de lucro privan de la libertad a muchas personas y hacen mucho daño a la sociedad.