"Nunca digas este cura no es mi padre".

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Este cura es tu padre

El Tribunal Supremo ratifica la filiación de la hija ilegítima de un sacerdote ya fallecido

P. DÍAZ / D. AYLLÓN MADRID 17/10/2011 

Las pruebas de ADN revelaron que el párroco era el progenitor con un 94,45% de probabilidad. ángel navarrete

Las pruebas de ADN revelaron que el párroco era el progenitor con un 94,45% de probabilidad. ángel navarrete 

"Nunca digas este cura no es mi padre". Este proverbio del refranero español podría resumir a la perfección la historia de Belinda (nombre ficticio), una mujer malagueña que con 40 años descubrió que su padre no era el marido de su madre, sino un sacerdote amigo de la familia.

Fue su propia madre quien le confesó su origen y desde entonces Belinda no ha cesado en su empeño por demostrar la versión de su progenitora. Hace tan sólo unas semanas, el Tribunal Supremo (TS) ratificó una sentencia de la Audiencia Provincial de Málaga en la que se consideraba probado que el cura don Olegario (nombre ficticio) era su verdadero padre.


Once sobrinos del párroco recurrieron las sentencias

anteriores a la del TS


Hasta llegar a ese momento, el proceso judicial duró más de cinco años. Durante este tiempo, el párroco falleció y fueron sus herederos (11 sobrinos) quienes recurrieron la primera sentencia una y otra vez. Y no es de extrañar, ya que al haberse confirmado la filiación de Belinda con don Olegario, según la normativa española, esta tendría derecho a percibir parte de la herencia del fallecido.

Relación probada

Todos los tribunales por los que ha pasado el caso han considerado que la relación parental entre demandante y demandado estaba suficientemente probada. Don Olegario "es el padre biológico extramatrimonial" de Belinda, concluyó el Juzgado de Primera Instancia número 16 de Málaga, que fue el primero en dictar sentencia, el 14 de enero de 2005.


La mujer podría tener derecho ahora a recibir

parte de la herencia


Después, fue la Audiencia Provincial de Málaga la que desestimó, en 2009, el recurso de los sobrinos del cura. "La prueba biológica [a la que tanto el párroco como el padre legal de Belinda se sometieron voluntariamente] arroja dos conclusiones contundentes: el marido de la madre queda excluido con una certeza del 100% como padre biológico de la actora [Belinda] y la probabilidad de paternidad del demandado [Olegario] es del 94,45%", expone el documento de la sentencia.

Difícil confesión

Además, la Audiencia Provincial reconoció la valentía de la madre de Belinda al atreverse a confesar su infidelidad con un sacerdote. "Es una manifestación no fácil para una mujer que lleva casada con su marido [que consta como progenitor de Belinda en el Registro Civil] desde el año 1965", manifestó el tribunal.

Por último, ya en octubre de 2011, el Supremo desestimó un nuevo recurso de los sobrinos herederos del párroco. Ellos alegaron que las pruebas de ADN revelaron una paternidad "probable" pero no probada, ya que, según cierta jurisprudencia, para considerarse como tal la probabilidad debería superar el 99,73%. Sin embargo, el Alto Tribunal desestimó este motivo y ratificó la sentencia de la Audiencia Provincial, que "valoró los resultados de las pruebas biológicas y tuvo en cuenta otros elementos como la absoluta exclusión de la paternidad matrimonial, que descartó al 100%, y la declaración de la madre, entre otras", concluye la resolución.

 

Publico.png

Comentar este post