Nicaragua: denuncian un plan para desestabilizar el proceso electoral del próximo 6 de noviembre

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Roberto Rivas, presidente del CSEGIORGIO TRUCCHI / REBELION – Roberto Rivas, presidente del CSE (Consejo Supremo Electoral), se reunió este martes (20/9) con medios internacionales acreditados en Nicaragua y alertó sobre un plan que se estaría orquestando a nivel nacional e internacional, para desacreditar el proceso electoral que culminará el próximo 6 de noviembre.


“Tengo informes muy fidedignos de fuentes de financiamientos externas, que están pagando 25 mil dólares por programas de televisión que promueven campañas en contra de las autoridades electorales y la institucionalidad del país”, dijo Rivas.

El magistrado presidente ahondó en el contenido de su denuncia. “Llegamos al extremo que la ASDI (Agencia Sueca de Desarrollo Internacional) financiaba publicaciones en contra de los magistrados del CSE y ni siquiera los firmaba. Aquí – continuó Rivas – hay fuerzas que se sienten incómodas con el desarrollo del proceso y con lo que creen que pueda ser el resultado de las elecciones”, afirmó. 

También volvió a señalar su sorpresa al conocer de un cuantioso financiamiento – 8.5 millones de dólares – otorgado por la embajada estadounidense en 2007 a organizaciones de la “sociedad civil” nacional. El presupesto del CSE de ese año fue de 6.5 millones, es decir muy inferior a la cantidad recibida por las ONG’s nicaragüenses.

“Fueron entregados justo un año antes de las elecciones municipales de 2008 y supuestamente servían para ‘fortalecer la democracia’. No tengo la menor duda de que hay fuerzas externas que están tratando de generar fondos, para ver si logran cambiar lo que piensan va a ser el resultado electoral de noviembre próximo”, señaló Rivas.

Elecciones

Durante el intercambio con los corresponsales extranjeros, Rivas aseguró que cada vez que hay elecciones en Nicaragua “parece que se va a elegir al Presidente del mundo”, porque siempre llega una cantidad de observadores/acompañadores electorales “que es el doble de las JRV (Juntas Receptoras de Voto) que hay en el país”.
Cuatro alianzas¹ y un partido participarán en la contienda electoral, en la que 3.4 millones de nicaragüenses podrán ejercer su voto (el 78.5 por ciento del Registro Electoral) en las más de 13 mil JRV que se instalarán en todo el país. El CSE espera una participación cercana al 85 por ciento del padrón electoral, es decir unos 2.8 millones de ciudadanos mayores de 16 años.

Uno de los elementos que han caracterizado las protestas de las fuerzas de oposiciones en el país ha sido la supuesta falta y partidarización de la cedulación. De acuerdo con Rivas, en el último año y medio se han entregado 425 mil nuevas cédulas de identidad, “sin distingo de colores políticos, porque si todas fueran para los sandinistas la oposición debería estar muy preocupada”, bromeó.

Las alianzas y partidos políticos en contienda podrán nombrar un total de 132 mil entre fiscales y representantes legales, que estarán presentes en las JRV. Sin embargo, no todas las fuerzas políticas tienen los recursos humanos, logísticos y financieros para cubrir las más de 13 mil JRV.

Observación

Con respecto al tema de la observación electoral, Rivas explicó que el Reglamento de Acompañamiento Electoral emitido por el CSE es solamente un documento marco, y volvió a garantizar la libertad de movimiento y acceso a los lugares de votación para todos los observadores, así como su derecho de dar a conocer un informe final.

Hasta el momento, el CSE ha firmado convenios de observación/acompañamiento electoral con la UE (Unión Europea), el CEELA (Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica), el CNU (Consejo Nacional de Universidades) y próximamente lo hará con la OEA (Organización de Estados Americanos).

Mientras tanto, el magistrado presidente rechazó los señalamientos hechos por diferentes organizaciones de observación electoral, entre ellos el Centro Carter y Hagamos Democracia, acerca de supuestas limitaciones al trabajo de observación, a raíz de la aprobación del Reglamento de Acompañamiento.

Vale la pena recordar que Hagamos Democracia fue la única organización que observó y legitimó el fraudolento proceso electoral de 2009 en Honduras, en medio de un golpe de Estado que derrocó al presidente legítimo Manuel Zelaya, y de un gobierno de facto que ningún país al mundo se atrevió a reconocer.

Finalmente, Rivas desestimó las protestas que casi a diario se dan frente a las instalciones del CSE. “Son pequeños grupos que no pasan de 30-50 personas, y que siguen protestando por temas ya desgastados que han sido debidamente aclarados jurídicamente por la máxima autoridad judicial”.

También negó la posibilidad de que puedan calentarse los ánimos e invitó a los candidatos que hablan de fraude electoral y de posibles brotes de violencia, como es el caso de Fabio Gadea Mantilla, a preocuparse por hacer una campaña propositiva y no negativa. “Quien tiene una visión negativa no creo que pueda estar esperando buenos resultados electorales”, concluyó Rivas.


Notas:
¹Alianza Unida Nicaragua Triunfa (Daniel Ortega), Alianza GANA PLC y PC (Arnoldo Alemán), Alianza PLI-UNE (Fabio Gadea Mantilla), Partido ALN (Enrique Quiñonez) y Alianza APRE (Róger Guevara.)


Blog del autor: http://nicaraguaymasespanol.blogspot.com/2011/09/nicaragua-presidente-del-cse-senala.html

 

Contrainjerencia

Comentar este post